Archivada la querella de víctimas del franquismo contra Rafael Hernando

El diputado del PP sugirió que solo se acordaban de sus familiares cuando había subvenciones El Supremo considera que no fueron "expresiones vejatorias" y las amparan la libertad de expresión

El diputado del PP Rafael Hernando.
El diputado del PP Rafael Hernando.ULY MARTÍN

El Tribunal Supremo no ha admitido a trámite la querella presentada por víctimas del franquismo contra el diputado del PP Rafael Hernando por injurias. El parlamentario insinuó en 13 TV el pasado 4 de noviembre que algunos familiares de víctimas del franquismo solo se acordaban de sus padres desaparecidos durante la Guerra Civil y la dictadura cuando había subvenciones. Los denunciantes pedían que fuera condenado a realizar trabajos en beneficio de la comunidad y a acudir como voluntario durante cinco días a la exhumación de una fosa y al pago de 1.000 euros para financiar pruebas de ADN de los restos de fusilados recuperados en los enterramientos clandestinos.

El alto tribunal ha decidido archivar la querella al considerar que la declaración de Hernando en el citado canal de televisión "no contiene expresión vejatoria". El Supremo estima que sus declaraciones "quedan amparadas por la libertad de expresión, pues en ellas se cobijan críticas inofensivas o indiferentes".

La querella fue presentada en nombre de la asociación por Ascensión Mendieta, que cumplió 88 años a bordo de un avión con destino a Buenos Aires para pedirle a la justicia argentina ayuda para exhumar los restos de su padre, Timoteo, fusilado cuando ella tenía 13 años y arrojado a una fosa común en Guadalajara con otros 16 hombres.

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), que ha ayudado a miles de familiares de desaparecidos a recuperar sus restos, ha anunciado que presentará un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional. Considera que Hernando "difamó" a los descendientes de las víctimas "del delito más grave que se puede cometer contra un ser humano: secuestrarlo, torturarlo, asesinarlo y hacer desaparecer su cadáver”.

La ARMH inició en el año 2000, sin ningún tipo de subvención, los trabajos de localización y apertura de fosas del franquismo. En 2007, con la aplicación de la ley de memoria histórica, el Gobierno empezó a destinar una partida presupuestaria para las exhumaciones, que en ningún caso, recuerdan, fueron a parar a la cuenta corriente del familiar de un desaparecido, sino a sufragar los trabajos de la exhumación. Esas ayudas se entregaron hasta 2011. El Gobierno del PP ha reducido a cero esas partidas y derogado de facto la ley de memoria histórica.

"La afirmación de Hernando puede considerarse además discriminatoria por el hecho de que las víctimas del terrorismo han recibido indemnizaciones del Estado, mientras que decenas de miles de hijos e hijas de los desaparecidos por la represión de la dictadura no han recibido ni siquiera la ayuda básica del Estado para poder enterrar dignamente a sus seres queridos", denuncia la ARMH. 

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Natalia Junquera

Reportera de la sección de España desde 2006. Los jueves publica una columna en Madrid, Kilómetro cero. Durante la semana comenta las redes sociales en Anatomía de Twitter y realiza entrevistas para la serie Conversaciones a la contra. Especialista en memoria histórica, ha escrito dos libros, Valientes y Vidas Robadas (Aguilar).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS