Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda desmiente la versión de Mato sobre los regalos de la trama Gürtel

La cantidad no declarada a Hacienda no supera el límite para considerarlo delito

La Agencia Tributaria revela que Mato recibió medio millón en regalos.

Los inspectores de la Agencia Tributaria que auxilian al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz en el caso Gürtel emitieron ayer un informe que deja en entredicho la versión de la ministra de Sanidad, Ana Mato, sobre los supuestos regalos, en forma de dinero, organización de celebraciones y viajes, que recibió su familia de la trama corrupta encabezada por Francisco Correa. Los expertos de la Organización Nacional para la Investigación del Fraude (ONIF), del Ministerio de Hacienda, sostienen que Jesús Sepúlveda, exalcalde de Pozuelo de Alarcón (Madrid) y exesposo de Mato, percibió de la trama Gürtel entre 2000 y 2005 un total de 546.457 euros en “entregas de dinero, viajes y otras prestaciones en su favor o en el de miembros de su familia”.

Esta versión, contenida en el cuarto informe de la Agencia Tributaria sobre Sepúlveda, contradice las manifestaciones de la exministra a EL PAÍS sobre estas supuestas prestaciones, que fueron puestas de manifiesto en un atestado policial. El 5 de febrero de 2013, Mato, en una entrevista con este periódico por cuestionario y sin posibilidad de ser repreguntada, respondió así a la cuestión sobre quién pagó los viajes de su familia a destinos como Jerez, Mallorca, París o Dublín, que la policía atribuye a la trama de Correa: “Como le he dicho, los viajes familiares con mis hijos los pagábamos mi exmarido, Jesús Sepúlveda, o yo misma”, dijo.

Hacienda, en la misma línea de la policía, considera que estos viajes familiares fueron abonados por las sociedades de Francisco Correa. En su informe, los inspectores tributarios constatan que entre los años 2002 y 2005 Sepúlveda cobró en sobres de dinero negro 477.090 euros, a razón de unos 6.000 euros mensuales. Sin embargo, las cuotas tributarias defraudadas al no declarar estos ingresos al fisco no superan el límite de 120.000 euros al año, umbral en el que la defraudación fiscal se convierte en delito. El exalcalde de Pozuelo está imputado por asociación ilícita, cohecho, tráfico de influencias, falsedad y blanqueo de capitales.

El informe detalla que la empresa Pasadena Viajes, del entramado de Correa, sufragó a Sepúlveda “y su familia” una serie de desplazamientos sobre los que existen “indicios” de que no fueron pagados por sus “destinatarios”. Entre estos figuran un desplazamiento a Dublín para Ana Mato y su hijo Borja y otros con destino a Quito (Ecuador), Ginebra (Suiza), Disneyland-París (Francia), Santiago de Compostela, Jerez, Santa Cruz de Tenerife, Murcia, Barcelona y Alicante. El valor total de estos desplazamientos asciende a 50.331 euros.

El informe también refleja que la trama pagó en 2001 los 669 euros que costó la fiesta celebrada por el quinto cumpleaños de una hija de Sepúlveda y Mato y la comunión de la menor, con un coste de 1.832 euros; y otro evento organizado por su cumpleaños, que ascendió, en este caso, a 2.420 euros.

La ONIF también refiere la compra, por parte de la sociedad de la trama Special Events, de un regalo que fue registrado en 2003 con la anotación “obsequio Louis Vuitton Ana Mato” por importe de 610 euros. Sin embargo, la ONIF señala que esta entrega debería computarse fiscalmente al exalcalde de Pozuelo. “Se ha de suponer que la organización de Correa tuvo esta atención con ella por la relación que mantiene la trama con Sepúlveda”, explica. En aquella época, Mato era senadora y, según Pablo Crespo, número dos de la trama corrupta, era la persona encargada en el partido de la organización de las campañas electorales.

El informe, que fue solicitado por el juez a los inspectores de Hacienda el pasado 29 de abril, hace referencia a los años 2000 a 2005, periodo en el que la actual ministra de Sanidad y el exalcalde de Pozuelo seguían siendo matrimonio, aunque según Mato, en 2000 se habían separado de hecho.

El cuarto informe emitido por la Agencia Tributaria sobre Sepúlveda, considera probado que la trama corrupta liderada por Francisco Correa “también pagó gastos de la campaña electoral” del PP de Pozuelo en las elecciones municipales de 2003. Estos importes, según las conclusiones de los inspectores de Hacienda, “no pueden tener consecuencias fiscales para Sepúlveda sin perjuicio de las que puedan existir a efectos de otros delitos, o para otras personas o entidades”.

El análisis de los técnicos, de 382 páginas que incluyen anexos documentales, concluye que la empresa Constructora Hispánica pagó comisiones a Correa y que “la contratación del Ayuntamiento de Pozuelo con sociedades de Correa se manipuló y ocultó parcialmente por medio de empresas interpuestas”.

El valor de lo recibido por Sepúlveda de la trama Gürtel asciende a 546.457 euros, de los que 477.090 corresponden a entregas en metálico y el resto a regalos en forma de viajes, fiestas familiares y otros conceptos, según el equipo de la Organización Nacional para la Investigación del Fraude (ONIF). En esta cantidad no se incluyen las cantidades pagadas para financiar la campaña electoral del exalcalde de Pozuelo en 2003. “Las cantidades percibidas están muy lejos de poder generar una cuota por IRPF presuntamente defraudada superior a 120.000 euros”, constatan los técnicos tributarios.

Además, en las bases de datos que maneja Hacienda constan cuatro vehículos –un BMW 523-i, un Jaguar, un Jeep Grand Cherokee y un Range Rover- por valor total en alquiler con opción a compra de 124.659 euros.