La Audiencia Nacional verá el 3 de abril la extradición del excapitán Muñecas

La juez argentina María Servini reclama al ex guardia civil golpista por torturar a un miembro de ETA durante el franquismo

La Audiencia Nacional celebrará el próximo 3 de abril la vista sobre la extradición a Argentina del excapitán de la Guardia Civil Jesús Muñecas Aguilar, reclamado por la juez argentina María Servini por un delito de torturas durante el franquismo. Muñecas, condenado a cinco años de prisión por su implicación en el golpe de estado del 23 de febrero de 1981, está acusado en una querella presentada en el país sudamericano por torturar al miembro de ETA ya fallecido Andoni Arrizabalaba en el cuartel de Zarautz (Gipuzkoa) entre 1968 y 1969.

La extradición fue solicitada por la juez Servini, junto con la del expolicía Juan Antonio González Pacheco, alias Billy el Niño, acusado de 13 delitos de torturas, el pasado 18 de septiembre. La vista de extradición de Muñecas se celebrará en la Sección Tercera de la Sala de lo Penal, presidida por Alfonso Guevara. Una semana más tarde, el 10 de abril, se celebrará la vista de extradición de Billy el Niño. Ambos agentes están sometidos a medidas cautelares por orden del juez de la Audiencia Pablo Ruz. Concretamente este magistrado les retiró el pasaporte y les obligó a comparecer semanalmente ante el juzgado más cercano a su domicilio para evitar su fuga.

Sin embargo, es difícil que los jueces españoles vayan más lejos, ya que el alcance penal de los hechos de los que Argentina acusa a los agentes puede estar borrado por la Ley de Amnistía de 1977, según varias fuentes jurídicas.

El pasado 5 de diciembre, Ruz Ruz citó a Pacheco y Muñecas para un mero trámite de los procesos de extradición: preguntar a los reclamados si desean ser entregados a Argentina. Como era de esperar, ambos rechazaron ser puestos a disposición de la juez Servini, que ha abierto en Buenos Aires una causa sobre las torturas durante el franquismo. Esta negativa implica que la causa pasará directamente a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que deberá celebrar una vista de extradición. Es en este acto donde las defensas de los exagentes podrán invocar la Ley de Amnistía para evitar la entrega de sus clientes. En el caso, que fuentes jurídicas ven poco probable, de que la Audiencia aceptara la extradición, la última palabra correspondería al Consejo de Ministros, que podría vetarla. Por el contrario, si los magistrados de la sala de lo Penal rechazaran la entrega, esta no podría llevarse a efecto en ningún caso.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Fernando J. Pérez

Es redactor y editor en la sección de España, con especialización en tribunales. Desde 2006 trabaja en EL PAÍS, primero en la delegación de Málaga y, desde 2013, en la redacción central. Es licenciado en Traducción y en Comunicación Audiovisual, y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS