Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“El separatismo rompe la convivencia”

Margallo envía a embajadas y consulados un informe de 210 páginas sobre Cataluña

El Gobierno está convencido de que juntos "ganamos todos y separados perdemos”

“Nunca, desde la recuperación de las libertades, la sociedad catalana había vivido episodios de desgarro, fractura social y riesgo de enfrentamiento como hoy. [...] La opción independentista provoca el desconcierto y consternación del conjunto de la sociedad española, incluida gran parte de la catalana. [...] La independencia entraña un empobrecimiento económico seguro [...] La vocación europeísta de Cataluña se vería truncada [...] No existe emancipación ninguna en considerar, a estas alturas del siglo XXI, como hacen los separatistas, que el hecho de convertir en extranjero al conciudadano es la solución para su bienestar [...] Quienes ponen en riesgo la voluntad de concordia son aquellos que fomentan un proyecto político que no quiere contar con el otro sino prescindir de él, un proyecto que no pretende mantener el bien de la convivencia, sino que persigue la separación, entroncando con los momentos más graves de nuestra historia reciente [...] El Gobierno está convencido de que juntos ganamos todos y separados todos perdemos”.

Las frases anteriores pertenecen a un documento titulado Por la convivencia democrática que el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación ha remitido a las 129 embajadas (11 multilaterales) y 92 consulados que España tiene en todo el mundo. Se trata de que los diplomáticos españoles dispongan de una sólida batería argumental para responder, en encuentros informales, entrevistas con los medios de comunicación o seminarios, al reto soberanista lanzado por las instituciones catalanas.

Es habitual que Exteriores remita a las representaciones diplomáticas argumentarios sobre temas de actualidad —desde la reforma laboral al conflicto sirio—, para que sus responsables conozcan de primera mano la posición del Gobierno y se ciñan a la misma. Pero esos telegramas raramente sobrepasan un par de folios, mientras que el documento sobre Cataluña ocupa 210 páginas y la idea es ampliarlo y actualizarlo a medida que lo exijan las circunstancias.

Nunca la sociedad catalana ha vivido desgarro y fractura social como ahora

El informe, un manual en forma de preguntas y respuestas, inspirado en la campaña Stronger Together (Más fuertes juntos) con la que el británico David Cameron espera ganar el referéndum sobre la independencia de Escocia, consta de un breve texto general y seis anexos en los que se analiza desde distintos ángulos (político, jurídico, cultural o económico) la cuestión catalana.

La tesis central del texto, salpicado de citas —en su mayoría de autores catalanes, pero también del resto de España y del extranjero— es que el separatismo no es una opción democrática, sino que representa por el contrario la ruptura del marco de concordia y convivencia que los españoles se dieron en la transición, cuando decidieron resolver sus diferencias a través del diálogo y el pacto. “Cuando se propone una acción política unilateral que lo que persigue es el fin de la convivencia, es impropio hablar de un principio democrático”, argumenta.

Frente a la estrategia del presidente catalán Artur Mas de presentarse como un adalid del diálogo en contraposición a la cerril intransigencia de Madrid, Exteriores subraya la política de mano tendida de Mariano Rajoy, “sin fecha de caducidad”, cuyo único límite es la lealtad; esto es, el respeto a la ley. “Es incongruente acusar al Gobierno de nula voluntad de diálogo con quienes promueven un proyecto que quiere poner fin al diálogo”.

El informe lleva más de un año elaborándose, con aportaciones de distintos departamentos y expertos, pero el ministro José Manuel García-Margallo ha decidido distribuirlo después de que los partidos nacionalistas pusieran fecha y pregunta al anunciado referéndum. “Han pasado a una segunda fase, la internacionalización, y no podíamos quedarnos de brazos cruzados”, alegan fuentes gubernamentales.

Estos son algunos párrafos destacados del manual:

La Constitución:La Constitución no es un ídolo ni un arcano [pero] encarna lo mejor que hemos hecho todos juntos. La ratificación popular de la Constitución alcanzó el 91,9% de los sufragios en Cataluña, con un 68% de participación. Nunca los ciudadanos de Cataluña han superado ese grado de participación y apoyo a ninguna otra norma”.

Reforma constitucional:Aunque evidentemente es posible reformar la Constitución, el cauce es complejo en todos los países, también en España. [...] Una reforma constitucional que conlleve un cambio sustancial del modelo de Estado ha de ser el producto de una decisión del pueblo español, titular de la soberanía nacional, y de acuerdo con los procedimientos previstos en la propia Constitución”.

Autogobierno catalán: “Se puede afirmar, con todo rigor histórico, que nunca Cataluña, en su historia democrática, ha alcanzado mayor grado de autogobierno en todos los ámbitos, político, económico y cultural, [...] como el día en que, en virtud de la Constitución y el Estatuto, Cataluña recuperó sus instituciones de autogobierno”.

España contra Cataluña: “No existe ningún enfrentamiento del Estado español con Cataluña sino la discrepancia habitual en la vida política, como en cualquier otra democracia. [...] El movimiento simétrico al independentista es el expulsionista; el de aquellos que quieren romper con Cataluña. expulsarla de España. Es este un movimiento también en alza y así mismo empobrecedor y regresivo. [Pero] ambos son afortunadamente minoritarios. La mayoría apuesta por la concordia”.

Derecho internacional: "El principio de integridad territorial del Estado constituye un elemento básico del Derecho Internacional. El derecho de autodeterminación de los pueblos solo está permitido cuando se den unos supuestos muy precisos: antiguas colonias, pueblos oprimidos y violaciones masivas y flagrantes de los derechos humanos. Ante estas prescripciones, los separatistas intentan presentar a España como un país colonial y totalitario, que solo por la fuerza mantiene prisioneros a algunos de sus ciudadanos. Solo si se persuade a la sociedad internacional de que esa es la verdadera realidad de España podrá, a su juicio, lograrse la autodeterminación conforme a derecho”.

Fuera de la UE:Una Cataluña independiente quedaría ipso facto fuera de la Unión Europea. Sería, a todos los efectos, un nuevo Estado que habría de someterse al procedimiento de adhesión. Su ingreso debería ser aprobado por unanimidad; es decir, cualquiera de los actuales 28 Estados miembros tendría derecho de veto. A la luz de los precedentes, las negociaciones podrían llevar años. Mientras tanto, los ciudadanos del nuevo Estado, sus nacionales, no gozarían, salvo casos de doble nacionalidad, de la nacionalidad de ningún Estado de la Unión y por ende tampoco del estatuto de ciudadanía europea”.

Manual de uso

Por la convivencia democrática” es el título del manual que el Ministerio de Asuntos Exteriores ha remitido a las 118 embajadas bilaterales, 10 multilaterales y más de 90 consulados que España tiene en el mundo.

El objetivo del documento es que los diplomáticos dispongan de una sólida batería argumental cuando deban abordar el reto soberanista catalán en entrevistas, declaraciones públicas o seminarios.

El texto ocupa 210 páginas y se estructura en una introducción general, de 10 folios, y seis anexos. Estos son sus títulos: 1. Aspectos jurídicos y constitucionales. 2. Marco jurídico internacional. 3. Aspectos históricos y culturales. 4. Sobre la lealtad a los ciudadanos y las instituciones. 5. Aspectos económicos. 6. Por la concordia, frente a la voluntad de no convivir: exigencias de la ética cívica.

Más información