Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP veta la comparecencia de Rajoy por los “indicios” del juez sobre las cuentas b

Alonso (PP): "En España no ha aumentado la corrupción sino el conocimiento de la corrupción"

El portavoz del PP reprocha al PSOE que no preguntara la semana pasada

Rubalcaba sí pidió al presidente que diera explicaciones

El portavoz parlamentario del PP, Alfonso Alonso (a la izquierda), y la del PSOE, Soraya Rodríguez (a la derecha), junto a varios visitantes del Congreso. EFE

El forcejeo esporádico en el Congreso sobre el caso Bárcenas continúa. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no vendrá al Congreso para explicar "los indicios" que el juez Pablo Ruz ha encontrado de contabilidad b en el PP porque los populares han rechazado la petición del PSOE de que se produjera esta comparecencia. "Podrían haber preguntado al presidente la semana pasada y no lo hicieron; a veces parece que los socialistas presentan iniciativas para que les digan que no", ha zanjado el portavoz del Grupo Popular, Alfonso Alonso. El mal lugar que ocupa España sobre limpieza y transparencia democrática, según la ONG Transparencia Internacional, ha servido también para el reproche. El PP se defiende: la corrupción no ha aumentado sino que los casos que había están aflorando.

Pero el principal rifirrafe en la Junta de Portavoces del Congreso se ha producido por el intento baldío del PSOE de que el presidente del Gobierno acuda al Congreso para explicar el contenido del último auto del juez Ruz. ¿Por qué no preguntaron la semana pasada?, ha planteado el PP. La realidad no es exactamente así, ya que el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, incluyó la semana pasada de manera colateral preguntas al presidente sobre este asunto. En el orden del día la pregunta de Rubalcaba al presidente era en torno a la evolución de los salarios, pero metió los sobresueldos.

"Usted ha hablado mucho de la herencia recibida y le molesta hablar de la suya; explíquenos la contabilidad b de su partido. Explíquenos la herencia que ha recibido Mariano Rajoy del presidente del PP, Mariano Rajoy", le dijo Rubalcaba, que remató: "Ustedes aplican la ley del embudo, recortes para los trabajadores y para los sueldos más bajos, y generosos sobresueldos en b en su partido". El presidente no se dio por aludido sobre la contabilidad de su partido y respondió sobre los salarios de los españoles. La portavoz socialista, Soraya Rodríguez, ha afirmado este martes, tras la negativa del PP, que no se dan por vencidos y seguirán en su exigencia de explicaciones al presidente.

Sobre corrupción sí ha querido precisar algunos extremos el portavoz del Grupo Popular, Alfonso Alonso, después de que la ONG alemana Transparencia Internacional coloque a España un 59 sobre un máximo de 100. "En España no ha aumentado la corrupción, sino el conocimiento de la corrupción", ha opinado Alonso al señalar que los casos que están aflorando no son actuales sino "del pasado". Lo que hay que hacer es "combatirlo" y en ese afán está el Gobierno con su anuncio de un paquete de medidas de regeneración democrática. No servirán de mucho, ha replicado la portavoz socialista, si el esquema del debate no es más abierto no solo a los grupos políticos sino también a las organizaciones cívicas para que aporten su opinión, como ha ocurrido con la Ley de Transparencia. No le ha puesto paños calientes Alonso a la existencia de la corrupción de presente o de pasado porque los hechos son "graves" y "hay que combatirlos".

La primera reunión para abordar el calendario y el procedimiento de discusión de esas futuras leyes anticorrupción se celebró la semana pasada pero no empezó bien. El PSOE se ausentó por razones de forma, al ser convocados con poco tiempo, pero también de fondo. ¿Sin hablar de Bárcenas?. Las objeciones las coloca también Izquierda Plural, según expresa su portavoz parlamentario, José Luis Centella. "No se puede abordar el futuro sin haber hecho frente al pasado y el PP quiere un borrón y cuenta nueva. Así no puede ser", ha concluido.

Más información