Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Castro citará de nuevo a Camps tras no dar con él ni en casa ni en el móvil

La Policía Judicial se personó varias veces en el domicilio de Camps y le llamó por teléfono

El expresidente valenciano, que debía declarar por Nóos, afirma que estuvo en casa

 ATLAS

El juez José Castro citará de nuevo al expresidente de la Generalitat Francisco Camps para declarar como testigo en el caso Nóos después de que durante el pasado fin de semana la Policía Judicial no haya logrado encontrarle en su casa ni contactar con él por teléfono.

Los agentes acudieron en varias ocasiones el sábado al domicilio de Camps en Valencia sin conseguir ponerse en contacto con él para que testificara por escrito en presencia de la secretaria del Juzgado de Instrucción 3 de Palma, que investiga la supuesta trama de corrupción en torno al Instituto Nóos. Además, nadie respondió al teléfono que Camps facilitó al juzgado para localizarle, a pesar de que se le realizaron numerosas llamadas.

El expresidente valenciano facilitó al juzgado un móvil del Consell Jurídic Consultiu (CJC), organismo del que es miembro y desde el que esta mañana han respondido a las llamadas perdidas, según ha confirmado el Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares. Durante el fin de semana nadie contestó. Para las notificaciones escritas, el expresidente también dejó la dirección de la institución consultiva, que está cerrada los fines de semana.

La Policía Judicial, no obstante, se personó también varias veces en su domicilio para que declarara el domingo por escrito como testigo en el caso Nóos. Además, el sábado, tanto la prensa como la radio y la televisión dieron la noticia de que el juzgado no era capaz de localizar a Camps. El expresidente, sin embargo, afirma que ha pasado los dos días en su casa "haciendo vida normal".

Según han explicado fuentes judiciales, el Juzgado de Instrucción número 3 de Palma intentó notificarle la fecha de su declaración en su vivienda y no a la sede del CJC, cerrado en fin de semana. En las diligencias consta que la Policía acudió varias veces a su casa, así como la hora de la llamada que se le hizo a su domicilio, al número que él proporcionó al juzgado. Finalmente, Camps esquivó la citación, ya que el órgano judicial pospuso la declaración al no poder contactarle.

A petición del fiscal y para no dilatar más las actuaciones del sumario, el juzgado decidió que Camps contestase este domingo por escrito y en presencia de la secretaria judicial a las preguntas redactadas por el juez José Castro, las acusaciones y las partes.

Castro tomó declaración el viernes y el sábado a varios testigos, entre ellos la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, pero no pudo interrogar a Camps porque este se acogió a su derecho como expresidente a contestar por escrito. 

La citación de Camps y Barberá para que fueran interrogados como testigos es fruto de una petición del sindicato Manos Limpias, que realizó la solicitud después de que el Tribunal Superior de Justicia valenciano (TSJCV) decidiera que no había indicios suficientes para imputar a los dos políticos valencianos por la contratación del Instituto Nóos de Iñaki Urdangarin, que cobró 3,5 millones de euros por la organización de unas jornadas llamadas Valencia Summit y por el proyecto de unos Juegos Europeos que no llegaron a realizarse.

El presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, ha asegurado este lunes que no cree que haya habido una conducta "censurable" en el exjefe del Consejo Francisco Camps, quien se acogió a su prerrogativa a declarar por escrito en el caso Nóos y cuya declaración como testigo fue pospuesta por el juez José Castro después de que entre este sábado y domingo no pudiera ponerse en contacto con él. Fabra ha asegurado que la actitud de su predecesor es "de colaborar".