Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno impedirá los homenajes y Sortu moderará a sus bases

La principal preocupación del Ejecutivo es la reacción de las víctimas

Los 61 afectados llevan en prisión una media de 25 años

ATLAS

La anulación de la doctrina Parot  provocará la excarcelación de 61 presos terroristas (sobre todo etarras) en una primera fase y otros 76 más adelante, así como una quincena de presos condenados por otros delitos muy graves. Dicha anulación afecta a la cuarta parte de los presos etarras.

El Ministerio del Interior admite que su preocupación no radica en el regreso al terrorismo de los excarcelados. Está convencido de que ninguno reincidirá y que ETA no volverá a empuñar las armas. Como no volvió ETA político-militar tras terminar en 1982, así como ninguno de sus militantes. Su preocupación radica en algunos presos peligrosos, como violadores, que sí podrían reincidir.

El Gobierno está especialmente preocupado por la repercusión que la salida de los reclusos tenga en el ánimo de las víctimas del terrorismo y va a evitar cualquier tipo de homenaje público o exaltación de los excarcelados. “El Gobierno permanecerá vigilante y no permitirá ningún acto de enaltecimiento del terrorismo por respeto a las víctimas y a la ley. Habrá tolerancia cero”, señalan fuentes de Interior. Hoy se reunirán los ministros de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, e Interior, Jorge Fernández, con la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT).

También está preocupada la izquierda abertzale por la gestión de la excarcelación de los etarras. No quiere correr el riesgo de una acusación de enaltecimiento del terrorismo si llegaran a proliferar los homenajes públicos a los etarras que recobren la libertad.

La detención hace tres semanas de 18 miembros de Herrira, asociación de ayuda a los presos, posteriormente liberados por el juez por la inconsistencia de las pruebas contra ellos, la interpretó la izquierda  abertzale como un aviso del Gobierno ante la previsible anulación de la doctrina Parot. La izquierda abertzale cree que el Gobierno está dispuesto a ilegalizarla si encuentra argumentos para acusarla de enaltecer el terrorismo.

El Gobierno teme el escándalo que puede provocar que entre los excarcelados figuren etarras que participaron en los atentados más sangrientos de la banda, tales como Domingo Troitiño, autor del atentado contra el Hipercor de Barcelona, en 1987, con 21 muertos. Este salió de prisión en abril de 2011 pero se le aplicó la doctrina Parot tras su excarcelación a petición de la fiscalía. Fue detenido en Londres en junio de 2012. También figuran José Antonio López, Kubati, condenado por el asesinato de Yoyes o históricos como Isidro Garalde, Mamarru.

La inmensa mayoría eran terroristas en la etapa más sangrienta de ETA (los años ochenta del siglo pasado). Y también la inmensa mayoría de los que podrían ser excarcelados han cumplido más de 25 años de pena. Uno de ellos, Juan Manuel Piriz, condenado por un asesinato, está preso desde 1984 y el que menos, Ramón Uribe, por intento de asesinato, desde 1994. Incluso, algunos están acogidos a la reinserción por la vía Nanclares, como Fernando Luis de Astarloa, Luis Lizarralde y Antonio Alza. También figuran algunos críticos con el terrorismo, como Ignacio Aracama.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información