Montoro abre la puerta al déficit a la carta para las comunidades en otros años

Cataluña, Andalucía, Asturias y Canarias rechazan el reparto de Hacienda

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.JUANJO MARTíN (EFE)

El Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, tiene abierto un frente con las comunidades. Los Gobiernos autonómicos andan a la gresca por el reparto del déficit a la carta que pretende impulsar el Ejecutivo central para este año para aliviar la delicada situación de la Comunidad valenciana, Murcia, Baleares y sobre todo para suavizar la cuestión catalana.

El ministro ha abierto la puerta este jueves a extender el déficit diferenciado para cada territorio a próximos años. “He tenido la oportunidad de trasladar a los consejeros esa posibilidad en función de cómo se plasme la experiencia de este año”, ha asegurado.

El Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), el órgano de interlocución entre el Ministerio de Hacienda y los consejeros de finanzas regionales, celebrado este jueves ha servido de aperitivo para medir las fuerzas entre las comunidades para fijar los criterios de este reparto.

En el cónclave se han convalidado los objetivos presupuestarios globales para el periodo 2013-2016. Una decena de comunidades, gobernadas por el PP, han votado a favor de la propuesta de Hacienda de fijar el techo global de déficit en el 1,3% del PIB para este año. El techo de deuda establecido por Montoro para las Administraciones regionales queda en el 19,1% para este año.

Otro bloque de comunidades, Cataluña (CIU), Andalucía (PSOE), Asturias (PSOE) y Canarias (CC) han votado en contra de la propuesta de Hacienda. Consideran que el reparto entre las administraciones es desigual y acusan al Estado de quedarse la mayor parte de la desviación presupuestaria permitida por Bruselas. El consejero catalán, Andreu Mas-Collel, ha propuesto elevar el déficit autonómico hasta el 2%, la misma proporción de gasto público que tienen las autonomías.

La misma fotografía se ha sucedido para los objetivos de déficit del resto de años hasta 2016. Hacienda ha fijado la meta de déficit para 2014 en el 1% y el techo de deuda en el 20% del PIB regional; para 2015, en el 0,7% y el 20,5%; y en 2016, en el 0,2% de déficit y el 20,3% de deuda. Todas las comunidades del PP han refrendado el plan de Montoro.

Pero la aparente unidad mostrada con la votación tiene los días contados. La gran batalla entre las comunidades se producirá en el próximo CPFF, que se celebrará a finales de julio. Entonces se tendrá que decidir los objetivos individuales que tendrá cada comunidad para 2013. Si el objetivo global es 1,3% como se ha votado este jueves, quiere decir que algunas tendrán una meta menor, lo que supone más ajustes, y otras un margen mayor, para las que andan más apuradas.

Aunque los consejeros del PP han mostrado la unidad al votar en bloque a la propuesta de Montoro, en privado muestran suspicacias ante el próximo reparto del déficit a la carta. La consejera popular de Castilla y León, Pilar del Olmo, ha expresado sus reticencias a los nuevos objetivos aunque ha votado a favor. Ha reclamado que el Estado ceda parte de su colchón a las comunidades. Los consejeros regionales negocian individualmente con Hacienda el objetivo presupuestario al que tendrán que ceñirse este año, según el ministro. Cada una busca un atajo para esquivar las exigencias del resto porque un mejor trato a una supone que otra tendrá que recortar más.

Las diferencias entre las comunidades se puso de manifiesto en la reunión preparatoria que mantuvieron antes del CPFF. Allí todas reclamaron a Hacienda que conceda las dos décimas de margen extra que Bruselas ha otorgado a España (la Comisión elevó el déficit para todas las administraciones del 6,3% que pedía el Gobierno al 6,5%). Pero Montoro solo ha concedido una de esas décimas que usará como comodín para la distribución individual que se aprobará a finales de julio cuando se producirá la gran batalla regional.

Más información
Bruselas da dos años más para el déficit
Montoro abre el debate con las comunidades para fijar un déficit distinto
El PSOE pide que se reparta al 50% el margen de déficit
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS