Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Verdades, mentiras y ruedas de prensa

Las supuestas verdades que defendió el portavoz del PP, Carlos Floriano, ante la prensa este lunes, se estrellan con los hechos acreditados por cuatro años de investigación judicial

 ELPAÍS-LIVE

Carlos Floriano, portavoz del PP, analizó este lunes, en apenas un minuto, cuatro años de instrucción del caso Gürtel, la más extensa trama de corrupción conocida en democracia, que ha dejado fuera de la política a dos decenas de altos cargos del PP en Ayuntamientos y comunidades autónomas, junto al que fue gerente y tesorero nacional del partido durante 20 años. Las supuestas verdades que defendió Floriano en la conferencia de prensa se estrellan con los hechos acreditados por cuatro años de investigación judicial.

1. “El PP siempre se ha financiado legalmente”. El cruce de los datos que el extesorero Luis Bárcenas escribió sobre su cuaderno —la supuesta caja b del PP— con la contabilidad oficial del partido ha permitido saber que el PP ingresó donaciones ilegales (de constructores que no podían aportar fondos, ya que contrataban con Administraciones públicas, y por valor superior a los 60.00 euros que permite la ley) y las troceó para ingresarlas en el banco de manera que el Tribunal de Cuentas no pudiera detectar la ilegalidad. Además, el exsecretario de Organización del PP gallego, Pablo Crespo, ha admitido ante el juez la entrega de 126.000 euros en efectivo —dinero negro, opaco al fisco— al entonces tesorero del PP, Álvaro Lapuerta.

2. “Primero se dijo que se repartían sobres con dinero negro y no era verdad”. El exdiputado nacional del PP Jaime Ignacio del Burgo ha reconocido ante notario y ante el juez que entregó dinero en efectivo en sobres al exconsejero navarro Calixto Ayesa tras la decisión adoptada por el presidente José María Aznar de compensar al dirigente autonómico para que pudiera dejar su negocio particular.

3. “Luego se dijo que en el PP hay sobresueldos”. La contabilidad oficial del partido ha demostrado que numerosos dirigentes que tenían un sueldo oficial como parlamentarios, y, por tanto, incompatibilidad para cobrar otra retribución sin autorización del Congreso, percibieron un sobresueldo —en muchos casos superior al oficial— justificado en un supuesto informe de un supuesto bufete de abogados con el que consultó Bárcenas. Esos sobresueldos se registraron en la contabilidad del partido como “gastos de representación”.

4. “Ahora dicen que cobramos más que nadie”. Del cotejo de las retribuciones declaradas al Congreso se extrae la conclusión de que los diputados que forman parte de la Ejecutiva del PP reciben más que nadie. De la contabilidad oficial del PP se concluye que tanto Aznar como Rajoy, en su etapa en la oposición, se embolsaron entre su sueldo de parlamentarios y sus sobresueldos como dirigentes del partido entre dos y tres veces más que el presidente socialista del Gobierno de entonces.

Más información