Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Santamaría apela al “sacrificio” de los políticos y del Estado

El Gobierno defiende la reforma como respuesta al “esfuerzo” de los ciudadanos

Cospedal y Santamaría observan los folletos de la campaña del PP sobre la reforma educativa.

Ha llegado la hora del “sacrificio” para los políticos y el Estado. Así resumió ayer Soraya Sáenz de Santamaría ante la cúpula del PP y los presidentes provinciales del partido la filosofía de la reforma de la Administración. Después de meses de recortes desde que Mariano Rajoy llegó a La Moncloa, la número dos del Ejecutivo admitió que la aplicación de este plan, con el que el Gobierno prevé ahorrar 2.146 millones al año, debe suponer una respuesta de las instituciones al “esfuerzo que están haciendo los ciudadanos”.

Este es el mensaje que, según fuentes asistentes a la reunión convocada en la sede nacional del PP, la vicepresidenta quiso lanzar a los cargos territoriales para que asuman que ahora les toca a los representantes y a los organismos públicos transmitir una imagen de austeridad. Santamaría, que comparecerá a petición propia en el Congreso de los Diputados para explicar la reforma, expuso el proyecto a los suyos y les pidió que defiendan este “trabajo inédito”, que supone un “esfuerzo titánico” de las Administraciones para reducir el gasto público.

Santamaría se dirigió a los presidentes provinciales antes de la secretaria general del PP. Aunque María Dolores de Cospedal centró su intervención en la defensa de la polémica ley Wert, cuestionada internamente y que preocupa especialmente a la cúpula de los populares, también se empleó en ensalzar el plan del Gobierno para eliminar duplicidades. Esgrimió pasajes del último informe del FMI que indirectamente avalan el proyecto de Rajoy, destacó el paquete de medidas fiscales, la ley de Transparencia y aseguró que el ahorro derivado de la reforma aprobada el viernes por el Consejo de Ministros —que recortará 57 organismos estatales y pone deberes a las comunidades— “se va a dedicar a la prestación de servicios públicos y a su mejora”.

Mientras el Gobierno y el PP se vuelcan en vender una de sus medidas estrella, la oposición lleva días alertando de que la reforma oculta un “modelo concreto de Estado” que favorecerá la privatización de servicios. Lo denunció ayer el exlehendakari y líder del PSE, Patxi López, al referirse a la reforma local. En su opinión, el Ejecutivo quiere “suprimir Ayuntamientos para quitarles sus competencias y privatizarlas”, informa Europa Press.

Cayo Lara, coordinador general de IU, fue más allá y tachó el plan de “absoluto despropósito”. “Quieren volver a recortar servicios y recortar democracia”, manifestó, utilizando “la excusa de evitar la duplicidad en las Administraciones”. El líder de IU señaló, además, directamente a Cospedal. “Nadan en la eterna contradicción; lo que quieren hacer, lo sabemos: se quieren cargar a los diputados de las comunidades y reducirlos a la mitad”, lamentó, en referencia a la reforma del sistema electoral en Castilla-La Mancha. Lo que Santamaría definió como “sacrificio” del Estado para Lara es, en definitiva, una destrucción de los derechos: “Quieren seguir socavando el Estado”.

Más información