La Agencia Tributaria considera que parte de la facturación de Nóos es falsa

Urdangarin dejó de desviar dinero público a la empresa que tenía con la infanta en 2007 El informe sugiere que muchas de las facturas cruzadas entre las distintas empresas son falsas

Iñaki Urdangarin a su llegada a los juzgados de Palma.
Iñaki Urdangarin a su llegada a los juzgados de Palma.efe

La Agencia Tributaria ha remitido al juez José Castro, instructor del caso Nóos, que mantiene imputado al yerno del Rey, Iñaki Urdangarin, por distintos delitos de corrupción, el informe sobre la facturación de dinero público a empresas privadas del marido de la infanta Cristina y de su socio, Diego Torres.

El informe sugiere que muchas de las facturas cruzadas entre las distintas empresas de Urdangarin y Torres no corresponden a servicios realizados y, por tanto, son falsas. “Entre las empresas que facturaban por servicios no prestados, la Agencia Tributaria señala a Aizoon, la empresa de Urdangarin y la infanta Cristina”, señala el documento.

Los técnicos de Hacienda señalan en su informe que durante 2005 y 2006, años en los que el Instituto Nóos, supuestamente sin ánimo de lucro, logró los principales contratos a dedo de Administraciones públicas (la Comunidad Valenciana y Baleares), parte del dinero público fue desviado a la empresa Aizoon.

Es justamente a partir de que Urdangarin abandonase el Instituto Nóos, por recomendación de la Casa del Rey, cuando el desvío de fondos públicos a Aizoon se detiene. Sin embargo, la sociedad que compartían el yerno y la hija del Rey siguen ingresando fondos de empresas privadas.

Más información
La Infanta, en su primer acto oficial tras la imputación de Urdangarin
Hacienda prometió al juez que supervisaría el informe de la Infanta
Un testaferro y un apoderado de Urdangarin le delatan ante el juez
El fiscal quiere acusar a Urdangarin de fraude a la Seguridad Social
Castro atribuye malversación y prevaricación a Camps y Barberá

El análisis de la Agencia Tributaria también destapa las prácticas de desvío de fondos públicos a empresas privadas de Urdangarin y su socio Diego Torres. Pese a que el Instituto Nóos se presentaba ante las Administraciones como una entidad sin ánimo de lucro, el dinero que recibían para organizar distintos eventos se lo gastaban supuestamente en contratar servicios para esos eventos a empresas privadas, la inmensa mayoría de su propiedad.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

De esta manera, según el informe de la Agencia Tributaria, en cuatro años de actividad de Nóos (2004-2008) de los casi 10 millones de euros logrados para prestar distintos servicios, al menos 6,4 millones acabaron en las arcas de empresas privadas que eran propiedad de Urdangarin, de Torres o de ambos.

Hacienda concluye que el conglomerado de empresas constituido por Urdangarin y Torres se cruzaba facturas “bajo conceptos extremadamente genéricos o imprecisos”, por “importes redondos”, y con múltiples duplicidades respecto de proveedores externos, así como incongruencias, inexistencia del servicio pretendidamente prestado y “en el extremo” de falsificación material de la propia factura.

Los técnicos destacan que en el periodo comprendido entre 2004 y 2006, Aizoon, la empresa de Urdangarin y la Infanta, gira facturas a otras empresas del grupo por prestación de servicios pese a que en aquella época carecía de “estructura empresarial”.

“El resto de entidades [del conglomerado empresarial montado por Urdangarin y Torres] devienen meros instrumentos para drenar y distribuir los recursos obtenidos por medio de la marca Nóos entre sus dos propietarios y dirigentes”, señalan los técnicos de Hacienda. “Era un puro andamiaje jurídico-formal de las entidades de constante referencia y su inexistencia empresarial”, concluyen.

El informe de la Agencia Tributaria ratifica todo lo que el juez Castro ha atribuido a Urdangarin y Torres. Crearon un instituto sin ánimo de lucro con el que presentarse ante las administraciones públicas con la apariencia de una entidad benéfica. El dinero que les adjudicaban, sin concurso previo, para la realización de eventos, lo desviaban mayoritariamente a sus empresas privadas, con ánimo de lucro, que facturaban por conceptos vagos, en cantidades redondas y por servicios que no se prestaron realmente.

El juez imputa a Torres otro delito fiscal

El informe que la Agencia Tributaria ha enviado al juez Castro no ve delito fiscal en las esposas de Iñaki Urdangarin y Diego Torres. El documento señala, en el caso de Ana María Tejeiro, que "si bien tuvo demostrada e indiscutida participación en las actividades desarrolladas por las entidades Nóos, se limitó a ocuparse de aspectos estrictos de índole administrativa interna, y siempre dependiente de las decisiones que en última instancia tomaban en cada ocasión principalmente su esposo, y también Urdangarin".

En la misma línea, el escrito señala que el negocio fue "ideado, organizado" y desarrollado por Torres y Urdangarin. Tampoco aprecian los inspectores ninguna participación de otra persona al margen de los dos socios, ni en contenidos, proyectos, negociaciones, contratación y organización interna de Nóos.

Aunque el informe no menciona específicamente a la infanta Cristina, sí concluye que "los únicos y verdaderos socios son, sin discusión, Torres y Urdangarin".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS