Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Santamaría promete que el Gobierno reducirá 57 organismos estatales

La vicepresidenta propone a las comunidades eliminar 90 observatorios autonómicos

Montoro advierte a las autonomías de que la eliminación de duplicidades se vinculará al déficit

La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, ha continuado esta mañana en La Moncloa con la presentación del informe sobre la reforma de las Administraciones que arrancó ayer con Mariano Rajoy. Sáenz de Santamaría, como el presidente, se ha mostrado cauta con las autonomías y ha reivindicado que ya se ha hecho mucho. Ha explicado que las comunidades tenían el objetivo de suprimir 515 organismos públicos y ya han suprimido o están en marcha 536 de ellos, con un objetivo ahora de llegar a 700. Santamaría ha asegurado que, en el ámbito del Estado, el Gobierno va a reformar –se supone que para reducir su tamaño, aunque el Ejecutivo insiste en que lo hará sin destrucción de empleo- 57 organismos públicos. Sin embargo, el gran recorte que plantea el Ejecutivo está en las autonomías. Como no puede imponer nada, Sáenz de Santamaría ha asegurado que el Gobierno “propone la supresión de 90 observatorios” autonómicos.

La vicepresidenta ha detallado que buena parte del ahorro planteado vendrá a través de cambios en la cultura de que cada ministerio gestione sus propias telecomunicaciones, su limpieza, sus jardines… También habrá un anteproyecto de factura electrónica, “porque lo que está en internet no puede estar en un cajón, acabaremos con las facturas en los cajones”, ha explicado, además de insistir en la idea planteada por Rajoy de crear una tesorería única de todos los ministerios y una gestión única de parque móvil, por ejemplo.

Sáenz de Santamaría también ha querido hablar en positivo, sin criticar el tamaño y la eficacia de la Administración que ahora dirige, al contrario de lo que hacía el PP en la oposición. “Este informe es una tarea ingente, nos costará explicarlo incluso a nosotros. Tenemos una Administración que es de las mejores de Europa, pero puede ser mejor”.

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, y por tanto uno de los grandes responsables de ejecutar esta reforma, ha advertido a las comunidades de que en la negociación de los objetivos de déficit se "valorará" si han asumido las propuestas sobre duplicidades, simplificación administrativa y reducción de organismos públicos incluidos en la reforma.

El ministro también ha querido incidir en el discurso de Rajoy de desmentir que el origen de la crisis de España esté en el gasto público. Rajoy y Montoro contestan así a los sectores de su partido y a dirigentes como José María Aznar y Esperanza Aguirre que exigen una reducción muy clara del sector público. “Es un error conceptual pensar que el problema de España es el tamaño del sector público. El problema de España es la deuda externa, y la salida de la crisis tiene que ser impulsada por el sector público. Lo que nos está sacando de la crisis es el desendeudamiento de España”, ha explicado Montoro.

En realidad, España está aumentando su deuda de manera muy importante desde que gobierna Rajoy, y se prevé llegar en breve al 100% del PIB,entre otras cosas por las ayudas a los bancos o el plan de proveedores, pero el Gobierno reivindica que se está reduciendo mucho la deuda externa, esto es que ahora la deuda española está más en manos más de bancos españoles. Además se están desendeudando las empresas y las familias, algo que también valora mucho el Gobierno.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >