Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU reconoce a los catalanes la soberanía para decidir su futuro y apoya la consulta

Dfiende con ICV y EUiA una consulta que no frenarán "ni los ejércitos ni la Constitución"

Izquierda Unida apoya oficialmente desde hoy la celebración de una consulta soberanista en Cataluña. El líder de la formación, Cayo Lara, ha firmado una declaración sobre el derecho a decidir y el modelo de Estado elaborado conjuntamente con ICV y Esquerra Unida (EUiA) que reconoce el principio de soberanía de los catalanes para decidir su futuro y exige al Estado "el compromiso político de acatar los resultados y de impulsar las negociaciones necesarias para concretar la voluntad de la ciudadanía".

El documento, rubricado por Lara, Joan Herrera y Joan Josep Nuet, compromete a los tres partidos a "apoyar el ejercicio del derecho a decidir del pueblo de Cataluña y de los otros pueblos del Estado que manifiesten su voluntad de ejercer este derecho"; "reclamar y favorecer un proceso de negociación entre las fuerzas políticas del Estado y las fuerzas políticas catalanas para acordar la celebración de un referéndum sobre el futuro político de Cataluña y propiciar las reformas legislativas necesarias para su convocatoria"; y "trabajar conjuntamente de manera coordinada por un modelo de Estado federal, plurinacional, social y republicano, que incorpore el derecho a decidir".

Los firmantes vinculan esta declaración, aprobada por unanimidad por la Ejecutiva de IU, a la necesidad de desbloquear la situación de "enquistamiento" que vive Cataluña y, en palabras de Herrera, líder de ICV. no pretende "ni la independencia ni el centralismo, sino un nuevo modelo de convivencia". No obstante, Nuet, el coordinador de EUiA, ha añadido carga dramática a la presentación del acuerdo, en el Congreso de los Diputados, al asegurar que "ni los ejércitos ni la Constitución frenarán" la celebración de un referéndum sobre el derecho a decidir.

Lara, que hace unos meses manifestó que los catalanes no pueden decidir su futuro "unilateramente", ya que la Generalitat forma parte del Estado, considera que el clima político ha llevado a "polarizar las relaciones" en Cataluña. Sobre los posibles escenarios posteriores a la consulta, ha reconocido que "el debate no es tan simple". No obstante, el coordinador de IU ha descartado la hipótesis de que también el resto de los españoles se pronuncie sobre la decisión de los catalanes. "Los demás tendrán que opinar, pero no se trata de que los demás tengamos otro referéndum u otra consulta. Sobre las conclusiones de Cataluña lógicamente después habrá que hablar. Pero eso no significa otro referéndum para decir si la mayoría de los ciudadanos del conjunto de España opina una cosa diferente al pueblo catalán". 

Los firmantes exigen, además, que el Estado ponga en marcha las reformas necesarias para que la celebración de la consulta sea legal. "Cuando una parte sustancial de la población de un territorio cuestiona el marco institucional existente y manifiesta su aspiración a la soberanía, en lógica democrática, es necesario establecer los mecanismos legales para conocer la voluntad de los ciudadanos y ciudadanas de ese territorio", solicita la declaración antes de añadir: "En ningún caso puede esgrimirse la Constitución o la legalidad para oponerse a la celebración de un referéndum en Cataluña".

El documento concede que "para IU e ICV-EUiA el ejercicio del derecho a decidir debe basarse en la voluntad de negociación con el Estado". Aun así, exige "el compromiso político de acatar los resultados y de impulsar las negociones necesarias para concretar la voluntad de la ciudadanía".