Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
JOSEP RULL | ‘Número dos’ de Convergència Democràtica

“España ha renunciado a ser el Estado de los catalanes”

Ampliar foto
Josep Rull, número dos de CDC, fotografiado ayer en la localidad barcelonesa de Terrassa, su población natal.

Josep Rull es la mano derecha de Artur Mas en Convergència Democràtica de Cataluña (CDC) desde que Oriol Pujol se apartara temporalmente de la secretaría general tras ser imputado en el llamado caso de las ITV. Rull (Terrassa, 1968) lamenta que España no haya ofrecido una alternativa a la vía soberanista y reclama que deje de poner trabas al derecho a decidir de los catalanes como han hecho el Reino Unido y Canadá.

Pregunta. ¿Se ve usted como la esperanza blanca de CDC si la situación judicial de Oriol Pujol no se soluciona en breve?

Respuesta. No contemplamos la hipótesis de que Pujol no salga exculpado. Desde el partido tenemos confianza en que el proceso será rápido y que habrá una absolución.

P. ¿Y la hoja de ruta soberanista tampoco cambiará por esta circunstancia?

R. No. Oriol Pujol da un paso al lado no para defenderse mejor, sino para no estorbar en el proceso.

P. ¿El objetivo real de CDC es el derecho a decidir o directamente la independencia?

Madrid no ha sabido plantear una alternativa a lo que proponemos

R. Defendemos un elemento de radicalidad democrática que es el derecho a decidir. El 80% de los diputados catalanes han pedido que este pueblo sea escuchado y la Constitución da margen para ello. Fíjese que CDC nunca ha sido independentista, siempre ha trabajado para tender puentes con España, convencida de que una España más europea acabaría entendiendo a Cataluña. A partir de la sentencia del Estatuto constatamos que España ha renunciado a ser el Estado de los catalanes. Y consideramos que tenemos derecho a erigir nuestro propio Estado. Cataluña no es viable como una autonomía dentro de España pero es perfectamente viable como Estado soberano dentro de Europa.

P. Pero las encuestas dicen que de una u otra forma, muchos catalanes mantienen un vínculo con España más allá de lo estrictamente sentimental. ¿No confunde la voluntad de los nacionalistas con la de todos los catalanes?

R. Sabemos dónde están las mayorías y las minorías. Nuestro objetivo es ensanchar la mayoría a favor del Estado propio. Madrid no ha sabido plantear una alternativa a lo que proponemos. Canadá lo ha hecho con Quebec. El Estatuto fue un intento de hacer viable Cataluña como nación dentro de España, y recibió un gran portazo. Después buscamos el mecanismo del pacto fiscal, y se volvió a rechazar. Cuando decimos que Cataluña no es viable como autonomía decimos que no es viable como modelo de bienestar. Además, en la Cataluña que proponemos nadie debería renunciar a sentirse español.

P. El Estado de bienestar se tambalea en muchos países soberanos de Europa...

R. El déficit fiscal entre España y Cataluña no es imaginario, existe.

No somos viables como autonomía, pero sí como Estado soberano

P. Sin negar un déficit ¿es honesto relacionar Estado propio con salida de la crisis?

R. Lo que no es honesto es hablar de este punto sin citar el déficit fiscal. No hay ningún otro territorio en Europa con un PIB parecido al catalán que tenga un déficit fiscal tan exagerado.

P. CDC ha hecho suyo un discurso que hasta hace poco solo escuchábamos en ERC. ¿No teme que Esquerra les canibalice?

R. Lo que estamos haciendo va más allá de la aritmética electoral. Es una gran apuesta para construir una gran mayoría en torno al derecho a decidir.

P. Pero CDC es un partido de orden y ERC, no.

R. Eso debería hacer reflexionar a mucha gente. Deberían preguntarse cómo es que un partido de orden como el nuestro, que lo sigue siendo, apuesta por el soberanismo.

P. ¿Se presentarán un día a las elecciones junto a ERC?

R. No nos lo hemos planteado aun. Queremos ensanchar la mayoría por el derecho a decidir e interpelamos la radicalidad democrática que tienen muchas fuerzas en España, comenzando por el PSOE. Parece incomprensible que en un planteamiento como el derecho a decidir no encontremos ninguna complicidad en el resto del Estado español. Londres quiere ofrecer una alternativa interesante a los escoceses, pero esto no lo vemos en Madrid. No veo que desde Madrid se quiera ofrecer una alternativa interesante al pueblo de Cataluña.

P. La ley Wert ha acabado de incendiar los ánimos en Cataluña. ¿La recurrirán?

Deberían preguntar por qué un partido de orden se inclina por el soberanismo

R. Esta ley es un ataque al autogobierno de Cataluña, a nuestro modelo pedagógico y a la cohesión social. No daremos ni un paso atrás en defensa de nuestro modelo educativo, que lleva 30 años siendo inclusivo y efectivo porque permite que los alumnos aprendan tanto catalán como castellano en la misma aula independientemente de la lengua que hablen en casa. El grupo parlamentario de CiU en el Congreso de los Diputados presentará una moción pidiendo la retirada de la reforma educativa y el Gobierno catalán la recurrirá.

P. Dirigentes como Rubalcaba insisten en que el derecho a decidir debe ser de todos los españoles. Quizás esto no sería malo para ustedes, pues el resultado políticamente relevante sería el que saliera de Cataluña.

R. No. Desde un punto de vista jurídico un referéndum puede tener consecuencias internacionalmente cuando se delimita claramente el sujeto que es consultado. La Constitución ofrece la posibilidad de hacer el referéndum. El problema no es jurídico, sino político. Por eso apelamos a la radicalidad democrática del PSOE y nos atrevimos a apelar también la del PP. Que dejen elegir, y que cada uno ofrezca su proyecto. La democracia y la libertad no deben asustar a nadie.

P. ¿Ha observado algún movimiento interesante dentro del PSOE en este sentido?

R. No, pero compartimos una tradición democrática conjunta con el PSOE y con Izquierda Unida. El catalanismo, como ellos, siempre ha bebido de fuentes democráticas. Y el PP, sin tener la misma tradición histórica, también ha abrazado la democracia, por esto también les apelamos.

P. Sus socios de Unió no están por la independencia. ¿La consulta sería la fecha de caducidad de CiU como federación?

R. Nuestro programa hablaba de lucha contra la crisis, derecho a decidir, y Estado propio dentro de Europa. Estoy convencido de que el recorrido de la federación es largo si somos fieles al programa.

P. Y, ¿qué pasa si el Estado propio es fuera de Europa, al menos inicialmente?

R. Estamos escribiendo páginas nuevas de Europa. Y los tratados no contemplan ni la expulsión inmediata ni el ingreso inmediato.

P. Hay dudas respecto a esto.

Es prácticamente imposible que Cataluña salga del mercado común

R. Cuando la comisaria Viviane Reding dice que una expulsión automática no sería de recibo y corrige a los 15 días y el señor Almunia hace lo mismo… esto hace dudar. Lo que sí tenemos claro es que es prácticamente imposible que Cataluña salga del mercado común. A nadie le interesa que Cataluña sea una isla arancelaria, ni a Europa ni a España.

P. ¿Qué pasará en 2014? ¿La consulta?

R. En 2014 esperamos poder ver que se crean puestos de trabajo para salir de la crisis. Y en el plano nacional, debe ser el año en que los catalanes puedan ser consultados.

P. ¿Y si esto resulta imposible?

R. Utilizaremos todos los mecanismos democráticos legales y legítimos para que el pueblo de Cataluña se pueda expresar.

P. ¿Puede mantenerse su pacto con ERC si la Generalitat no logra sacar adelante los Presupuestos?

R. Nos gustaría aprobar los Presupuestos, pero no haremos nada que lleve al desmantelamiento del Estado del bienestar, por eso pedimos un mayor margen del déficit. En cualquier caso el problema para los Presupuestos no es ERC sino el déficit que marca el Gobierno.