Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo cree que hay una “campaña de desprestigio” contra el juez Vázquez Taín

El dirigente popular: "Parece que se inicia la campaña contra quien acreditó que no había ninguna responsabilidad directa ni indirecta del presidente de Galicia"

Alberto Núñez Feijóo ha calificado hoy de “campaña de desprestigio” contra el juez José Antonio Vázquez Taín el hecho de que este periódico informara sobre la actuación del juzgado de Vilagarcía de Arousa (Pontevedra), que no comunicó la existencia de escuchas de conversaciones entre el actual presidente de la Xunta de Galicia con el contrabandista Marcial Dorado, detenido por narcotráfico en 2003. Nadie las trascribió ni las hizo figurar los atestados. El juez no informó a la fiscalía y fue, por tanto, el único conocedor de estos pinchazos junto a los agentes que participaron en la investigación.

El dirigente popular, que ha presentado al portavoz del PP en el Senado, José Manuel Barreiro, en un desayuno informativo esta mañana en Madrid, ha tratado de argumentar que, tras la publicación en EL PAÍS de las fotos que revelan su secreta amistad en los noventa con Dorado, las acusaciones se dirigen ahora contra Vázquez Taín. “Parece que se inicia la campaña", ha señalado Feijóo en declaraciones a los periodistas, “contra quien acreditó que no había ninguna responsabilidad directa ni indirecta del presidente de Galicia", ha insistido al restar importancia a las imágenes que le inmortalizan en el yate del narco durante una excursión en el verano de 1995.

Mientras, Barreiro ha ido más allá al calificar esa vinculación de “ignominia", antes de mostrarse convencido de que los gallegos "se fían de este hombre”. En su segunda visita a Madrid desde que estallara el escándalo, Feijóo ha vuelto a defender al juez que investigó la implicación de Dorado en el transporte de 5,4 toneladas de cocaína en el mercante senegalés South Sea. Ya lo hizo el pasado 8 de abril, en un acto en el Consejo General del Poder Judicial. Entonces restó importancia a esas escapadas remitiéndose al juez instructor que a principios de la década de 2000 no vio “nada ilegal” en esas fotos. “El juez ha hablado y lo ha hecho con claridad meridiana”, zanjó. En si opinión, las imágenes a la que tuvo acceso durante la investigación, no eran relevante, por lo que tampoco se procedió a su incautación.

Para el presidente de la Xunta, recordar o informar sobre estos extremos constituye una "campaña de desprestigio".