Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE propone eliminar los billetes de 500 para aflorar dinero negro

Rubalcaba defiende dedicar lo recaudado a programas contra la pobreza

Ampliar foto

Suprimir los billetes de 500 euros en toda la Unión Europea para aflorar dinero negro y dedicar lo recaudado a programas contra la pobreza y la exclusión social. El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, planteó ayer esta propuesta, invitando al Gobierno de Mariano Rajoy que la traslade a Bruselas, puesto que, en su opinión, sigue habiendo dinero pese a las dificultades presupuestarias. “Hay que buscarlo donde está, en lo que se esconde a Hacienda y en esos circuitos”, señaló el líder del principal partido de la oposición al hablar de “fechorías fiscales o peores que fiscales”, en referencia al crimen organizado.

La propuesta del PSOE, avanzada en otras ocasiones por IU y formalizada por esta formación en el último Debate sobre el Estado de la Nación, se debe ahora a la “profundización de la crisis económica y a la necesidad de buscar bolsas de fraude fiscal y políticas que hagan aflorar la economía sumergida”. Por esta razón, a pesar de que nunca ha habido consenso entre los expertos, los socialistas consideran que ha llegado el momento de avivar un debate, ya iniciado en Francia y en Alemania, en torno a eliminación de estos billetes, cuya circulación “no controlada” en la zona euro asciende a cerca de 290.000 millones de euros, según varios informes.

Pero, ¿cómo llevar a cabo la retirada? Fuentes socialistas remiten a un estudio del Bank of America: tras el anuncio y “un período de advertencia”, los billetes de 500 euros podrían ser depositados o cambiados en los bancos centrales por denominaciones de menor valor. Aunque solo en aquellos casos en que quede demostrada la legalidad de la procedencia del dinero. Los defraudadores o “los delincuentes”, según Athanasios Vamvakidis, economista de esa entidad, se podrían convertir en ganancias para el Banco Central Europeo (BCE), que podría emplear lo recaudado “para recapitalizar los bancos en la periferia” o “reducir la carga de la deuda soberana de la periferia”.

El PSOE maneja varios informes sobre esta medida. El Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda señala, por ejemplo, que “el 80% de las operaciones que se realizan con billetes de 500 euros en España escapan del control del fisco por su vinculación directa, principalmente, con actividades fraudulentas”. Datos de la Agencia Británica contra el Crimen Organizado van más allá: el 90% de los billetes de 500 euros acaban en manos del crimen organizado.

Un estudio del BCE sugiere, por otro lado, que solo una tercera parte de los billetes de 500 euros se utiliza en las transacciones habituales. El resto se destina al ahorro o, como apuntan otros informes, acaba convertido en “dinero debajo del colchón”.

En cualquier caso, Rubalcaba quiere ahora prohibirlos para financiar iniciativas y programas contra la pobreza que, consideró ayer en un acto en la sede nacional del PSOE, afecta a “millones de personas que tienen problemas vitales y elementales”. “La situación empieza a ser insostenible”, agregó antes de recordar las propuestas avanzadas por su partido: la creación de un “fondo de emergencia social europeo dotado con 3.500 millones de euros” para los bancos de alimentos y las viviendas sociales destinadas a familias en riesgo de exclusión; y la creación de empleo a través de otro fondo contra la pobreza dotado con 1.000 millones.