Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición se une para atacar la reforma local en el Congreso

Todos los grupos, excepto UPyD, piden que se retire el anteproyecto de ley

La reforma de la administración local que el Gobierno quiere activar en los próximos meses ha puesto de acuerdo a todos los grupos políticos de la oposición, excepto UPyD. El secretario federal de Política Municipal del PSOE, Gaspar Zarrías, junto con representantes parlamentarios de CiU, IU, ICV-EUiA, CHA, La Izquierda Plural, PNV y el Grupo Mixto presentan hoy una declaración conjunta en el Congreso contra la reforma, a la que atacan por "la concepción inicial" que se manifiesta en un texto "que no resuelve los problemas reales de las Entidades Locales, ni profundiza en los derechos democráticos de participación ciudadana". Para los grupos parlamentarios el PP se equivoca cuando antepone como objetivo el cumplimiento de la estabilidad presupuestaria. "Se trata de una afirmación sin fundamento, puesto que el endeudamiento público de las entidades locales está en torno al 4% del PIB, mientras que su déficit público alcanzó en 2012 el 0,3% y será del 0% para el periodo 2013-2015", dicen los firmantes.

La oposición cree que el anteproyecto, que facilitará que los ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes sean intervenidos si no cumplen con las medidas de austeridad en el gasto,"no tiene en cuenta los principios de proximidad y de equidad en la prestación de los servicios públicos, vulnera los principios reconocidos en la Carta Europea de la Autonomía Local, no respeta las competencias de las Comunidades Autónomas reconocidas en los respectivos Estatutos de Autonomía y pone en peligro la prestación de los servicios sociales básicos que tanto necesitan los ciudadanos en estos momentos de dura crisis económica".

El Gobierno defiende en cambio que con las medidas podrá ahorrar 7.300 millones de euros gracias a que se eliminarán duplicidades y se prestarán servicios a un coste estándar que definirá el Ministerio de Hacienda. Sin embargo, el texto no facilitará, como quería el Ejecutivo de Mariano Rajoy, la fusión entre municipios, algo que recibió una importante contestación en el seno del PP.

Arenas ha enviado una carta a los alcaldes del PP defendiendo que el Gobierno "es el más municipalista que ha tenido España"

"Ante la propuesta gubernamental no somos solo los grupos políticos los que vemos con preocupación esta reforma, sino que ha habido una reacción social unánime", dice la declaración, que añade que "no se trata tanto de una cuestión de mayorías parlamentarias, sino de la necesaria búsqueda del consenso para alcanzar mayorías sociales".

En la parte final reclaman que "se retire el anteproyecto y se elabore uno nuevo consensuado con las Comunidades Autónomas, organizaciones municipalistas, asociaciones, sindicatos y fuerzas políticas".

Unión, Progreso y Democracia (UPyD), aunque re rechaza el proyecto del Gobierno, no ve unidad entre las distintas propuestas de la oposición y por eso no firma la declaración. 

El PP sigue defendiendo sus medidas en una campaña que lidera el vicesecretario general de Política Autonómica y Local, Javier Arenas. En una carta remitida a los alcaldes de su partido defiende que el Gobierno de Mariano Rajoy "es el más municipalista que ha tenido España”, y enumera medidas como el anticipo del 50% de la liquidación del ejercicio de 2010 o la relajación de los plazos para que devuelvan 6.000 millones de euros a causa de las liquidaciones negativas de los ejercicios 2008 y 2009. También se refiere Arenas en su carta al plan de pago a proveedores asegurando que "ha permitido salvar más de 100.000 puestos de trabajo". Sobre la reforma local, sin embargo, nada menciona el dirigente popular.