ALICIA SÁNCHEZ-CAMACHO | Presidenta del Partido Popular catalán

“No contemplo romper la disciplina de voto por la financiación”

La líder del PP en Cataluña defiende una financiación singular para esa comunidad que ha suscitado críticas entre los barones de su partido

Alicia Sánchez-Camacho, el miércoles, en el Parlamento catalán.
Alicia Sánchez-Camacho, el miércoles, en el Parlamento catalán.Carles Ribas

Alicia Sánchez-Camacho, líder del Partido Popular en Cataluña, reivindica un modelo de financiación singular para esa comunidad, con solidaridad finalista y que respete la ordinalidad (que las comunidades que aportan más no desciendan puestos en la clasificación de riqueza tras su aportación a la caja común). El sistema ha suscitado críticas entre barones del PP, como el presidente extremeño, José Antonio Monago, que cree que rompe el principio de solidaridad.

Pregunta. ¿Ha hablado usted con Monago sobre el asunto?

Respuesta. No, pero creo que no ha entendido o no ha leído bien mi propuesta, que es constitucional, con voluntad de consenso y dentro de la LOFCA.

P. ¿Qué es lo que plantea?

R. Una revisión profunda del sistema y que Cataluña tenga un régimen singular, como lo tiene Canarias, por ejemplo. Queremos seguir aportando dinero y seguir creciendo sin tener una situación de asfixia. Y emplazo al resto de barones a que hagan sus propuestas en defensa de su comunidad.

P. Cuesta creer que usted, tan leal a Rajoy, vaya por libre. ¿Hasta qué punto la apoya Génova?

R. Lo importante es que él quiere hacer una revisión profunda y reformular el modelo desde los cimientos. Cataluña, Valencia y Madrid perseguimos una mejora de los ingresos dentro de la LOFCA. Y algunos lo han entendido mal o no se lo han leído bien, que puede ser, o se han quedado en el titular, que también. Hace un año que defiendo esta propuesta y no tiene por qué ser determinante. Será un proceso largo y delicado. Si se hace con inteligencia, será un mejor modelo para todos.

“Tampoco apoyaré un modelo que no sea bueno para toda España”

P. Rajoy y Montoro no lo han apoyado, al menos en público.

R. No tienen por qué. Es un documento que está en el Ministerio de Hacienda y es un inicio de diálogo. Conociéndolos, lo que decidan para España será bueno para Cataluña. Ahora se estudiará el grupo de trabajo del Consejo de Política Fiscal y Financiera, y yo propongo una comisión de estudio en el Senado.

P. El ministro Margallo ha planteado que las comunidades recauden todo el IRPF. ¿Ha sido o es uno de sus mejores aliados?

R. La vicepresidenta, Montoro, Margallo y Rajoy son conscientes de que deben afrontar la revisión. El Gobierno quiere que el modelo sea equilibrado y que resuelva los desajustes por consenso. Es un reto de todos de modernización del modelo autonómico y de vertebración territorial.

P. ¿Cómo le explicaría a un ciudadano extremeño que será bueno para él limitar la solidaridad?

R. Le diría que Cataluña quiere seguir siendo solidaria, pero que debe tener unas compensaciones que le permitan seguir creciendo y seguir produciendo. Y hay que revisar criterios: tenemos una gran presión fiscal que no tienen otras comunidades y contribuimos mucho, como Baleares o Madrid. Hay que reequilibrar el Presupuesto entre las comunidades que son receptoras y las que aportan. No quiere decir que Extremadura recaude menos. Hay que gestionar mejor. Es un nuevo enfoque, que contempla nuevos repartos de impuestos, recaudaciones, cotizaciones y generar más recursos, garantizando la solidaridad y seguir creciendo a quien más aporta.

P. Un cargo del PPC dice que no puede ser que en Extremadura los libros de texto sean gratis y en Cataluña no. ¿Lo comparte?

R. No, eso depende de la cartera de servicios. Se trata de valorar indicadores de crecimiento [de las comunidades receptoras], como pasa en la Unión Europea con sus fondos. Igual que pido eso, exijo autocrítica: Cataluña tiene un Presupuesto de 37.000 millones y una deuda de 40.000. Toda la culpa no es de Madrid.

P. Dijo que si su plan no prospera se planteará romper la disciplina de voto.

“Mas no puede seguir dialogando con Rajoy tras su último desafío”

R. Se me malinterpretó. No contemplo llegar a ese escenario. Estoy convencida de que el modelo para Cataluña será el mejor para España. Defiendo un proyecto global. Si sale mal, valoraré las consecuencias y hablaré con mi partido y mi Gobierno para que sean conscientes de que hay que solucionarlo de la mejor forma.

P. ¿Teme problemas con otros barones?

R. Mi lealtad es incuestionable. No apoyaré un modelo que no sea bueno para toda España.

P. Mas aseguró que Rajoy apenas le habló de financiación.

R. Miente. Rajoy le dijo, como en septiembre, que se revisaría el modelo en un grupo de trabajo, pero no puede ir más allá porque empieza ahora a trabajar. Mi idea no es una guía de nada. Mas debería abandonar las ítacas y su papel de mártir y trabajar.

P. ¿Es compatible que Mas dialogue con Rajoy sin renunciar a la consulta?

R. El diálogo es necesario, pero sin tomaduras de pelo. Y no puede seguir con otro desafío como el de la creación del Consejo de Transición Nacional, que abre la puerta hacia la independencia. Me parece un escándalo gravísimo que Mas deje a Cataluña casi en la quiebra y no puede pagar nóminas y que se plantee gastos en estructuras de Estado cuando no se necesitan. Ya las tenemos, porque la única nación es la española. Este ejemplo ilustra que Mas está en pleno delirio independentista y que ha perdido el seny.

P. ¿Habrá consulta?

R. No, es ilegal y es una irresponsabilidad crear expectativas. Mas ha batido el récord de ser peor presidente que Montilla. Si quiere, que presente en el Congreso la reforma de la Constitución.

P. Mas dice que no hará unos Presupuestos con un déficit del 0,7% porque troncharían el Estado del Bienestar...

R. Todas las comunidades menos Cataluña han hecho presupuestos. La flexibilización del déficit depende de Bruselas, pero que él no lo ponga de excusa. Él se comprometió el 5 de agosto en un documento a cumplir el 0,7%. ¿No se lo dijo a Esquerra? ¿Engañó a su socio? Mas carga los ajustes en los más débiles. La Cámara de Comercio de Barcelona dice que el sector público catalán está dimensionado y que podría ahorrar 2.100 millones. Y se podría evitar gasto identitario.

P. ERC se niega a aprobar las cuentas ¿Lo haría usted por responsabilidad? ¿Por qué anima al PSC a apoyar a CiU?

R. No, yo animo a CiU a romper con ERC y que busque otros socios. Rotundamente, no pactaré con Mas porque no es de fiar y defiende la ruptura de España. Yo aspiro a captar al votante de CiU moderado, catalán, que quiere seguir siendo español y que le resuelvan los problemas.

P. ¿Sabe ya quién ordenó el espionaje del que fue objeto?

R. Me reservo mis sospechas y creo que no están mal encaminadas. Una cosa es quién encargó espiarme y otra quién ha querido atacar mi carrera. Respecto a las noticias que vamos conociendo, no sé el poder que tiene Xavier Martorell [director de Prisiones de la Generalitat] sobre consejeros, pero es gravísimo que ordenara espionajes. Es lamentable que socios de un partido se espíen.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50