Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un menor guineano tutelado por Melilla expulsado por segunda vez de España

La Defensora del Pueblo ha abierto una investigación sobre los hechos tras dos denuncias de ONG

“Le dije al guardia que era menor, que ya me habían expulsado de Melilla pese a estar tutelado y que la policía me había dicho que podía volver”. Mohamed Camara, guineano que acaba de cumplir 18 años, explica por teléfono su infortunio desde los montes marroquíes que dominan Melilla.

Por segunda vez en un año pensaba haber alcanzado la tierra prometida de Melilla, pero por segunda vez ha sido expulsado cuando, según él, “faltaba un minuto, apenas 30 metros” para que el pequeño pesquero en el que viajaba el pasado viernes alcanzase la playa de la ciudad.

La Defensora del Pueblo ha abierto una investigación sobre la nueva expulsión tras recibir las quejas de dos ONG, la melillense Prodein y Caminando Fronteras con sede en Tánger (Marruecos).

El guardia civil que subió al pesquero con 14 inmigrantes subsaharianos a bordo les dijo que iba a amarrar su embarcación a otra del instituto armado para llevarles hasta un muelle en el que había varios vehículos de las fuerzas de seguridad españolas.

“No fue así”, sigue Camara. “Nos llevó hacia Marruecos y allí nos vino a recoger una zodiac” de la Gendarmería que, por pequeños grupos, trasladó a los inmigrantes al muelle marroquí. Antes los agentes fotografiaron a Camara.

Expulsión a Argelia

Tras una noche “sin comer en un cuartel de Nador [la ciudad vecina de Melilla], nos expulsaron a Argelia”, prosigue Camara. “Los militares argelinos nos despojaron del dinero y de los móviles y nos devolvieron a Marruecos”, añade. “Oiga, sin vuelvo a entrar en Melilla ¿le puedo llamar para que les explique que estoy tutelado?”, pregunta el joven al periodista.

La Delegación del Gobierno en Melilla asegura que el pesquero convertido en patera fue interceptado por la Guardia Civil en alta mar y que, por tanto, no hubo nada irregular en su entrega a la Gendarmería marroquí. José Palazón, que dirige Prodein, obtuvo un vídeo de la interceptación en el que los subsaharianos aparentan estar junto a la costa.

Camara y otro menor, Ibrahim Sare, burkinés de 14 años, fueron expulsados irregularmente a Marruecos el 14 de noviembre pasado pese a estar tutelados por la Consejería de Bienestar Social de Melilla. Camara era aún menor. Sare logró regresar a la ciudad al mes siguiente, pero su compañero acaba de fracasar en su intento de volver.