Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cebrián defiende una reforma federal de la Constitución

El presidente ejecutivo de PRISA reclama actuar contra la corrupción porque la indignación crecerá

El presidente ejecutivo del grupo Prisa, Juan Luis Cebrián, ha asegurado este martes durante una conferencia en Barcelona que ve “absolutamente imposible que Cataluña se separe de España”, y ha abogado por una reforma constitucional en clave federal que clarifique las competencias del Gobierno central y las de las comunidades autónomas. Cebrián ha asegurado que dicha reforma “o la hacemos o nos la van a hacer”, pero ha admitido que también el federalismo es un sistema “imperfecto”.

Cebrián ha participado este miércoles en el ciclo Medios de Comunicación, paradigmas en el entorno digital, que organiza el Círculo Ecuestre de Barcelona. El presidente Ejecutivo de Prisa, empresa editora de EL PAÍS, ha asegurado que la crisis actual no se circunscribe a la economía o la política. “Hemos llegado a un momento en que ninguna institución funciona”, ha dicho refiriéndose a los partidos políticos, al sistema financiero, a la jefatura del Estado y también a los medios de comunicación.

Ante esta situación ha defendido un cambio global que en España, con las tensiones territoriales añadidas, debería traducirse también en una reforma constitucional. “La única respuesta fiable es un modelo federal del Estado, porque establece de verdad las competencias cerradas y fijas del Gobierno central. Y una vez esto se establece, los estados federados tienen su propia responsabilidad y capacidad fiscal y normativa para lo que afecta a sus ciudadanos”.

Sobre la situación de la Casa Real, Cebrián ha defendido que las reformas deben incluir un Estatuto de la Corona porque la Corona debe tener un estatuto legal en este país", ha dicho sin concretar su contenido.

Dicho esto, y en referencia a las pulsiones soberanistas de Cataluña, Cebrián ha opinado que no ve una Cataluña independiente. “Los estados solo se separan de dos maneras: o negociadamente, que no va a ocurrir, o por la fuerza. Y Cataluña no tiene poder político para hacerlo”. Por esta razón ha llamado a “buscar soluciones negociadas que son posibles y deseables”.

Sobre el momento político de España, marcado por los escándalos de corrupción, Cebrián ha pedido afrontar la realidad sin demoras. “Esto no lo va a arreglar el tiempo, el tiempo solo lo va a empeorar”, ha dicho. “Creo que la economía va a mejorar a finales de año, pero no el empleo; y va a aumentar la indignación, con la indignación la demagogia y el populismo; y con el populismo ya sabemos qué pasa”, ha afirmado al tiempo que aseguraba que en España, si asciende una opción populista “no será de izquierdas”. Entre las soluciones que hay que buscar no está la de las elecciones anticipadas, puesto que en estos momentos esto haría que en España “emergiera Grecia”.

El presidente ejecutivo de Prisa ha enmarcado estos problemas en un cambio global que incluye la nueva percepción de la política, la economía y los medios de comunicación. “Lo que está en crisis es el sistema entero: la sociedad industrial, la democracia representativa, y el sistema de medios de comunicación”, ha dicho.

Sobre el papel de las nuevas tecnologías en estos cambios, ha argumentado que aquellas “extienden la sensación de una nueva democracia asamblearia en la que todo el mundo dice lo que piensa y que provoca manifestaciones como la primavera árabe”. “Esto es un problema”, ha recalcado, “No tanto porque sea verdad o mentira sino porque a la gente no le importa que sea verdad o mentira, como no le importa la privacidad o el derecho ae la propiedad intelectual”.