Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP pone distancias con Bárcenas y desvincula sus actividades del partido

Cospedal y Alonso hablan de “indignación” y piden al juez que llegue hasta el final

El PP pone distancias con Bárcenas y
desvincula sus actividades del partido Ampliar foto

Un primer paso. Un día después de desentenderse de la responsabilidad respecto a Luis Bárcenas, la dirección del PP ha querido tomar distancias abiertamente con el extesorero que llegó a tener hasta 22 millones de euros en cuentas en Suiza. El argumento, esgrimido con matices por varios miembros de la cúpula del partido, pretende desvincular a Bárcenas de toda actividad de la organización e insiste en condenar los casos de corrupción y de fraude.

En síntesis, la versión de la dirección del PP es la siguiente: hace ya tres años que Bárcenas presentó su dimisión definitiva en el partido, no está afiliado desde abril de 2010 y Mariano Rajoy ya tomó en su día una decisión al respecto. Nadie, sin embargo, ha ahondado en las razones por las que el PP está convencido de que el dinero localizado en Suiza pertenece al ámbito privado de Bárcenas ni ha aclarado si se abrirá una investigación interna sobre la actividad del que fue el máximo responsable de los fondos del partido.

La número dos de los populares, la secretaria general, María Dolores de Cospedal, y el portavoz parlamentario, Alfonso Alonso, pronunciaron en cualquier caso una palabra clave para tratar de calificar el sentimiento del partido: “Indignación”. Una palabra que el miércoles por la tarde evitaron tanto el ministro de Economía, Luis de Guindos, como el vicesecretario de Organización y Electoral, Carlos Floriano, en una comparecencia marcada por su indefinición respecto a Bárcenas.

“Le pedimos al juez, le animamos, a que investigue y llegue hasta el final, porque en el PP estamos especialmente indignados. Esto es muy duro, porque la inmensa mayoría trabaja honradamente”, aseguró Alonso en el Congreso de los Diputados.

Más tarde, Cospedal, de la que este periódico intentó sin éxito recabar una valoración sobre este nuevo capítulo del caso Gürtel pese a que sí habló para otros medios, quiso dejar claro a través de un comunicado que “todas las actividades que se pueden considerar irregulares e ilegales provocan indignación en la sociedad. Y a mí también”, añadió.

Cospedal, quien asegura que supo que Bárcenas tenía una cuenta en Suiza “al mismo tiempo que el resto de los españoles”, recalca que “se trata de un tema particular de esta persona en cuestión y no tiene nada que ver con el partido, ya que en el PP ha habido momentos en los que se han tenido que tomar decisiones por procedimientos judiciales en curso y este caso viene de ese procedimiento judicial”.

La dirigente popular, que se ha mostrado en varias ocasiones inflexible ante episodios de corrupción, quiso insistir en esa idea. “Desde el PP y yo como secretaria general hemos luchado claramente contra todos los casos que tengan que ver con actuaciones irregulares o con la corrupción”, señaló.

En cualquier caso, el tono de las primeras valoraciones de la cúpula fue muy distinto al que utilizaron los miembros de la dirección hace un mes ante el caso de Santiago Cervera, al resolver de un plumazo la supuesta implicación del ahora exdiputado navarro en un episodio de chantaje. Sobre todo si se compara ese procedimiento con el que acabó con la dimisión de Bárcenas, puesto que Rajoy tardó un año en suspenderlo.

También Carlos Floriano, que en el pasado manifestó públicamente que estaba “convencido” de la inocencia del extesorero y el miércoles evitó toda valoración sobre la gravedad de los hechos, este jueves fue más allá. “Es muy importante que puedan aclararse todas las dudas que hay sobre los patrimonios, sobre el dinero que alguien pueda tener, que se sepa de dónde procede y cómo se ha podido conseguir”, declaró en una entrevista a Catalunya Ràdio. La admisión de que se trata de un “caso grave” llegó también del presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, quien pidió “respuestas urgentes y clarificadoras”, informa Xosé Hermida.

También la expresidenta de la Comunidad de Madrid y líder del PP regional, Esperanza Aguirre, fue tajante al manifestar que debe investigarse “a fondo, con celeridad y caiga quien caiga” el caso de Bárcenas. “No puede ser que la gente crea que los políticos se tapan unos a otros”, señaló en otra entrevista radiofónica. En Canal 13 TV la misma Aguirre dejó un mensaje para la dirección nacional de su partido al admitir que era “sorprendente” que nadie supiera nada de las andanzas de Bárcenas.

Aguirre quiso destacar, además, que cuando le tocó gestionar las responsabilidades de la trama Gürtel en Madrid no esperó a que imputaran a nadie. “Cuando no me gustaron algunas de las cosas que vi, cesé a un consejero, a un viceconsejero y a cuatro alcaldes”, afirmó antes de anunciar que propondrá a la dirección del PP la creación “de una especie de fiscal anticorrupción” para controlar y evitar casos de corrupción dentro de los partidos.

Más información