El Partido Popular muestra su recelo ante un “caso con mucha rareza”

La dirección del PP recibe la detención de Cervera con frialdad y cautelas

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.
La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. EFE

Mariano Rajoy tardó un año en suspender al extesorero del PP Luis Bárcenas, imputado en el caso Gürtel. Sin embargo, a la dirección del partido le ha bastado un día para resolver ahora la supuesta implicación del diputado Santiago Cervera en un episodio de chantaje.

La frialdad con la que la cúpula popular recibió esta noticia no tiene precedentes, y los dirigentes del partido la justifican por la “extrañeza” del suceso que llevó al exparlamentario a acercarse a la muralla cercana al club Natación de Pamplona para recoger un sobre, tras lo que se produjo su detención por parte de la Guardia Civil. La primera en manifestar recelo fue ayer la número dos del PP, Dolores de Cospedal, quien al anunciar que ya se había abierto un expediente informativo aseguró que “el caso reviste mucha rareza”, por lo que había que investigar y “ver hasta qué punto reviste también gravedad importante”. Al mismo tiempo, Cervera se entrevistaba con el portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, para trasladarle su versión.

Tras una hora de conversación, el exdiputado navarro anunció su dimisión, mientras en la sede del PP confirmaban su baja temporal como militante. Fuentes parlamentarias aseguran que Cervera, cuyo escaño ocupará ahora la periodista Pilar Marcos, tomó esa decisión sin presiones. En cualquier caso, en el PP nadie escatimaba cautelas. “Tenemos que tener bien claros cuáles son los hechos”, recalcó Cospedal, quien, igual que otros altos dirigentes del partido, evitó hacer hincapié en la presunción de inocencia.

Si un miembro del comité ejecutivo comparó el suceso con un “caso de Anacleto”, la secretaria general insistió en la “inmediata extrañeza”. Ni ella ni Carlos Floriano, vicesecretario de Organización, hablaron con Cervera tras su detención. Sí lo hizo, en cambio, el secretario ejecutivo de esa área, Juan Carlos Vera.

El PP de Navarra también recibió con “desagradable sorpresa” la noticia de la detención, en palabras del barón de la formación, Enrique Martín, quien añadió que no tiene “criterio ni para creer ni para dejar de creer” en su explicación. La falta evidente de respaldo interno responde precisamente a esa “extrañeza” y a que Cervera, recuerdan algunos, fue “sorprendido” en un “caso de flagrante delito”, lo que conforme a la Constitución permitió el arresto pese a la condición de aforado del detenido.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Francesco Manetto

Estudió Filosofía y Letras y en 2006 empezó a trabajar en EL PAÍS tras cursar el Máster de Periodismo del diario. En Madrid se ha ocupado principalmente de información política y, como corresponsal en la Región Andina, se ha centrado en el posconflicto colombiano y en la crisis venezolana. Actualmente trabaja en la redacción de Ciudad de México

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS