Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REFORMA DE LA LEY EDUCATIVA

Barones populares presionan a Wert para corregir el borrador de la ley educativa

El PP catalán, balear y valenciano piden más reconocimiento de las lenguas cooficiales

Fuente: Metroscopia.
Fuente: Metroscopia.

El borrador de la futura ley educativa debe cambiar y recoger un mayor reconocimiento de las lenguas cooficiales. Lo piden varios barones populares de las comunidades bilingües ante la reunión que el ministro de Educación, José Ignacio Wert, celebrará con los consejeros del ramo el 19 de diciembre.

Alicia Sánchez-Camacho, presidenta del PP catalán, anunció el miércoles que intentaría negociar con Wert —la reunión entre ambos será el lunes o martes— la mejora y corrección del anteproyecto asumiendo la función, dijo enojada, de la consejera catalana de Educación, Irene Rigau, que abandonó la reunión con el ministro. El PP catalán tiene dos prioridades: que el catalán no se le etiquete como “especialidad”, porque cree que eso da a pie a error, y negociar con profundidad con las comunidades con dos idiomas oficiales para asentar el modelo trilingüe (incluyendo el inglés). No le gusta tampoco que se abra la vía de desviar a los niños cuyos padres quieran que sean educados solo en castellano a colegios privados y que esas plazas sean financiadas por la Administración. Un grupo de diputados del PP catalán está ahora estudiando y analizando el texto.

La Consejería de Educación del Gobierno de Alberto Fabra en la Comunidad Valenciana, que ocupa María José Catalá, indica que el borrador ya incluye las principales reivindicaciones de la Generalitat, fundamentalmente la potenciación de la enseñanza concertada a demanda. Aun así, dejó claro públicamente que habrá más aportaciones ya que se trata de un “documento abierto”. “Las comunidades seguimos aportando y mejorando la ley”, agregó. El Ejecutivo de Fabra se atribuye además el mérito de haber logrado que las lenguas cooficiales formen parte del examen de reválida en el último borrador.

El Gobierno de Galicia y el del Baleares, también intentan apuntarse un tanto. El presidente balear, José Ramón Bauzá, considera por ejemplo que la propuesta de Wert, que desde febrero ha caído en picado en las encuestas, va “en la misma línea” que la de su Ejecutivo. Y, aunque plantea modificaciones del borrador “en materia educativa”, el consejero de Educación, Rafael Bosch, aseguró el miércoles que “merece la pena discutir” cuestiones que “abren unas vías de acercamiento de posturas”. En la reunión del día 19 aportará “algunos matices a las disposiciones que hacen referencia a las lenguas oficiales”. Como también reclama Sánchez-Camacho, intentará modificar la redacción del borrador para que “el catalán propio de Baleares se considere una materia troncal” en lugar de “especialidad”.

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, quien señaló que el proyecto de Wert aún es un borrador de reforma, defendió “el planteamiento de un equilibrio entre las dos lenguas oficiales”. El PP vasco también da por hecho que se aportarán modificaciones, informa Efe, puesto que el dirigente popular Iñaki Oyarzábal considera que se está “montando un lío antes de que se conozca cuál va a ser el proyecto definitivo” de la reforma.