Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez busca la verdadera identidad de los espías que tripularon vuelos de la CIA

Moreno ha pedido a Reino Unido y Alemania que tomen declaración a dos periodistas

Ambos revelaron los nombres de varios de los tripulantes de los vuelos

Uno de los supuestos vuelos de la CIA en el aeropuerto de Palma el 23 de enero de 2004. Ampliar foto
Uno de los supuestos vuelos de la CIA en el aeropuerto de Palma el 23 de enero de 2004.

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha dado un paso más en su investigación sobre los vuelos de la CIA que hicieron escala en España con supuestos islamistas secuestrados y llevados a prisiones secretas de EE UU en otros países para ser interrogados bajo torturas. Moreno ha pedido a Reino Unido y Alemania que tomen declaración a dos periodistas para que le aclaren la verdadera identidad de los espías estadounidenses que tripularon esos vuelos. Se trata del británico Stephen Grey —con varias publicaciones en The New York Times y John Goetz, del semanario alemán Der Spiegel. Ambos revelaron los verdaderos nombres de varios de los agentes estadounidenses que tripularon el vuelo en el que fue secuestrado el ciudadano alemán Jaled El Masri y que hizo escala en Palma de Mallorca. España, identificó en total a 13 espías de EE UU y el fiscal pidió que se les pusiera en busca y captura internacional.

El Masri, alemán de origen libanés, relató ante el juez en octubre de 2006 que fue secuestrado el 23 de enero de 2004 en la república exyugoslava de Macedonia y transportado en un avión a Afganistán para ser torturado. Después fue liberado en Albania al considerarse un caso de identidad errónea. Ese avión, el de El Masri, había hecho escala en el aeropuerto de Palma, donde la identidad real de sus tripulantes —supuestos espías de EE UU— fue ocultada “con documentación efectuada ad hoc”, según el fiscal de la Audiencia Nacional Vicente González Mota.

Con la declaración de los dos periodistas, el juez trata de conseguir la verdadera identidad de cuatro de los 13 agentes secretos de la CIA que tripularon el avión en que fue secuestrado El Masri —un Boeing 737 con matrícula N313P— que, según un informe de la Guardia Civil aportado a la Audiencia Nacional, permanecieron en un hotel de Mallorca la noche previa a volar a Scopje (Macedonia) para secuestrar a El Masri y conducirlo a Afganistán. Los nombres por los que se interesa Moreno son Kirk James Bird, James Richard Fairin, Eric Matthew Fain y Lyle Edgard Lumsen III.

Según las investigaciones de los Grey y Goetz, el verdadero nombre de Kirk James Bird sería Harry Kirk Elarbee; el de Fairin, el capitán a cargo del vuelo, James Kovalesky. Eric Matthew Fain sería Eric Robert Hume. Los periodistas contaron cómo la fiscalía de Munich (Alemania), donde se sigue la investigación sobre el secuestro de El Masri, logró identificarlos cruzando los datos de sus titulaciones para tripular determinados tipos de avión y sus historiales médicos con las bases de datos de la Administración Federal de Aviación estadounidense (FAA). También averiguaron que el capitán Fairin (en realidad Kovalesky) llamó a su esposa desde el hotel de Mallorca en el que se alojaba, con lo que conocieron su domicilio exacto en Johnston County (Carolina del Norte), donde, según las informaciones publicadas por Grey, se encuentra el aeropuerto del que partían los aviones de la compañía Aero Contractors, la que, supuestamente, operaba los vuelos de la CIA.

Lyle Edgard Lumsen III, el único tripulante de esos vuelos que actuaba con identidad propia, podría ser, según Der Spiegel, el médico que mantuvo sedado a El Masri durante todo el trayecto a Afganistán.

Más información