Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba: “A España le faltan cosas de un Estado federal; hay que completarlo”

El líder del PSOE cree que hay dos salidas a la crisis: “Retroceso social o reforma fiscal”

Rubalcaba, minutos antes de comenzar la entrevista. Ampliar foto
Rubalcaba, minutos antes de comenzar la entrevista.

“En Cataluña hay una situación difícil. No es un lío ni una algarabía, es un problema político. Es antiguo, y tiene que ver con un sentimiento de incomprensión mutuo. Ha ido creciendo y allí hay un problema que tenemos que resolver”, dijo ayer Alfredo Pérez Rubalcaba, secretario general del PSOE, durante una entrevista en TVE. Su receta: “Cataluña y España están mejor juntas”, pero hay que “respetar la singularidad de Cataluña” y atender “sus problemas de financiación”.

Preguntado por si apoyará las tesis del PSC en favor del federalismo, Rubalcaba respondió: “La palabra federal no me asusta: yo soy secretario federal de mi partido. El Estado autonómico ha sido muy bueno, pero la crisis nos está obligando a revisar muchas cosas. Hay quien quiere retroceder, yo quiero avanzar”. Y añadió: “Nuestro Estado autonómico tiene características de Estado federal, pero le faltan algunas cosas. Hay que completar cosas que faltan. Tenemos que mirar los instrumentos de cooperación de Estados federales”. Puso un ejemplo: él es partidario de un “Senado autonómico” para acabar con la situación actual en la que “las carreteras se diseñan sin contar con las comunidades por las que pasan”. Y abogó por “negociar” una financiación mejor para Cataluña (y para quien la pida) sin llegar al concierto vasco.

¿España necesita un rescate? Rubalcaba repitió lo que lleva semanas diciendo: “Yo creo que no. Al menos yo no lo pediría. Perjudica a la imagen de España y es probable que lleve una condicionalidad: recortes sociales. No podemos hacer más sacrificios”, afirmó. Admitió que el PSOE tuvo “mucha” responsabilidad en lo que ahora está pasando, pero solo “hasta diciembre”, cuando dejó el Gobierno. “Después, poca”. Aseguró que “el Estado dejó las cuentas impecables” en diciembre y que la desviación del déficit fue culpa de las comunidades. Y, aunque hace una semana apuntó a una estrategia de oposición algo más dura, ayer volvió a tender la mano al Gobierno: “Creo que hay acuerdos que hacer”.

Frente a la política de “recorte, recorte, recorte”, el PSOE propone subir impuestos, principalmente a las rentas más altas. “La alternativa en España hoy es: o retroceso social o reforma fiscal seria”, dijo Rubalcaba, tras señalar que el calendario de reducción del déficit fijado por la UE será “imposible” de cumplir. No respondió a la pregunta de si el PSOE entendería que el PP congelase las pensiones teniendo en cuenta que el Gobierno del PSOE también lo hizo, pero aprovechó para lanzar un augurio: Mariano Rajoy adelantará el momento de implantación de los 67 años como edad de jubilación y modificará el periodo de cálculo de las pensiones para tener en cuenta “toda la vida laboral”, lo que supondrá “bajar la pensión de todos los ciudadanos”.

Tampoco aclaró si preferiría un pacto de Gobierno con IU o con los nacionalistas, ni si apoyaría una huelga general ni si el presidente andaluz, José Antonio Griñán, debería dimitir en caso de ser imputado en la investigación de los ERE (aunque tachó ese asunto de “corrupción” y dijo que “hay cosas que se han hecho garrafalmente mal”). ¿El hartazgo de la ciudadanía con los políticos? “Hay muchísima desafección, no le quepa duda. Tenemos que tomar nota”.