La vicepresidenta pide prudencia sobre el rescate: “Está en juego el futuro del país”

Sáenz de Santamaría asegura que las condiciones se concretarán en las próximas semanas

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, llega a la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros.
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, llega a la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros.J.C. HIDALGO (EFE)

Todas las preguntas a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, tras la reunión del Consejo de Ministros sobre si el Gobierno pedirá finalmente el rescate ha tenido como respuesta todas o alguna de estas palabras: "Calma, rigor y prudencia". A pesar de la insistencia de los periodistas no se ha movido ni un milímetro de una respuesta breve y calculada.

Más información
Merkel da a Rajoy tiempo para negociar el rescate
La patronal alemana apoya la ayuda del BCE a España
El BCE levanta un cortafuegos para evitar “escenarios destructivos”
El rescate que Draghi ofrece a Rajoy

La vicepresidenta ha eludido en todo momento contestar directamente y ha apelado a la situación en que se encuentra España como consecuencia de la crisis de la deuda y la crisis económica: "Está en juego el futuro del país", ha argumentado para esquivar la cuestión un día después del anuncio del presidente del  Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, de que se realizará una compra ilimitada de bonos, pero bajo "estrictas condiciones".

"Son decisiones que no se pueden tomar a bote pronto ni de la noche a la mañana porque tienen implicaciones importantes para el país y para el futuro de los españoles", ha afirmado, tras asegurar que el Ejecutivo tendrá en cuenta todos los elementos.

El llamamiento a la prudencia no tiene un único destinatario; es un llamamiento general. El Gobierno quiere ganar tiempo después de la visita de la canciller alemana Angela Merkel a Madrid.  Ahora no tiene prisa. Prefiere esperar y ver cómo se toma la prima de riesgo el anuncio del jefe del BCE. De momento, se ha desinflado hasta los 416 puntos, cuando hace solo unos días superaba ampliamente los 500.

El Ejecutivo no desea perder el impulso de una de las jornadas más positivas del año, después de días y días de malos datos, recortes y acoso de los mercados a la deuda española. Por eso ese mensaje de prudencia se hizo extensivo tanto a los empresarios (El presidente de la patronal CEIM, Arturo Fernández, había pedido esta mañana a Rajoy que se pida un rescate total "lo más pronto posible") como al líder del principal partido de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba. "Se lo pido a todo el mundo, y a los líderes políticos más, sobre todo cuando algunos como él han estado en esta misma mesa que estamos hoy". 

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La vicepresidenta, que ha llamado a respetar los procedimientos, ha destacado que las condiciones de ese eventual rescate se concretarán en las próximas semanas en reuniones como el Eurogrupo o el Ecofin. Entonces, ha asegurado, se tendrá un conocimiento "certero" del asunto. "Con todos los elementos de juicio, que es lo que está intentando el Gobierno", ha subrayado.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS