Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE augura problemas de salud pública si no se atiende a los sin papeles

Valenciano: "Se podrían generalizar las epidemias por enfermedades infecciosas"

Los socialistas temen que el 1 de septiembre quede "desmontado" el modelo sanitario español

Dejar sin asistencia sanitaria gratuita a 150.000 inmigrantes sin papeles -que es lo que ocurrirá a partir del 1 de septiembre- no es solo un ejercicio de "insolidaridad" hacia esas personas, sino un error mayúsculo que va a acabar pagando toda la sociedad, porque podría derivar en un problema de salud pública, según ha denunciado esta mañana la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano. Ella ha puesto cuatro ejemplos para pintar un panorama desolador. Uno: cuando los sin papeles ya no tengan tarjeta sanitaria para acudir al ambulatorio, "las urgencias se colapsarán" (porque solo allí tendrán derecho a acudir); dos: los enfermos crónicos empeorarán por falta de atención, lo cual hará que su tratamiento, a medio o largo plazo, se encarezca; tres: "hay enfermedades infecciosas que deben ser atajadas o se generalizarán las epidemias", y cuatro: "hay enfermedades mentales que, sin tratamiento, generarán problemas mayores".

"Se puede ahorrar de muchas maneras, pero no ahorremos sobre los más débiles y no hagamos que el gasto en el futuro sea muy superior a lo que se pretende ahorrar con esta medida", ha dicho la dirigente socialista tras reunirse con colectivos sociales y sanitarios en L'Alfàs del Pi (Alicante). Y ha augurado: "Dentro de 15 días el sistema público sanitario español quedará desmontado por la puerta de atrás. Se quiebra el modelo acordado por todos los españoles en los últimos años, que ha supuesto, entre otras cosas, la mejora de la salud pública del país". "La crisis económica no puede suponer que pongamos también en crisis todos nuestros valores. La crisis no puede servir de coartada para desmontar este estado social. La crisis no la pueden pagar los más débiles", ha insistido Valenciano. "Dentro de un tiempo, cuando nos miremos, es posible que no nos reconozcamos".

Por enésima vez, el PSOE ha aprovechado para rechazar un rescate de la UE a España. La vicesecretaria general ha arremetido contra "aquellos que están dando por hecho que España va a ser rescatada, y que incluso dicen que es bueno". "Se equivocan. Un rescate para un país como España es un auténtico fracaso. Nos marca para el futuro y será muy duro para muchas capas de la población", ha afirmado. "El rescate, si se da, no será bueno. La condicionalidad será durísima. Lo que tiene que hacer el Gobierno es intentar que no nos rescaten".