El Gobierno planea una prórroga de la paga de 400 euros a 200.000 parados

El PP apuesta por introducir cambios profundos en la prestación de esa ayuda Cristóbal Montoro debe autorizar un nuevo gasto de 525 millones

El Gobierno de Mariano Rajoy planea una prórroga de la ayuda de 400 euros para los desempleados beneficiarios del Plan Prepara y modificará este programa puesto en marcha por José Luis Rodríguez Zapatero en febrero de 2011. Fuentes del Ejecutivo aseguran que la ministra de Empleo, Fátima Báñez, trabaja en una reforma del plan que deberá someter al criterio del titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, antes del 15 de agosto, día de vencimiento de la ayuda presupuestada para este año. Ello sugiere que, al menos de momento, habrá una prórroga del programa que tanto el PSOE como los sindicatos exigieron al Ejecutivo anunciando una respuesta “contundente” si no les escucha.

Desde el Ministerio de Empleo se afirma que no hay una decisión definitiva, pero se subraya que, sea la que sea, saldrá del Consejo de Ministros. Y añade un portavoz oficial: “Se tomará la semana que viene en función de los resultados del Plan Prepara”. La misma fuente aclara que no hay ninguna diferencia ni choque entre Empleo y Hacienda.

Más información
El PP abre la puerta a la prórroga de la ayuda de 400 euros
Un problema contable bloquea los 400 euros

Hace unas semanas, en una comparecencia en el Congreso, la ministra Báñez afirmó que habría que revisar el funcionamiento del plan ya que su efectividad había caído mucho en los últimos meses. Basándose en esas palabras, en Empleo afirman ahora que su postura no ha cambiado y que la propuesta definitiva estará apoyada en la evaluación que se haga del actual programa una vez finalizado.

Desde otras fuentes del Gobierno se apunta a que el objetivo del rediseño del plan que prepara el departamento de Báñez es mejorarlo con relación a uno de los fines para los que se puso en marcha: la reinserción laboral. A falta de conocer el contenido de esa reforma, por la que ayer apostó públicamente el PP, el Ejecutivo planea revisar las condiciones por las que los parados accedan a la ayuda, cambiarle el nombre y, en definitiva, crear una nueva marca.

El Plan Prepara actual está pensado para ayudar a los parados en peor situación a cambio de que participen en un itinerario de reinserción laboral y busquen activamente empleo. Para poder acceder a la ayuda hay que haber agotado la prestación y el subsidio, y no tener ingresos por otra vía superiores al 75% del salario mínimo interprofesional (que está en 641 euros). Este perfil da derecho al parado a cobrar 2.400 euros en seis meses, si antes no encuentra trabajo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El profundo deterioro económico de los últimos meses ha empeorado todavía más la situación de este colectivo y ha provocado que sea mucho más difícil que el desempleado logre colocarse. Así que la mayoría (el 94%) consume la ayuda completa, por lo que es previsible que cuando acabe el programa que ahora está en vigor se haya agotado casi toda la cantidad presupuestada para esta edición: 525 millones de euros.

Uno de los debates sobre la mesa consiste en quién tiene que asumir el coste de esa ayuda, si el Estado o las comunidades autónomas. Esta discusión ya se suscitó cuando se creó el precedente del Plan Prepara, el Prodi, en 2009. El entonces ministro de Trabajo, el socialista Celestino Corbacho, insistió en que fueran las comunidades, a través de los servicios sociales, quienes se hicieran cargo de los parados que agotaban la prestación y el subsidio. Al final, la negativa autonómica forzó a que fuera el Ejecutivo central quien asumiera el coste íntegramente.

Ahora este debate ha renacido y eso convierte en decisiva la palabra de Montoro, al fin y al cabo titular de la llave de la caja. El Ejecutivo lleva tiempo estudiando medidas de inserción laboral con los Gobiernos autónomos, que en algunos casos también tienen previstas ayudas o subsidios; estas no son compatibles con el actual Plan Prepara.

A la espera de un pronunciamiento oficial del Gobierno, que previsiblemente llegará en fechas más cercanas al próximo Consejo de Ministros —el 24 de agosto—, el PP abrió ayer la puerta a esa posibilidad intentando zanjar un debate que se está volviendo en su contra por la presión del PSOE, los sindicatos y las redes sociales. Hoy mismo varios dirigentes socialistas escenificarán una acción que consistirá en el envío de mensajes en las redes sociales y de correos electrónicos para exigir al Gobierno que la prestación a los desempleados no desaparezca.

Fue Alfonso Alonso a quien le correspondió ese papel de dar respuesta a las peticiones de prórroga de los 400 euros. El portavoz parlamentario del PP apuntó a una reforma profunda del plan de ayudas, lo que sugiere una prórroga (que se vaya a reformar parece querer decir que no desaparece). El dirigente popular reconoció la importancia del programa y valoró “la función que tiene esa ayuda para la protección social”; aun así, recordó que el “objetivo fundamental tiene que ser recuperar un empleo”. Alonso, además, dio un dato: “Este programa”, señaló, “tenía una capacidad de reinserción del 20% y ahora está en el 6%, perdiendo su capacidad para reinsertar a los trabajadores”. Por eso, apuntó, habrá que trabajar para que funcione mejor. El objetivo que persigue el PP es “recuperar la efectividad perdida de programas como el Prepara”.

La decisión del Ejecutivo sobre los 400 euros, de todas formas, es extremadamente delicada por su repercusión social. Y eso puede verse con claridad estos días, en los que se ha retrasado el pago de la ayuda a los 200.000 parados que la están cobrando actualmente por —según explica Empleo— un problema en los trámites derivados de la entrada en vigor de los presupuestos para 2012.

Sobre este capítulo que ha castigado a los desempleados que se encuentran en peor situación, desde el Ministerio de Empleo se aseguraba ayer que entre hoy y el lunes esperan resolver el problema en 46 provincias. En Asturias tendrán que esperar hasta el día 15, aunque desde el ministerio se insiste en que se trabajará para acabar antes con ese retraso en el pago.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS