Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno ve una “anécdota” revelar la agenda de Rajoy

Santamaría defiende que el presidente no informe de con quién se ve y habla “por el interés general”

El Gobierno ve una “anécdota” revelar la agenda de Rajoy Ampliar foto

Una semana detrás de otra, la agenda del presidente del Gobierno está prácticamente vacía. El martes, miércoles y jueves de esta semana no preveía nada. Compararla con la de cualquier otro líder europeo impacta. Por ejemplo, François Hollande. El mandatario francés tenía 16 citas de agenda esta semana, entre ellas un encuentro con la prensa. Ni un solo día vacío. Mariano Rajoy solo tres actos convocados, ninguno con preguntas. Y tres días en blanco, aunque al final se pasó toda la tarde del martes en el Congreso.

No es que Rajoy no haga cosas, obviamente no para. La cuestión es que no las cuenta. En ocasiones no se sabe ni siquiera dónde está. Al contrario de lo que sucede en la mayoría de los países de nuestro entorno, el presidente del Gobierno no informa de ninguna de las gestiones que hace para resolver la crisis. Se dice que está manteniendo muchos contactos internacionales, pero no se explica cuándo ni con quién ni para qué. Se sabe, por ejemplo, que la canciller alemana, Angela Merkel, y Hollande hablaron ayer sobre España, pero no se sabe ni con quién habla ni con quién se ve Rajoy.

El jueves se llegó al extremo de la celebración de un encuentro con los dos líderes sindicales, Ignacio Fernández Toxo (CC OO) y Cándido Méndez (UGT) sin anunciarlo; sin que, por ejemplo, se haya difundido ni siquiera una fotografía de la cita. Y sin dar cuenta de su contenido ni por supuesto responder preguntas. Hace casi un mes que Rajoy dio su última rueda de prensa. Preguntada por este asunto, precisamente en el día en que se aprobaba la Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, mostró que al Gobierno no le preocupa la opacidad de la agenda de Rajoy, una cuestión que calificó de “anécdota”. “La Ley de Transparencia es mucho más que la anécdota de saber qué hace en cada momento el presidente del Gobierno. La Ley de Transparencia es un elemento claro para luchar contra la corrupción. Los ciudadanos podrán ver todos los contratos administrativos. Eso a lo mejor no tiene tanto interés mediático pero desde luego tiene un gran interés público”, arrancó Sáenz de Santamaría.

“Me pregunta por la agenda del presidente del Gobierno, seguro que me lo dice porque al presidente de los EE UU le conocemos la agenda”, insistió. “Pues mire, hay reuniones del presidente que son públicas y otras que, como es lógico, o porque el interlocutor prefiere que sean discretas, o porque uno está negociando y está hablando, tiene que hacerlo con el necesario sigilo, pero siempre buscando el interés general. Algunas reuniones son públicas y otras no es que sean secretas, es que son privadas”, señaló en referencia a la cita con los sindicatos. “Qué quiere que le diga, como contemos lo que hacemos las 24 horas del día, daría para mucho, quizá, pero no cumpliríamos el objetivo de la ley. De la transparencia a perjudicar la labor de algunos dirigentes que a veces piden reuniones discretas…”, remató dejando esa incógnita sin resolver.