Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP regala un lema a la protesta

El “¡Que se jodan!” de la diputada Andrea Fabra se convierte en la frase coreada en las concentraciones tras incendiar las redes sociales

El PP regala un lema a la protesta Ampliar foto

"¡Que se jodan!". La protesta contra los recortes de Mariano Rajoy ya tiene lema. La diputada del PP Andrea Fabra ha proporcionado a quienes se movilicen una frase redonda que incendia las redes sociales, que se usa en pintadas, en carteles y en las escasas protestas que se han producido desde el pleno del miércoles en el que se anunció el nuevo tijeretazo presupuestario.

Diputados del PP mantienen el respaldo a su compañera de escaño y explican que están dispuestos a expresarle su apoyo directamente en el próximo pleno, el del martes. Según su versión, la diputada por Castellón ha sido objeto del malestar ciudadano por reunir todas las condiciones, como la de ser hija de uno de los personajes políticos más satirizados de España, Carlos Fabra. Según dicen sus compañeros de partido, en los diarios de sesiones constan habitualmente expresiones similares dirigidas de extremo a extremo del hemiciclo, sin que se haya producido tanta polémica. Ese mismo día, cuando Rajoy hablaba del recorte en el número de liberados sindicales se escuchó a un diputado del PP sin identificar gritar: "¡A trabajar, vagos!".

En el Diario Oficial de Sesiones, puede leerse la transcripción de las palabras de Rajoy y la reacción de diputados de otros grupos, con gritos y bromas: "Se reducirá el número de días de libre disposición, se ajustará el número de liberados sindicales a lo dispuesto estrictamente en la ley... (Aplausos. — Protestas.— Un señor diputado: "¡A trabajar!" — Otro señor diputado: "¡Trabaja tú!" —Rumores)".

Los diputados del PP mostrarán en el pleno su apoyo a la diputada

Más adelante se lee: "Se incluirá un nuevo recorte del 20% en la subvención destinada a partidos políticos, sindicatos y organizaciones empresariales, que se añade al que ya se hizo en 2012. (Aplausos. — Rumores.— El señor Centella Gómez: "¿También se les va a hacer a los bancos?" — El señor Sixto Iglesias pronuncia palabras que no se perciben)". Y otros gritos como: "En su conjunto, el paquete de consolidación fiscal, incluyendo ingresos y reducción de gastos, representará una cifra de 65.000 millones de euros en los próximos dos años y medio. (El señor Llamazares Trigo: ¡Vaya paquete!)".

Andrea Fabra no ha pedido disculpas por si alguien se ha sentido ofendido con su expresión, que en general se ha interpretado como si fuera dirigido a los parados, ya que fue pronunciada justo en el momento en el que Rajoy anunciaba el recorte de prestaciones para los desempleados. Ella asegura que iba dirigida a los diputados socialistas que tenía enfrente, aunque fuera pronunciada como si se dirigiera a terceras personas ausentes del hemiciclo.

Personas próximas a ella aseguran que en las últimas horas ha recibido miles de llamadas increpándola por sus palabras y, según su versión, también amenazantes.

En ese respaldo a la parlamentaria coinciden los diputados del PP con la versión oficial de la dirección del Grupo Popular en el Congreso, que así lo hizo expreso el viernes en una carta firmada por su portavoz, Alfonso Alonso.

El PSOE intentará mantener viva la polémica en la Mesa del Congreso

Los diputados del PP explican que esta vez no tenían ninguna consigna para aplaudir a Mariano Rajoy. Su explicación es que al acabar consideraron que debían respaldar al presidente del Gobierno, en un momento que consideraron especialmente difícil para él. Recuerdan que el 12 de mayo de 2010, el entonces presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, recibió una ovación similar cuando terminó de exponer su plan de recortes.

Otra cosa son los aplausos que 14 veces interrumpieron a Rajoy cada vez que relataba un recorte. En este punto hay discrepancia entre la dirección del Grupo Popular y diputados consultados por este periódico. La dirección del grupo considera en privado que fueron un error esas ovaciones, porque daban la idea de alegría ante los recortes. No obstante, los diputados del PP consultados explican que no tenían ninguna idea preconcebida y que esos aplausos seguían siempre a abucheos o expresiones de diputados socialistas. Para apoyar esa tesis se refieren al diario de sesiones que, justo antes de los aplausos, incluye siempre referencias a abucheos o rumores.

Ana Oramas, diputada de Coalición Canaria, escribió ayer en su blog un post titulado Aplausos que duelen, especialmente crítico con la actitud de los populares. "Como diputada, fui testigo en el Congreso de una de las escenas que quedarán grabadas en la memoria de muchos de nosotros, no solo por la estampa de todos los diputados del PP en pie vitoreando a Rajoy, sino por las 14 veces que interrumpieron su discurso para aplaudir medidas que abofetean a muchos ciudadanos y, sobre todo, a los parados y a los pensionistas. (...) El Congreso fue el pasado miércoles un circo de aplausos y reproches", asegura Oramas.

En todo caso, fuentes del PP argumentan que el episodio de Andrea Fabra y la posterior polémica ha tenido la ventaja para el Gobierno de servir de pararrayos de las críticas ciudadanas que si no irían destinadas al propio Rajoy. Es decir, que según esta versión, Fabra ha librado al presidente del Gobierno y a otros ministros de toneladas de referencias críticas, chanzas en redes sociales y hasta eslóganes coreados en las próximas manifestaciones. La diputada se ha convertido en el símbolo del recorte, casi más que el Gobierno.

Fuentes del PP mostraban ayer su preocupación por el hecho de que Rajoy tuviera que cambiar su agenda el sábado para evitar las protestas. Las referencias son las de los tres anteriores presidentes, que terminaron evitando los actos públicos para que no hubiera pitadas, pero en todos los casos fue al final de su mandato. Aznar tuvo dificultades para participar en actos en la campaña de las municipales y autonómicas de 2007, porque le reventaban los actos con protestas contra la guerra de Irak, y Zapatero dejó de ir a Rodiezmo (León) por su enfrentamiento con los sindicatos y alteró los desfiles del 12 de octubre para eludir los abucheos. Pero a Rajoy las protestas le han llegado solo seis meses después de asumir la presidencia.

La dirección del PSOE asegura que el episodio le ha venido bien políticamente, en la medida en la que combate la frase que más daño les hace a los socialistas estos días: "Todos los políticos son iguales". El equipo de Alfredo Pérez Rubalcaba intenta combatir esta semana contra la imagen de que el PSOE es lo mismo que el PP y que los recortes son resultado de una política de continuidad de ambos partidos.

Rubalcaba, además, debe hacer frente a las críticas internas sobre su supuesta debilidad frente al Gobierno, a la que él mismo ha dado carta de naturaleza el pasado sábado al responderlas por primera vez en público.

De esa imagen que identifica y asimila a los dos principales partidos es buena prueba el hecho de que las manifestaciones espontáneas que se produjeron el viernes en Madrid se dirigieran por igual a sedes nacionales del PSOE y del PP. La cúpula de los socialistas niega la espontaneidad y asegura que en las horas previas hubo multitud de tuits procedentes de simpatizantes de IU y de UPyD convocando antes la sede socialista.

Estas dos formaciones son las beneficiarias del desgaste del PSOE, según las encuestas, y sus líderes, Cayo Lara y Rosa Díez, aprovecharon el miércoles en el Congreso la banda de crítica al Gobierno que Rubalcaba les dejó libres al basar su discurso en la oferta de pacto a Rajoy.

IU seguirá en esa vía y su dirección aprobó el viernes concentrarse en las puertas de La Moncloa cada vez que se celebre un Consejo de Ministros.

Los socialistas aseguran que en los próximos días mantendrán la presión contra el PP por el "¡Que se jodan!". Llevarán el asunto a la Mesa del Congreso para que se tomen medidas contra Andrea Fabra, aunque la mayoría absoluta del PP garantiza que no pasará del intento. También estará presente la frase en la sesión de control al Gobierno del miércoles, la última de este periodo de sesiones.

La expresión de Andrea Fabra será como el "¡por qué no te callas!" del Rey y ayer, incluso, fue objeto de una canción compuesta por el cantautor Diego Escusol, que triunfó en las redes sociales. La canción se titula Que se joda Andrea Fabra y se incluye en un vídeo que circuló ayer por Internet con imágenes de Rajoy, de Cristóbal Montoro y otros miembros del Gobierno.