El Gobierno promocionará la ‘marca España’ “sin incremento de gasto”

Espinosa de los Monteros solo cobrará lo que cuesten sus viajes y estancias

Carlos Espinosa de los Monteros.
Carlos Espinosa de los Monteros.

En tiempos de crisis, la austeridad se impone. La creación del Alto Comisionado del Gobierno para la Marca España, cuya función principal será mejorar la imagen de nuestro país en el exterior, tendrá coste cero. Así lo determina el real decreto de Presidencia del Gobierno por el que se instituye esta figura, que “no supone incremento de gasto público”. Ni el alto comisionado, que tendrá rango de secretario de Estado, ni su jefe de gabinete, con rango de director general, percibirán retribución alguna, aunque sí cobrarán indemnización por gastos de viaje, estancias y traslados en el desempeño de sus funciones. En consecuencia, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha buscado a un candidato dispuesto a ocupar este puesto por amor al arte. O por amor a la patria. Y lo ha encontrado en Carlos Espinosa de los Monteros, actual vicepresidente de Inditex, un empresario de 68 años al final de su vida profesional que ha sido presidente de Iberia y del Círculo de Empresarios.

La Marca España tiene muchos ángulos (cultural, deportiva, gastronómica), pero el Gobierno ha querido primar su perfil económico con la persona elegida para representarla. El alto comisionado dependerá de Mariano Rajoy, a través del Consejo de Política Exterior, y funcionalmente de Margallo. Tendrá su sede en el palacio de Viana, la sede más noble de Asuntos Exteriores, y se apoyará en las direcciones generales de Relaciones Económicas Internacionales, Medios y Diplomacia Pública; y Relaciones Culturales y Científicas, dependiente esta última de la Agencia Española de Cooperación Internacional.

Según su decreto de creación, las funciones del alto comisionado consistirán en “mejorar la imagen exterior de España, visualizada bajo la denominación Marca España, que toma como modelo las iniciativas adoptadas por otros Estados en aplicación del concepto de marca-país”, y “promover la actuación coordinada de cuantas instituciones y entidades resulten comprometidas con iniciativas que coadyuven a la mejora de los resultados y al logro de contribuciones medibles para los intereses de España en los ámbitos económico, cultural, social y tecnológico”. No se trata de coordinar las acciones realizadas por las Administraciones, sino también por entidades privadas.

El Ejecutivo ha primado el perfil económico al elegir al comisionado

El alto comisionado elaborará un plan anual para mejorar la imagen de España, dispondrá de una herramienta informática para coordinar las distintas iniciativas y de indicadores objetivos para medir periódicamente la percepción exterior de la imagen de España. Para esto último contará con el apoyo del Instituto Elcano.

Exteriores está convencido de que la imagen exterior de España ha sufrido un grave deterioro en los últimos años, como consecuencia de la crisis económica, y ello no ha sido ajeno a los ataques contra la deuda española en los mercados o a la expropiación de empresas españolas en América Latina. Estaba previsto celebrar la puesta de largo del Alto Comisionado con un acto en el Palacio Real, pero el accidente sufrido por el Rey en su polémico viaje a Botsuana obligó a aplazarlo y ha quedado aparcado sin fecha.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50