Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gallardón expresa la “discrepancia” del Gobierno con la sentencia

El Ejecutivo acata y respeta la decisión del Constitucional, pero prefería la del Supremo que llevó a la ilegalización

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, durante su intervención hoy en la sesión de control al Gobierno en el pleno del Congreso.
El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, durante su intervención hoy en la sesión de control al Gobierno en el pleno del Congreso. EFE

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha expresado hoy la "discrepancia" del Gobierno con la decisión del Tribunal Constitucional de permitir la inscripción de la formación abertzale Sortu como partido político.

Gallardón ha dicho que el Ejecutivo acoge con el "máximo respeto y acatamiento" la decisión del Constitucional, pero que discrepa "del contenido del fallo", y ha lamentado que la posición del alto tribunal no haya sido la misma que adoptó el Supremo. El Gobierno habría preferido "que Sortu siguiese siendo ilegal".

El titular de Justicia ha reiterado la "inquebrantable voluntad" del Gobierno de "lucha permanente contra el terrorismo" y ha dicho que está a la espera de conocer el contenido de la sentencia para conocer cuáles son los límites que se establecen a la participación política de Sortu y el margen de actuación del Ejecutivo para vigilar que los miembros de Sortu cumplen la ley de forma "permanente".

En idéntico sentido se ha manifestado el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que ha anunciado que esperará a conocer la sentencia antes de estudiar un eventual proceso de "ilegalización sobrevenida".

"Cada día tiene su afán y hay que esperar a conocer la sentencia", ha subrayado el titular de Interior al ser preguntado por la posibilidad de que el Gobierno inicie ahora un proceso de ilegalización de Sortu. El ministro ha dejado claro que "con Sortu o sin Sortu" a ETA no le queda otro destino que su disolución incondicional, y ha insistido en que el Gobierno ni ha negociado ni negocia ni negociará con la banda terrorista ni con sus presos.

Por ello, ha pedido a la izquierda abertzale que condene a ETA, le exija su disolución incondicional y pida perdón por los innumerables crímenes que "ha estado jaleando durante tantos años". Por último, el titular de Interior ha querido enviar un mensaje a las víctimas del terrorismo, a las que ha trasladado su reconocimiento en este momento mas que nunca y ha garantizado que nunca negociará con ETA.

Por su parte, el secretario general de los populares vascos y secretario de Justicia y Libertades de la dirección nacional, Iñaki Oyarzabal,ha sido el encargado de trasladar la postura del PP desde el Parlamento de Vitoria. “El PP respeta y acata la sentencia, pero discrepa de ella”, ha asegurado antes de añadir: “No la compartimos porque creemos que lo que hace falta es que ETA se disuelva, entre las armas y reconozca el daño causado. Mientras no haga esto, una legalización de estas características no contribuye a avanzar en esa dirección”.

En cualquier caso, Oyarzabal ha instado en una comparecencia ante los medios “a quienes reclamaban la legalización que sean exigentes y exijan hoy mismo la desaparición incondicional de ETA”. 

Más información