Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Duras críticas de algunas asociaciones de víctimas y satisfacción de PNV e IU

La AVT dice que Rajoy sigue "la hoja de ruta de Zapatero".

El partido de Rosa Diez califica la sentencia de "insulto a los ciudadanos"

Los nacionalistas consideran "natural" la decisión del Constitucional

La portavoz de UPyD, Rosa Díez.
La portavoz de UPyD, Rosa Díez. EFE

Del aplauso de los partidos nacionalistas o de izquierdas a las críticas, durísimas en algún caso, de algunas asociaciones de víctimas y de UpyD. Así ha sido recibida la decisión del Tribunal Consitucional de anular la sentencia del Supremo que en marzo de 2010 prohibió la inscripción de Sortu en el Registro de Partidos Políticos del Ministerio del Interior. Así, la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), ha manifestado por su medio de su presidenta, Ángeles Pedraza, que el Gobierno de Mariano Rajoy sigue la "hoja de ruta" pactada con el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero en materia antiterrorista, y por ello "ha retrasado" la renovación del Tribunal Constitucional hasta que éste tomara una decisión sobre Sortu.

Pedraza ha recibido con pesar la decisión del alto tribunal de anular la anterior sentencia del Supremo por seis votos a cinco. "Ya queda claro que estaba todo pactado con Zapatero y su Gobierno y ha dejado la hoja de ruta a este Gobierno para que termine de rematar", ha criticado Pedraza en declaraciones a Europa Press.

Mayor dureza aún ha expresado el presidente de Dignidad y Justicia, Daniel Portero, que ha calificado la decisión como "un fracaso de la democracia" que, según ha advertido, se pagará "con dinero y con tiros". El hijo de Luis Portero, fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía asesinado por ETA en 2000, cree que la legalización de Sortu "hace mucho daño a la justicia, la democracia y las instituciones" y demuestra que se va "por el mal camino" en la lucha contra ETA.

"Se está legalizando a ETA por la puerta de atrás", ha avisado Portero uniendo la decisión sobre Sortu a las ya tomadas sobre Bildu y Amaiur. "Ellos creen que así se va a acabar con ETA y se han equivocado, haber legalizado Sortu y Bildu es hacer que Batasuna-ETA entre por la puerta grande de las instituciones", ha criticado.

Portero ha sido muy crítico con el Tribunal Constitucional, un órgano "absolutamente parcial" en el que "no hay profesionales cualificados". "El Constitucional no es independiente y lo ha demostrado en varias ocasiones", ha recordado.

Por su parte, la presidenta de UPyD, Rosa Díez, ha calificado la sentencia de "escandalosa". "Es algo así como ilegalizar una decisión del máximo tribunal de este país, el Supremo. Puede que tras lo de Bildu esto no resulte sorprendente, pero eso no significa que no sea escandaloso. No solo corrige al Supremo sino que corrige también al Tribunal de Derechos Humanos". 

Tras calificar la sentencia de "legal, pero injusta", Díez afirmó que su partido se replanteará la reforma de alguinas leyes para que no se puedan producir "atropellos como este". "Anuncio", añadió, "que plantearemos una revisión de la ley de partidos". En el mimso tono se mostró el parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, que afirmó que la legalización de Sortu es un "grave error, un despropósito y un insulto a los ciudadanos".

De distinto modo se han expresado los partidos políticos vascos. Así, Josu Erkoreka, portavoz del PNV en el Congreso, ha calificado la decisión de "natural", pues contribuye "a normalizar jurídicamente lo que ya era normal en el terreno político e institucional". "La izquierda abertzale", ha señalado Erkoreka, "tiene una presencia activa en la política vasca, por lo que no tenía sentido que careciera de una sigla que le permitiera actuar en la política española. La sentencia restablece la situación que el PNV siempre ha reivindicado, pues siempre hemos negado que toda la izquierda abertzale fuera ETA".

El hecho de que Constitucional haya votado dividido no tiene, para Erkoreka, mayor trascendencia. "Es lo que ocurrió con Bildu hace un año y no era de esperar que en este periodo cambiaran las posturas".

En similares términos se ha expresado Mikel Arana, coordinador general de Ezker Anitza-IU, que ha recordado que su formación siempre se opuso a la Ley de Partidos, por la que fue ilegalizada Batasuna, y ha considerado que en el caso de Sortu "se estaba aplicando la ilegalización preventiva, lo que lo convertía en un esperpento jurídico".

Arana ha indicado que "a la izquierda abertzale se le pedía un rechazo claro de la violencia de ETA, y los estatutos de Sortu la contienen de manera nítida". "Por tanto, cualquier impedimento para su registro hubiera sido inaceptable desde todo punto de vista", ha concluido,