Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno de Matas no fiscalizó los 20 millones de euros que pagó a Urdangarin

La Consejería de Presidencia afirma que no ha encontrado informes jurídicos sobre los gastos atribuidos al duque de Palma

Iñaki Urdangarin logró cerrar con el Gobierno de Baleares sus propuestas de negocios deportivos a cambio de más de 20 millones de euros. Ocurrió entre 2003 y 2007, mientras era presidente balear el exministro de Medio Ambiente, Jaume Matas, del PP. El yerno del rey fue el mediador del patrocinio por 18 millones de euros del equipo ciclista Illes Balears-Banesto y obtuvo para su Instituto Nóos, oficialmente sin ánimo de lucro, 2,3 millones de euros para celebrar dos ediciones del Fórum Illes Balears.

Sin embargo, en la Consejería de Presidencia no quedan rastros de expedientes de fiscalización interna, ni diagnósticos jurídicos de control sobre el gasto de estos fondos. El juez del caso Palma Arena, José Castro, que investiga la pieza penal separada del caso Urdangarin, reclamó al Gobierno balear que le remitiera la documentación existente. Sin éxito, no hay rastro.

En los archivos oficiales “no se han encontrado informes jurídicos, de fiscalización o de otro tipo”. Así consta en un certificado del 29 de mayo de 2012 emitido por la secretaria general de la consejería de Presidencia, Catalina Ferrer, que consta en la causa.

Jaume Matas, que tiene una condena de seis años de cárcel por corrupción, recurrida al Tribunal Supremo, afirmó que la presencia del yerno del rey era "un aval, una garantía para el éxito de proyecto”. En 2010, le dijo al juez que ordenó a su Ejecutivo: “hágase”; y derivó la ejecución administrativa a sus colaboradores. “¿Cómo le iba a decir que no?” al duque de Palma, declaró Matas en diferentes medios. "Para bien o para mal no hay facturas" de los servicios del Instituto Nóos.

De los 20 millones de euros procedentes de fondos públicos que habrían ido a parar a los negocios de Urdangarin, 18 millones fueron para el patrocinio, en tres ejercicios, del equipo ciclista Illes Balears Banesto. Esta operación de patrocinio estrenó la colaboración de Urdangarin con el Gobierno de Matas, en este caso como intermediario, bróker e imagen pública porque también acudió a la presentación de la escuadra en la feria Fitur de Madrid. Los otros 2,3 millones fueron para los convenios de colaboración de los dos Fórum Illes Balears que el Instituto Nóos, de Urdangarin y su socio Diego Torres, vendieron a Matas.

“Una vez comprobados” archivos y expedientes, se comunica desde el Gobierno balear, del PP, los fondos documentales registrados, no se hallaron informes, análisis de seguimiento “que tengan relación” con “los expedientes administrativos del patrocinio” ni “tampoco se han encontrado convenios de colaboración con el Illes Balears Fórum”, según firma el alto cargo.

Urdangarin y Diego Torres están imputados por supuesta malversación de fondos públicos en la gestión de los convenios cerrados en Baleares y Valencia por su Instituto Nóos. Las primeras acusaciones concretas de la supuesta implicación de Iñaki Urdangarin en las operaciones de Baleares las efectuó un amigo del duque y colaborador de Matas, el ex director general de deportes, José Luis Ballester, Pepote.

Ballester ordenó el “visto bueno a la contratación de Urdangarin”, el duque propuso las operaciones y participó en ellas, según sostiene en sus declaraciones Pepote Ballester. Un año después de celebrarse el último Forum IB, en 2007, Urdangarin llamó a Ballester reclamándole un pago pendiente. En teoría, el yerno del rey se había apartado de los negocios de Nóos con las instituciones, por indicación de la casa del rey . "Déjalo estar y paga", le dijo el expresidente Matas a Pepote. Iñaki Urdangarin reclamaba 400.000 euros no abonados a Nóos, que se declaró instituto sin ánimo de lucro.

Mientras se investigaban la supuesta trama corrupta en la construcción del Palma Arena, por parte de un consorcio liderado por el Gobierno balear, entró en el juzgado del José Castro el expediente oficial, vacío, del pago de 2,3 millones por los Foros Illes Balears. Otro alude a los 18 millones por el patrocinio del equipo ciclista Illes Baleares. No había facturas ni justificantes. Al reclamarlos a Nóos, Diego Torres entregó al juez notas y facturas que no cubrían el presupuesto, algunas eran inciertas y otras correspondían a eventos celebrados en otras ciudades.