Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mayoría apoya el rescate y cuestiona la actuación de Rajoy

El 86% cree que habrá que poner dinero público para devolver los 100.000 millones

Los ciudadanos aprueban a Guindos y suspenden la gestión de Rubalcaba

La mayoría apoya el rescate y cuestiona la actuación de Rajoy Ampliar foto

El Gobierno ha conseguido que la mayoría de los españoles consideren que el rescate financiero —crédito de 100.000 millones de euros a los bancos, según la terminología oficial— es una noticia positiva. Así lo dice el 46%, según el sondeo de Metroscopia para EL PAÍS realizado el miércoles y el jueves, que castiga de nuevo a Mariano Rajoy, esta vez por la forma en que ha gestionado este asunto.

“Debemos celebrar que nuestros socios europeos nos hayan ayudado”, dijo el presidente del Gobierno en el Congreso el miércoles. Obviamente, los más entusiastas con la ayuda son los votantes del PP. Hasta un 70% de ellos la califica de positiva, después de que el Gobierno la presentara como fruto de las presiones de Rajoy a sus socios y asegurara que no tendrá coste alguno para los españoles, ni en forma de nuevos ajustes ni en forma de dinero público para sufragar su devolución. Sin embargo, los ciudadanos no han aceptado el mensaje del presidente del Gobierno en el Congreso, en el que aseguraba que “es un crédito a los bancos que deberán devolver los bancos”, porque hasta un 86% considera que habrá que poner dinero público para pagar el rescate.

Rajoy dijo que el rescate no afectaría al déficit público, pocas horas después de que el ministro de Economía, Luis de Guindos, afirmara lo contrario en la rueda de prensa en la que anunció la petición de la ayuda. Solo un 10% de los encuestados se cree la versión oficial que sitúa en los bancos la responsabilidad de devolver el préstamo, sin coste para el erario. El 40% cree que la devolución se hará con dinero de los bancos y también con fondos públicos y el 46% que será solo el Estado el que se haga cargo.

La versión oficial asegura que la ayuda está lejos de ser una intervención como la que se ha producido en otros países, condicionando el margen de actuación de sus Gobiernos y transformando la ayuda en deuda pública. Para los encuestados, el Eurogrupo no ha tratado a España de manera diferente a esos otros Estados.

En lo que Rajoy no ha salido airoso es en la percepción que los ciudadanos tienen de su gestión. Evitó comparecer ante los periodistas el sábado para explicar la ayuda y solo lo hizo el domingo después de un aluvión de críticas, para asegurar que el asunto ya estaba resuelto y se iba al fútbol a Polonia. Los ciudadanos rechazan su actuación. El 47% asegura que el presidente actuó mal o muy mal. Es significativo que el que dio la cara sea premiado, porque la actuación de Luis de Guindos es bien valorada: la aprueba el 43% y la rechaza el 41%. Curiosamente, el peor parado es el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, que busca el punto justo entre el rechazo a la medida y el apoyo responsable al Gobierno. Su única ventaja es que sus electores aprueban su actuación, aunque Rajoy tiene más apoyo entre los del PP que Rubalcaba entre los del PSOE.