Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno trata de insuflar optimismo para ahuyentar el fantasma del rescate

Rajoy rechaza los juicios “cada cinco minutos” y apela a la serenidad

El Ejecutivo cambia de estrategia y sale en tromba en busca de tranquilidad

Varios miembros del Gobierno lanzan mensajes de tranquilidad y confianza en la economía española ATLAS

“Serenidad” frente a los sobresaltos de la prima de riesgo. Y “tranquilidad” ante los juicios instantáneos de los mercados. Este es el mensaje que quiere transmitir el Gobierno desde que el sábado el presidente, Mariano Rajoy, negara que España se encuentre al borde del precipicio. Este martes repitió casi el mismo discurso, muy centrado en Europa y en la necesidad del compromiso con el euro, en una reunión a puerta cerrada con los parlamentarios del Grupo Popular en el Senado, horas antes de la última sesión de control al Ejecutivo hasta el próximo otoño, donde calificó el proyecto europeo de “irreversible”.

El presidente vino a decir que ya se han hecho las reformas en España y que ahora es Europa quien debe contribuir con medidas de respaldo concreto pero, en todo caso, alejando la posibilidad de medidas drásticas, como una hipotética intervención. La salida en tromba de ayer del Gobierno, encabezado por Rajoy, viene a ser el mensaje de la luz al final del túnel, no porque la salida de la crisis esté próxima, pero sí al menos porque se vislumbran medidas concretas en Europa como consecuencia de las gestiones del Ejecutivo.

¿Llega el lobo?

Mariano Rajoy trasladó a los senadores del PP que “el juicio no se hace cada cinco minutos”, en alusión a las críticas que reciben las reformas y las reacciones de los mercados.

Soraya Sáenz de Santamaría: comienzan “a reconocerse los esfuerzos de España por el mundo”... “Empiezan a confiar en un país que está dispuesto a asumir su responsabilidad”.

Cristóbal Montoro: “Los hombres de negro no van a venir”. “Esas decisiones llegan no cuando se le ven las orejas al lobo, sino cuando se le ven los colmillos”.

Alfonso Alonso: “No creo en los fantasmas y además sé qué no es inminente que se produzca esa especie de Halloween sobre España”.

España trabaja para recuperar el protagonismo internacional, trasladó Rajoy a los suyos, según asistentes a la reunión, en la que destacó que “el juicio no se hace cada cinco minutos”, en referencia al comportamiento de los indicadores bursátiles. De la reunión salió la idea de que el Gobierno y el PP intentarán volcarse en la labor de explicación de medidas que ya se han tomado y están en marcha.

Las palabras del presidente fueron el broche de un día repleto de mensajes que pretenden insuflar optimismo ante el vendaval financiero. Miembros del Gabinete y dirigentes del PP confirmaron ayer que la estrategia del Ejecutivo dio un giro con la intervención de Rajoy en el Círculo de Economía en Sitges. Esto es, hay que transmitir a los ciudadanos la necesidad del esfuerzo que suponen las reformas, y que hay que trabajar con serenidad, porque ya comienzan “a reconocerse los esfuerzos de España”.

Lo aseguró la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, quien por otro lado añadió que, en estos momentos se necesita “una voluntad compartida en el conjunto de la UE” para salir de la crisis. La número dos del Ejecutivo aprovechó su intervención en un desayuno informativo para destacar, días después de su visita a Estados Unidos, que se empieza “a confiar en un país que está dispuesto asumir su responsabilidad”. La sombra de la intervención o la fórmula de ayuda que el Gobierno negocie con Bruselas sobrevoló las palabras de Sáenz de Santamaría que, como ocurre en casi todas las intervenciones de miembros del Ejecutivo, apeló a la confianza. “La confianza en nosotros mismos, en que saldremos de la crisis, en que vamos a superar los peores momentos”, precisó.

Con esta misma tesis, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, rechazó en Onda Cero que vaya a producirse una intervención, aunque sí reclamó una presencia más clara de Europa.

“Las instituciones europeas deben tomar decisiones”, apuntó. “Es verdad que esas decisiones llegan no cuando se le ven las orejas al lobo, sino cuando se le ven los colmillos, pero hay que pedirles a todos diligencia, responsabilidad e incluso que se asuman riesgos políticos, porque nos estamos jugando Europa”, afirmó.

El portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, también descartó, desde la misma tribuna que Sáenz de Santamaría, que España vaya a ser rescatada e intentó ahuyentar los “fantasmas” relacionados con esos escenarios, que en su opinión son “hipótesis que dan miedo”. “No creo en los fantasmas y además sé que no es inminente que se produzca esa especie de Halloween sobre España”, dijo. “Eso no va a ocurrir. Saldremos de esta situación, tenemos capacidad para tomar decisiones”, añadió el dirigente popular al rechazar el debate sobre esa cuestión y las señales que puedan generar alarma financiera.

Estos mensajes del entorno de Rajoy encontraron ayer cierto respaldo incluso en el principal partido de la oposición. El PSOE trasladó que el Gobierno va a seguir encontrando su apoyo y que seguirán en la línea de “oposición útil”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >