Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia impide a Correa usar una cuenta para pagar a su abogado

El cabecilla de Gürtel aún no ha abonado la fianza de 200.000 euros para abandonar la prisión

El tribunal se basa en que existen indicios de que su patrimonio embargado tenga origen ilícito

Le advierte que si no tiene fondos para pagar a su prestigioso letrado puede pedir otro de oficio

Francisco Correa, el día que declaró como testigo en el juicio por los trajes de Francisco Camps.
Francisco Correa, el día que declaró como testigo en el juicio por los trajes de Francisco Camps.

Si no tiene dinero suficiente para pagar la factura de su abogado siempre tendrá derecho a que se le designe uno de oficio. Ese es el mensaje que mandó ayer la sección cuarta de lo Penal de la Audiencia Nacional a Francisco Correa, al que denegó el desbloqueo de alguna de sus cuentas bancarias que este solicitaba para poder pagar a su defensor. El tribunal recuerda que los fondos bloqueados del líder de la trama Gürtel tienen origen ilícito y que, por esa razón, deberán utilizarse para pagar indemnizaciones y multas en caso de que Correa sea condenado.

Correa pidió al juez Pablo Ruz, el instructor de la mayor causa de corrupción que afecta al PP, que habilitara parte de su patrimonio embargado. El presunto cabecilla de la trama pretendía con ello acceder a 120.000 euros para hacer frente a los honorarios de su prestigioso abogado, José Antonio Choclán, y a otros 3.500 como provisión de fondos para ese mismo letrado. Pero Ruz lo denegó el pasado 30 de marzo. Correa recurrió esa resolución a la Sala de lo Penal.

Ahora, la sección cuarta de esa sala, formada por Ángela Murillo (presidenta), Paloma González y Juan Francisco Martel, ha vuelto a decir a Correa que no. Denegarle el desbloqueo para pagar al letrado, según esos magistrados, no afecta al derecho de defensa de Correa “ya que si fuera cierto que el imputado careciera de otros bienes para sufragar esos gastos, puede pedir y obtener asistencia letrada gratuita como cualquier otra persona”, es decir, un abogado de oficio.

El tribunal recuerda además que esas cuentas fueron bloqueadas “por los indicios que apuntan a que los bienes de este [de Correa] tienen un origen ilícito”. Y esos bienes ilícitos, en caso de que finalmente el cabecilla de la trama sea condenado, deben emplearse en pagar las indemnizaciones, costas y multas derivadas del proceso contra él.

Correa sí logró la semana pasada que Ruz liberara otra de las cuentas bloqueadas, esta perteneciente a su madre, con un saldo de 400.000 euros. Ello le permitirá, previsiblemente, abonar los 200.000 euros a los que el juez redujo su fianza ante la imposibilidad de juzgarlo antes de que acabe el plazo máximo que Correa puede estar en prisión provisional, el próximo febrero. A última hora de ayer el último imputado en prisión del caso Gürtel permanecía en la cárcel al no haber logrado consignar esa suma en el juzgado.