Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gallardón da por zanjado el caso y el PSOE se lanza contra Dívar

El Gobierno cree que el Parlamento no es competente para controlar al Poder Judicial

Rubalcaba considera claramente insuficientes las explicaciones

Gaspar Llamazares registra por tercera vez la petición de comparecencia

El Gobierno no solo no pone reparos a la actuación de Carlos Dívar, sino que el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, alabó hoy en los pasillos del Congreso la actuación del presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo y dio por zanjada la polémica.

“El Consejo ha dado una muestra de responsabilidad”, aseguró el ministro en el Congreso. Además, felicitó a los vocales porque contribuyen “al fortalecimiento de las instituciones y a la superación de la crisis”. Fuentes próximas al ministro explicaron que su defensa no se refiere a la persona, aunque no tenga nada que reprocharle, sino a la institución. Por eso, explicó que “vivimos en un momento ciertamente delicado, donde la fortaleza de nuestras instituciones y el normal funcionamiento de las mismas es un factor determinante para la superación de la crisis en estos momentos en España”.

Sin embargo, la explicación pública de Dívar no satisfizo al PSOE, ni a Izquierda Unida. Los socialistas confirmaron su cambio de posición y anunciaron la petición de comparecencia del presidente del CGPJ en la Comisión de Justicia del Congreso, y Gaspar Llamazares (IU) reiteró por tercera vez la petición que la Mesa del Congreso ha rechazado ya dos veces.

Para Alfredo Pérez Rubalcaba, las explicaciones son “claramente insuficientes”. El líder del PSOE recordó que ya había dicho que en este episodio hay “actitudes” que no puede comprender ni “suscribir”.

Sin embargo, el Gobierno ya dejó claro hoy mismo que impedirá que Dívar sea citado en la Comisión de Justicia del Congreso. Gallardón explicó que el presidente del CGPJ no tiene por qué acudir al Parlamento porque “no es competencia” del Parlamento “el control político del órgano de gobierno de la magistratura”. Y eso que Dívar, como el gobernador del Banco de España, ha mostrado su disposición a acudir al Parlamento si es solicitada su comparecencia.

Gallardón aseguró que de acuerdo con la Constitución, la responsabilidad de los miembros del Poder Judicial “corresponde ser exigida en el seno del propio Consejo”.

“Vivimos en un Estado donde los poderes afortunadamente están separados”, dijo el ministro.

Pero esta no ha sido siempre la posición del PP, porque en la anterior legislatura los populares forzaron una comparecencia de Dívar en la Comisión de Justicia de la Cámara baja para pedirle explicaciones y controlar su actuación en asuntos de su estricta competencia. El 16 de marzo de 2009, Dívar compareció en la Comisión de Justicia para que el entonces portavoz del PP, el exministro Federico Trillo, le preguntara por las actuaciones judiciales contra Baltasar Garzón o la protesta de jueces, entre otros asuntos que competen al Consejo.

El PP rectificaba la posición que había mantenido en 2006 cuando apoyó a Francisco Hernando, entonces presidente del CGPJ, que se negó por tres veces a acudir a la Cámara cuando fue citado por la Comisión de Justicia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >