Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas llaman a la ciudadanía a “defenderse” frente al Gobierno

Una delegación de la dirección socialista participará en las protestas del día 29

Rubalcaba hará el discurso en el debate de enmiendas a los Presupuestos

Si la respuesta del PSOE a la huelga general del pasado 29 de marzo fue más que prudente al principio —“los partidos no secundan huelgas”— y medida después —en el último momento decidió sumarse a la manifestación de los sindicatos y mostrar su “solidaridad”—, solo tres semanas más tarde la apuesta por acercarse a la calle y alimentar la protesta social parece haberse afianzado en el principal partido de la oposición. La vicesecretaria general de los socialistas, Elena Valenciano, animó este lunes a la ciudadanía a “defenderse” de las medidas del Ejecutivo de Mariano Rajoy por múltiples vías, entre ellas las “movilizaciones en la calle”.

Entre medias de esos dos momentos, el Gobierno ha encadenado anuncios de recortes generalizados y un proyecto de Presupuestos en el que el PSOE ve un plan de demolición del Estado de bienestar. Entre medias, también, el socialista François Hollande ha ganado, con un discurso de giro a la izquierda, la primera vuelta de las elecciones francesas, un dato que el PSOE considera muy esperanzador “para la socialdemocracia, para Europa y para España”.

“Las familias españolas tienen derecho a defenderse”, afirmó Valenciano, después de exponer la situación en la que, a su juicio, ha quedado una familia media tras las últimas medidas del Gobierno: "Le han subido los impuestos, lehan bajado los salarios, le han quitado derechos laborales, le han subido las tasas universitarias y le van a hacer pagar doble por las medicinas”. “España está retrocediendo décadas”, resumió. ¿Cómo deben defenderse las familias? Hay muchas vías, según Valenciano: a través de la acción política y parlamentaria de los partidos de oposición, pero también con “movilizaciones en la calle”: “Los colectivos pueden organizarse y salir a decir: no estamos de acuerdo con lo que está haciendo el Gobierno”, propuso. “Eso no quiere decir”, quiso subrayar la dirigente socialista, “que el PSOE alimente ninguna radicalidad ni ninguna hostilidad”. Simplemente, el Gobierno está “dando hachazos con su ideología” —sin haberlo avisado, además, en la campaña electoral que llevó a Rajoy a La Moncloa— y eso debe tener una respuesta de la sociedad.

Este planteamiento de la dirección del PSOE tendrá una consecuencia visible el próximo domingo, día en el que los sindicatos y 56 asociaciones, agrupados en la Plataforma en Defensa del Estado del Bienestar y los Servicios Públicos, han convocado manifestaciones por toda España contra los recortes. Un portavoz del partido adelantó que “una delegación” de la ejecutiva federal participará en la marcha de Madrid, aunque aún no se ha decidido quién la integrará.

Y, junto a la protesta en la calle, la protesta en el Parlamento. Valenciano confirmó que será el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien defenderá hoy en el Congreso la enmienda a la totalidad al proyecto de Presupuestos, para darle máxima relevancia. Con una tesis: “La economía española necesita respirar y Rajoy la está ahogando”.

Aprovechando el debate sobre los Presupuestos, el Gobierno catalán (CiU) ha reavivado otro: Cataluña ha vuelto a reclamar un sistema de financiación más favorable, cercano al privilegiado del que goza el País Vasco. Y el PSC, partido hermano del PSOE en Cataluña, se ha mostrado dispuesto a negociar ese nuevo “pacto fiscal”. Valenciano aseguró que el asunto “no está sobre la mesa” de la ejecutiva federal, y subrayó que miembros de ambas direcciones se reunirán “en próximas fechas” para fijar una posición.

En lo que no se mojó en absoluto la dirigente socialista es en la postura del PSOE sobre la posible aplicación de la Ley de Transparencia a la Casa del Rey, que reclaman algunos colectivos y el Gobierno rechaza. Rubalcaba se había mostrado partidario, en una entrevista en EL PAÍS, de que la ley afecte a las cuentas de la familia real. Pero Valenciano no quiso precisar si eso lo pedirán los socialistas a través de una enmienda a la ley: “No hemos estudiado eso”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >