El PSOE se opondrá a los ajustes porque conducen "a la recesión"

[EMPTYTAG]Rubalcaba insiste en el impuesto a las grandes fortunas

Rubalcaba, durante su comparecencia ante los medios.
Rubalcaba, durante su comparecencia ante los medios.EFE

Los 110 diputados del PSOE votarán en contra del decreto con las medidas de ajuste aprobadas por el Gobierno. La disputa va a estar en la justificación del Gobierno por la cual ha tenido que subir los impuestos, entre otras medidas. “ Si el déficit se ha ido del 6 al 8% que nos diga el Gobierno cuánto corresponde a la Administración del Estado; cuánto a las comunidades autónomas y cuánto a los Ayuntamientos”, ha preguntado el presidente del Grupo Socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba. Además, para explicarlo nadie mejor que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a quien el Grupo Socialista ha pedido su comparecencia en el Congreso, al igual que hizo el anterior presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, cuando tomó las duras medidas de ajuste de mayo de 2010. En términos generales este plan “conduce a la recesión, a la depresión a y más destrucción de empleo”, señaló Rubalcaba. “Ahora se ve que el único plan de Rajoy era llegar a la Moncloa porque no tenía plan económico”, acusó en términos políticos. Eso sí, una y otra vez recordó que Rajoy en campaña negó que fuera a subir los impuestos.

Después de una reunión de trabajo con sus colaboradores económicos, todos del Grupo Parlamentario Socialista, Rubalcaba desgranó las objeciones a las medidas. Con él estaban Inmaculada Rodríguez-Piñero, Cristina Narbona, Valeriano Gómez, Antonio Hurtado y Pedro Saura. “El truco está bien pensado pero no cuela”. Se refiere a que el Gobierno hace el ajuste en la Administración del Estado cuando a su entender esa posible desviación del 6 al 8% de déficit es culpa de las autonomías y de los ayuntamientos. Pero este será el objeto de controversia seguro ya que casi a la misma hora que Rubalcaba y su equipo comparecían en la sede federal del PSOE de Madrid, la ministra de Trabajo, Fátima Báñez, desde Sevilla junto al dirigente Javier Arenas, justificaba las medidas por el imprevisto con el que se habían encontrado: un déficit del 8 en vez del 6% que le había indicado el gobierno saliente. Los socialistas ahora y en el Parlamento se aferrarán a que el Gobierno les diga cuál es la parte de las comunidades autónomas culpables de la desviación. Casi todas gobernadas por el PP y algunas desde hace veinte años. “El Gobierno central saliente no puede tener la culpa del déficit de la comunidad valenciana; la tendrá el presidente valenciano y la fórmula 1 pero no el gobierno del señor Zapatero”, puso como ejemplo. “El señor Montoro tiene que desglosar esos dos puntos de diferencia”, insistió. “Nuestro traspaso de poderes y de información ha sido modélico”, se defendió el dirigente socialista.

“Zapatero no puede tener la culpa del déficit de la comunidad valenciana; la tendrán el presidente valenciano y la fórmula 1"

Ajustes sí, reducción de gastos en los Ministerios también, así como subida de impuestos, pero no los que ha subido el Gobierno. Los socialistas van a volver a proponer, como hicieron en campaña electoral, un impuesto sobre las grandes fortunas y una subida para las grandes corporaciones. “La subida del IRPF va directamente contra las clases medias, los trabajadores, los jóvenes y los pensionistas, dijo de una tacada. Según sus cuentas, dos tercios del ajuste lo pagarán los trabajadores y un tercio, las rentas de capital. “Los españoles que ganen menos de 53.000 euros al año, pagarán el 73% del ajuste a través del IRPF”, según cálculo de los socialistas. La subida del IBI también traerá injusticia por la disparidad económica que se da entre una vivienda de un pueblo y de una gran ciudad. Salen perjudicados los primeros, siempre según la versión socialista que será objeto de gran debate en el Parlamento. A los pensionistas se les sube un 1% pero “a la mayoría se les sube 0,75% a través del IRPF así que lo comido por lo servido”, conviene que lo sepan.

La retirada de la renta de emancipación y la congelación del salario mínimo afecta directamente a los jóvenes. Su conclusión es que los ajustes son necesarios pero “este no es el camino”.

Sobre la firma

Anabel Díez

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción