Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El verdadero ajuste está por venir

El plan de Rajoy tiene menos impacto recaudatorio que los de Grecia, Italia o Irlanda

Apuesta por el IRPF en lugar de por el IVA como hizo Zapatero

Médicos de Cataluña protestan contra los recortes en la sanidad pública.

El recorte aprobado ayer por el Gobierno de Mariano Rajoy no es, ni de lejos, comparable a los adoptados por otros países de la Unión Europea acuciados por el déficit como Grecia, Italia, Portugal o Irlanda. Ni siquiera tiene el calado del que decidiera su antecesor en el cargo, José Luis Rodríguez Zapatero, en mayo de 2010, cuando España estuvo al borde el rescate financiero. Del escaso objetivo de recaudación se deduce que no es un plan de recorte en sí, sino solo una serie de medidas urgentes a la espera del verdadero plan de ajustes que puede dejar en un juego de niños los decididos ayer. “Es el inicio del inicio” como ha avisado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

 A la espera de ese ajuste definitivo, las medidas anunciadas son peccata minuta en su impacto en la recaudación y en la reducción del déficit en comparación con los de otros planes de países rescatados por la UE. Así, frente a los 6.400 millones que prevé recaudar el Gobierno español, el plan Salva Italia de Mario Monti se ha fijado como objetivo movilizar 30.000 millones entre 2012 y 2014 (12.000 millones en recortes del gasto y 18.000 en recaudación). En Irlanda, las medidas de ajuste aplicadas hace un año suponen un ahorro de 12.000 millones en cuatro años, en una economía mucho menor que la española. Incluso para el primer plan de Zapatero se evaluó un impacto de 8.167 millones.

Tampoco la estructura fiscal del plan se parece mucho a la de los planes foráneos. La de Rajoy carga las tintas en el IRPF, cuyo recargo para las rentas de trabajo se lleva la parte del león, con 4.100 millones, las dos terceras partes del total. Grecia, Portugal o Irlanda dejaron recaer la subida impositiva en el IVA, con aumentos en algunos casos espectaculares como el del Gobierno de centro-derecha portugués que ha incrementado del 6% al 23% el IVA de servicios básicos como la luz y el gas.

También el ajuste de Zapatero hizo hincapié en los impuestos indirectos, con aumento del tipo general del 16% al 18%. La subida, que entró en vigor el pasado 1 de julio, se evaluó en una mayor recaudación de 4.787 millones de euros, más de la mitad previsto para todo el ajuste. El Gobierno del PP ha sido más duro aún con las rentas de capital que su antecesor socialista: el tipo máximo pasa del 21% al 27% (frente al aumento del 19% al 21% de Zapatero).

Grecia recortó las pensiones un 20% y Portugal confiscó una de sus pagas extra. El Gobierno del PP ha sido más duro con las rentas de capital

Rajoy ha eludido deliberadamente la inclusión de un aumento del IVA para cumplir con su promesa electoral (hizo campaña contra la subida decretada por Zapatero) pero será difícil no recurrir a la misma en el futuro, dado el escaso efecto que un aumento de los impuestos directos tiene en los ingresos públicos, por la estructura impositiva y el alto nivel de fraude.

El plan de Rajoy también es bastante más suave con colectivos como funcionarios y pensionistas. A los primeros, les congela el salario y a los segundos les sube la pensión un 1%. Una bicoca si se compara con la reforma aplicada por Portugal en la que los funcionarios que perciben más de 1.000 euros al mes se quedan sin las pagas extra de Navidad y de verano. En Grecia, se les ha recortado los salarios entre un 20% y un 40%. Zapatero decretó una rebaja del sueldo de los funcionarios del 5%.

También es menor el recorte de plantilla pública. Solo se repondrá uno de cada 10 funcionarios que dejen el puesto. En Grecia, por ejemplo, se prevé la desaparición del 20% de los funcionarios hasta 2015 (150.000 menos), y unos 30.000 serán directamente despedidos al cabo de un año. El Gobierno irlandés eliminará 23.500 puestos hasta 2015.

En las pensiones, Rajoy las sube un 1%, un porcentaje que puede parecer raquítico salvo que se compare con el ejemplo griego, que ha recortado un 20% todas las que superan 1.000 euros, mientras que Italia ha congelado las superiores a 936 euros al mes. Zapatero congeló todas las pensiones menos las mínimas y las no contributivas en 2011.

Anecdóticamente, Rajoy también se ha diferenciado del resto en la puesta en escena; es el único presidente que no ha dado la cara a la hora de presentar el ajuste.

Estas son los otros grandes planes de ajuste aplicados por los distintos Gobiernos.

» Planes de ajuste de Zapatero. En los sucesivos planes, el Gobierno anterior redujo el 5% los sueldos de los funcionarios en 2010 y los congeló para 2011.

— Pensiones. Congelación en 2011 excepto mínimas y no contributivas.

— Eliminación del cheque-bebé (2.500 euros) y de la retroactividad en el cobro de la prestación de los dependientes.

— Subida del IVA del 16% al 18% en el tipo general y del 7% al 8% en el reducido.

— Eliminación de la deducción fiscal por vivienda para ingresos de más de 24.000 euros.

— Aumento de las rentas de capital, del 18% al 19% para los primeros 6.000 euros y del 21% para los siguientes.

» La confiscación de Portugal. El Estado se queda con la mitad de la paga de Navidad en aquellos sueldos que superen el salario mínimo (485 euros).

— A los funcionarios que ganan más de 1.000 euros se les suprime entre una y dos pagas extra y se les baja el sueldo hasta un 20%. Se eliminan 150.000 puestos hasta 2015, la cuarta parte del total.

— Subida del IVA de la luz y el gas del 6% al 23%. Aumento del 15% del precio del transporte.

— Recorte de la indemnización por despido de 30 días por año a una cifra que no será mayor de 12.

» Monti ‘Salva Italia’. El Gobierno de Mario Monti ha presentado este plan hasta 2014 para evitar el rescate.

— Subida del tipo estándar del IVA del 21% al 23% en 2012.

— Pensiones. Aceleración del plan de transición para elevar a 66 años la edad de jubilación. Adecuación parcial a la inflación para las pensiones entre 467 y 935 euros. Las superiores a 936 euros al mes no se actualizarán con la inflación.

— Reintroducción del impuesto sobre viviendas que había sido cancelado por el Gobierno de Silvio Berlusconi.

— Para combatir la evasión fiscal, el Gobierno reduce a 1.000 euros el tope que se puede pagar en efectivo.

— Bienes de lujo. Nuevas cargas impositivas sobre aviones y helicópteros privados y sobre coches de alta gama.

» Grecia: todo por cumplir con la UE. El Gobierno griego ha ido aprobando planes de ajustes brutales para recibir los fondos de la UE.

— Los asalariados deben pagar entre el 1% y el 5% de su salario bruto. El mínimo exento del IRPF baja de unos ingresos anuales de 12.000 a 5.000 euros.

— Hasta 2015 habrá 150.000 empleados públicos menos, una reducción del 20%. Las retribuciones, que ya se bajaron el año pasado, se recortarán otro 20%.

— La parte de las pensiones que supere 1.000 euros se recortará el 20%.

— Las empresas podrán negociar convenios propios con sus trabajadores al margen de los convenios nacionales.

— Recorte hasta 2015 unos 5.000 millones en prestaciones sociales.