Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
el drama de las cuentas públicas

Cospedal duplica su déficit en tres meses para costear 1.500 millones de deuda

La Junta de Castilla-La Mancha prevé terminar el año con un déficit del 9,7%

Ampliar foto
La presidenta de Castilla-La Mancha, Dolores de Cospedal. EFE

La Junta de Castilla-La Mancha ya ha calculado el déficit con el que cerrará 2011. Será el 9,7% del PIB, según fuentes de la Consejería de Economía, lo que supone el doble del que tenía al finalizar el tercer trimestre del año y siete veces más del previsto por el Gobierno central para las autonomías. Esta previsión ha sido consensuada con el Ministerio de Hacienda, según la consejería del Gobierno de Cospedal. El ministerio ha reconocido a este periódico que tiene constancia de las intenciones de Castilla-La Mancha pero ha negado que hubiera ningún consenso respecto a duplicar el déficit a final de año. 

Con un desajuste del 4,4% del PIB a 30 de septiembre, Castilla-La Mancha es la comunidad que acumula más números rojos y, pese al empeño de su presidenta, que en verano aprobó un duro plan de ajuste -que preveía un ahorro de 1.820 millones entre 2011 y 2012- para cumplir con el compromiso del 1,3%, era presumible que no pudiera alcanzar esa meta.

Las mismas fuentes explican que este aumento de más del doble del déficit en el cuarto trimestre surge de la necesidad de financiar los más de 1.500 millones de euros en los que se ha tenido que ampliar el presupuesto de 2011. Las Cortes regionales aprobarán el jueves un proyecto de ley que autoriza este suplemento de crédito por importe de 1.534 millones de euros, el 17,8% del presupuesto actual, para poder cumplir con obligaciones pendientes de distintas Consejerías.

Este incremento, que se financiará mediante la emisión de deuda pública a largo plazo, es el responsable de que el déficit de Castilla-La Mancha a fin de año se dispare hasta el 9,7%. El Gobierno regional ha decidido hacer aflorar en el cuarto trimestre todas las obligaciones pendientes para cuadrar los presupuestos de 2011 y poder elaborar unas cuentas de 2012 sin ningún lastre del año anterior, explican fuentes de la Junta.

Ejecutivo de Cospedal está convencido de que en 2012 la comunidad sí cumplirá con el objetivo del 1,3%

Sin plan de reequilibrio financiero aprobado, Castilla-La Mancha tiene prohibido endeudarse a largo plazo, sin embargo en la Consejería de Hacienda cuentan con que el próximo Consejo de Política Fiscal y Financiera apruebe el nuevo plan que presente y autorice ese endeudamiento. Un permiso que, en todo caso, tardará en llegar ya que la Junta deberá presentar su plan en el siguiente Consejo -que aún no tiene fecha- y su aprobación, si la hubiere, se realizara en el siguiente.

Sin ser un buen dato, a la Junta no parece preocuparle terminar el año con un déficit tan alejado de la cifra comprometida del 1,3%. Justifican que si el desajuste a 30 de junio, según los datos del informe de la Sindicatura de Cuentas, era del 6,1%, -el dato de Hacienda era del 4,16%- el hecho de que tres meses después no se haya duplicado, sino que se haya reducido, es un buen síntoma.

Durante los días posteriores a la victoria electoral del PP, su número dos, que además es presidenta de Castilla-La Mancha, ha insistido en que el Gobierno de Mariano Rajoy cumplirá con el déficit. Fuentes de la Junta aseguran que el Ejecutivo de Cospedal está convencido de que gracias al nuevo plan de reequilibrio financiero y con el plan de ajuste puesto en marcha, que mañana se ampliará en 350 millones de euros, en 2012 la comunidad sí cumplirá con el objetivo del 1,3%.