El pacto fiscal se aleja de Cataluña por la mayoría absoluta del PP

Duran se adelantó a las exigencias de los populares y abrió la puerta a colaborar en el Congreso aunque no haya un nuevo sistema de financiación para Cataluña

Jorge Fernández y Alicia Sánchez-Camacho.
Jorge Fernández y Alicia Sánchez-Camacho.EUROPA PRESS

Tras su histórico triunfo el pasado domingo, Convergència i Unió aterrizó de nuevo en la realidad ayer para darse cuenta de que su principal reivindicación de la última campaña electoral, dotar a Cataluña de una financiación similar a la del País Vasco, no está ni por asomo en los planes del Partido Popular. La mayoría absoluta de Mariano Rajoy deja a CiU muy lejos de su ansiado papel de partido bisagra en el Congreso. Por esta razón, el candidato nacionalista, Josep Antoni Duran i Lleida, reconoció ayer que la marcha atrás en sus planteamientos puede acabar imponiéndose. “No sería un fracaso si no conseguimos el concierto económico”, dijo.

La victoria de CiU se volvió así agridulce. Las sonrisas por haber superado a los socialistas, contra todo pronóstico y por primera vez en unas generales, dominaron en la reunión matutina de la dirección nacionalista. Pero ahora falta ver si su buen resultado tiene alguna traducción práctica. Hasta ahora, los nacionalistas han sido prisioneros del PP en el Parlamento catalán para llevar a cabo sus principales medidas. Y ahora el PP subirá el precio de sus apoyos según adelantó ayer su líder en Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho. “No daremos nuestro apoyo a cambio de nada”, dijo. Sus exigencias llegarán en dos sentidos: por una parte, aumentar el poder institucional del PP en Cataluña a base de pactos con CiU. Por otra, Rajoy pedirá apoyos a CiU para las reformas económicas y sociales quiera llevar a cabo.

Por si acaso, el propio Duran se adelantó a las exigencias de los populares y abrió la puerta a colaborar en el Congreso aunque no haya un nuevo sistema de financiación para Cataluña. “El PP se equivoca si piensa que podrá prescindir de CiU”, dijo un Duran que puso de relieve las similitudes entre los programas económicos de Convergència y del PP. En este sentido, recordó que CiU también apoya las rebajas en el impuesto de sociedades y que los empresarios no deban pagar el IVA de las facturas antes de cobrarlas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Miquel Noguer

Es director de la edición Cataluña de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona, ha trabajado en la redacción de Barcelona en Sociedad y Política, posición desde la que ha cubierto buena parte de los acontecimientos del proceso soberanista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS