Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los nacionalistas piden la autodeterminación

El 'lehendakari' desliga “radicalmente” del fin de ETA cualquier debate político entre partidos

Ampliar foto
Patxi Lopez, ayer en su encuentro con los representantes de Bildu: Rufi Etxebarria (izquierda), Pello Urizar (segundo por la izquierda) y Oskar Matute.

Los nacionalistas tienen prisa en lograr sus objetivos políticos. El octavo día después de la declaración de ETA que ponía punto final a la violencia terrorista, el PNV, EA —miembro de Bildu—, Amaiur, que incorpora a Aralar, y el sindicato ELA exigieron al lehendakari, Patxi López, de manera prácticamente unánime, que elabore una hoja de ruta para abordar con carácter de urgencia la solución al “conflicto vasco”.

Para todos ellos es urgente que el lehendakari dé pasos tras el que recuerdan dio la banda anunciando el fin de sus acciones, y le pidieron que propicie una negociación entre el Estado y ETA, además de sentar a los partidos en torno a una mesa para resolver los problemas políticos que genera “el encaje” de Euskadi entre los “Estados” de España. Un día antes, en el marco de la ronda de partidos que ayer mismo terminó López con Bildu y ELA, se lo habían solicitado los exlehendakaris José Antonio Ardanza y Carlos Garaikoetxea, aunque estos pidieron también a la izquierda abertzale que reconozca a las víctimas del terrorismo.

Ante ese aluvión de demandas, el lehendakari reclamó calma, “inteligencia y prudencia” para afrontar el futuro de Euskadi y desligó “radicalmente” del fin de ETA cualquier debate político entre partidos. Además reivindicó el papel del Parlamento como sede de la soberanía popular, y tras asegurar que el único “conflicto vasco” que ha existido en Euskadi “ha sido el de ETA”, rechazó la constitución de cualquier mesa de las que le proponen al margen de la Cámara de Vitoria. López fue interpelado por PNV, EA y Aralar y fue especialmente duro con el parlamentario de Eusko Alkartasuna Juanjo Agirrezabala, que tras ensalzar el papel de la conferencia de San Sebastián para lograr la paz, le pidió “valentía”. “Usted se cree que la paz llegó por tres horas de conferencia y no por 30 de resistencia”, le dijo López. “Qué desprecio a la resistencia y al sufrimiento de la sociedad vasca. La valentía la hemos tenido antes para hacer frente a ETA, ahora es necesaria la inteligencia”. Tras reprocharle que ligara la resolución del “presunto conflicto vasco” con el final de ETA, le espetó: “Ustedes, peor que la banda, que habla de las consecuencias, ustedes hablan de las causas”.