Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fabra admite sentir "vergüenza" de las indemnizaciones de la CAM

El presidente de la Generalitat valenciana critica los sueldos de los directivos de la caja sin entrar a valorar la gestión del Gobierno regional en el descontrol del organismo

El Consell eliminará trabas administrativas para abrir o mejorar los negocios

El Presidente De La Generalitat Valenciana, Alberto Fabra.
El Presidente De La Generalitat Valenciana, Alberto Fabra. EUROPA PRESS

Alberto Fabra siente “vergüenza” ante las “grandes indemnizaciones” de los directivos de Caja Mediterráneo (CAM) y otras entidades bancarias. El presidente de la Generalitat hizo esta confesión ayer tras reunirse con el comité ejecutivo de la patronal alicantina. “Siento vergüenza, como siente cualquier otra persona”, dijo Fabra sobre los sueldos e indemnizaciones que se han cobrado en la CAM, intervenida por el Banco de España. “Como ciudadano me estremezco cuando escucho esas indemnizaciones ilógicas, y desde luego fuera de lugar en estos momentos de crisis, en la que los ciudadanos sufren tanto”, agregó.

No obstante, Fabra quiso generalizar al recordar: “No solo se produce en la CAM, también lo hemos visto ahora con un exdiputado del PSOE”, en referencia al exdirigente socialista y expresidente de Caja Castilla-La Mancha Juan Pedro Hernández Moltó. Sin embargo, Fabra echó balones fuera y no quiso valorar el papel de la Generalitat en el descontrol de la CAM. Las Cortes Valencianas aprobaron una comisión de investigación sobre la CAM a petición de la oposición. El PP la respaldó con la idea de culpar de la intervención de la caja al Banco de España. Al margen de esta comisión, el consejero de Economía, Enrique Verdeguer, comparece hoy en la Cámara autonómica para dar su versión sobre lo ocurrido en la CAM.

Minutos antes de reunirse con el comité ejecutivo de la patronal Coepa en Alicante, cuyo presidente, Rafael Martínez Berna, que acaba de ser multado por la Comisión Nacional de la Competencia por amañar supuestamente concursos de obras, Fabra también anunció que la Generalitat “eliminará” las cargas administrativas para la creación o modificación de las empresas. Aunque no concretó qué trámites desparecerán, el jefe del Consell avanzó que pretende “aligerar la Administración”. Fabra se comprometió a realizar un “esfuerzo titánico” para crear empleo y dejar “lo superfluo” de lado. El presidente se reunió antes en Benidorm con los hoteleros y se comprometió, si gana el PP, a rebajar las tasas aéreas y el IVA para el turismo.

SOSPECHAS SOBRE LA PATRONAL

El presidente de la patronal Coepa, Rafael Martínez Berna, a su vez dueño de la empresa Hormigones Martínez, sancionada por la Comisión Nacional de la Competencia con una multa de 5,3 millones de euros por supuestos amaños en la licitación de contratos de obra pública, defendió ayer, una vez más, la “legalidad” de sus actuaciones y anunció que emprenderá medidas legales ante la Audiencia Nacional o el Tribunal Supremo para defenderse de esta sanción administrativa.

Martínez Berna, junto con el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, admitió sentirse “bastante indignado” por una resolución administrativa “injusta”. El todavía presidente de Coepa asegura sentirse respaldado por la ejecutiva de la patronal y pidió a los medios de comunicación “prudencia” a la hora de verter unas informaciones y valoraciones que hacen “un daño irreparable a la empresa y a las miles de familias que trabajan en ella”. En la misma línea que el comunicado difundido el martes por la compañía, Martínez Berna negó todas las acusaciones y aseguró que siempre actuó bajo la más estricta legalidad.