Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El consejero Puig ve contradictorio que los indignados se querellen contra él

50 miembros del 15-M denuncian al consejero de Interior por el desalojo de la plaza de Catalunya

El consejero catalán anuncia la creación de una unidad de medición de la conflictividad social

El consejero de Interior de la Generalitat, Felip Puig, en una intervención en el Parlament.
El consejero de Interior de la Generalitat, Felip Puig, en una intervención en el Parlament. EFE

El consejero de Interior catalán, Felip Puig, considera contradictoria la querella que 56 indignados han presentado hoy en su contra por la actuación de la policial en el intento de desalojo de la plaza de Catalunya el pasado 27 de mayo. "Algunos de los que están detrás de la querella intentaron que algunas instituciones democráticas no funcionasen", ha remarcado el consejero en referencia al acoso al Parlamento catalán por parte de los indignados. A pesar de eso, Puig ha defendido que "están en su derecho" y que "confía en la justicia".

Además de Puig, la querella se dirige también contra tres mandos de los Mossos d'Esquadra, la entonces teniente de alcalde de Seguridad de Barcelona, Assumpta Escarp, así como policías autonómicos y guardias urbanos que intervinieron en la operación.

Puig ha hecho estas declaraciones en los pasillos del Parlamento catalán aprovechando un receso en su comparecencia en la comisión de Interior, que desde las 10.00 se ha prolongado cuatro horas y media. En ella, el consejero ha confirmado, a preguntas del diputado de ICV Jaume Bosch, que está ultimando una unidad de mediación en los Mossos d'Esquadra. Esta nueva organización responde al aumento de la conflictividad social relacionada con la crisis. Interior ha declinado dar más detalles de la unidad.

El consejero ha comparecido en la comisión para presentar el plan de Seguridad y atención a las víctimas de violencia machista y doméstica. Puig ha explicado la creación de una unidad de apoyo en la atención a las víctimas, formada por siete personas, que coordinará la comunicación con otros departamentos y seguirá la implementación del plan.

La inaudita entrada de 50 antidisturbios en la Ciudad de la Justicia el jueves pasado y el posterior varapalo de la Sala de Gobierno del Tribunal de Justicia de Cataluña se ha tratado de puntillas hoy en la comisión. El tema no formaba parte del abultado orden del día (80 preguntas al consejero, cuando el reglamento solo permite 21).

A las cuestiones del PP y de ICV, Puig ha repetido una vez más que los Mossos actuaron por orden de la Audiencia Nacional. "No he abierto ningún expediente disciplinario ni informativo", ha asegurado el consejero a Bosch. El diputado de ICV le ha acusado de dejar en "ridículo" al cuerpo de los Mossos d'Esquadra con esa operación, a lo que Puig ha respondido que no da órdenes a la policía.

Más información