IMPUESTO DEL PATRIMONIO

Blanco añade confusión al efecto del nuevo impuesto en las autonomías

El portavoz del Gobierno corrige el argumentario difundido ayer por el PSOE Hacienda insiste en que las comunidades serán compensadas y el ministro lo niega

Primero hubo confusión sobre el número de contribuyentes afectados, que pasaron de 90.000 a “200.000 o 300.000” y finalmente serán alrededor de 160.000. Más tarde sobre si el mínimo exento era un millón de euros o 700.000. Y después han llegado las contradicciones a cuenta del cobro de las comunidades autónomas por el impuesto sobre el patrimonio aprobado este viernes por el Gobierno.

“Ninguna comunidad cobrará dos veces” por este tributo, aseguró José Blanco tras el Consejo de Ministros. El portavoz del Ejecutivo se refería a la suma de la compensación que les paga el Estado desde que lo retiró en 2007 y a la recaudación del resucitado impuesto de patrimonio, en el caso de que acepten recuperarlo. Sus palabras parecían desmentir así las del día anterior de la vicepresidenta económica, Elena Salgado, y corregían el argumentario del Gobierno y el PSOE, según el cual “las comunidades seguirán recibiendo en 2011 y 2012 los 2.100 millones del Gobierno y, además, los más de 1.000 que está previsto recaudar” del nuevo tributo, que gravará a partir de los 700.000 euros de patrimonio.

La versión del jueves de Salgado, tras la comisión delegada de asuntos económicos, ya presuponía un primer desmentido con las declaraciones que el martes realizó el candidato socialista. Alfredo Pérez Rubalcaba afirmó que, una vez restablecido el impuesto, las comunidades autónomas “pueden cobrarlo o quitarlo”, pero si optan por la segunda opción, aclaró, también “dejarán de cobrar”, además de tener que justificar las razones de su elección. Blanco en la sala de ruedas de prensa añadió en esa misma línea que “si hay obstáculos, habrá que superarlos”, en referencia a los plazos de la legislatura. Y sobre la legislación en vigor, apuntó: “Si hay que reformar leyes, se reformarán”. Fuentes de su entorno precisaron más tarde que se refería a que, tras las elecciones y cuando llegue el momento, el Gobierno que salga de las urnas podrá plantearse negociar con las autonomías un nuevo escenario. No pudieron aclarar nada más.

Ante esta voluntad difusa del Gobierno, las comunidades gobernadas por el PP han optado por esperar a la publicación del decreto en el BOE antes de pronunciarse y saber si se rebelan.

Salgado estuvo este viernes en el Ecofin en Polonia. Pero un portavoz de su departamento aseguró, tras la comparecencia de Blanco, que la compensación por la supresión del impuesto de patrimonio no se puede variar, porque es una partida reconocida por ley en el sistema de financiación autonómica. Si más adelante el Gobierno decide que se subsane esa incoherencia, se buscarán fórmulas, pero Hacienda insiste en que no prepara ninguna reforma exprés de esa ley. Tampoco hay tiempo hasta las elecciones del 20-N.

En cualquier caso, la partida que compensaba por el tributo eliminado se mantiene en 2.100 millones hasta 2011, según la ley de financiación autonómica, en vigor desde 2009. El texto no aclara qué ocurre entonces, pero lo lógico es pensar que ese capítulo se revisará, como ocurre con el grueso del sistema cada cinco años. No obstante, las revisiones realizadas hasta ahora se han saldado con más recursos para las autonomías, que asumen el gasto más susceptible de desviarse y menos recortable (sanidad, educación), por lo que no es previsible que ese dinero desaparezca o baje.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El tributo fue rechazado por el presidente del Banco Santander, Emilio Botín: “Lo he dicho una vez, y lo repito. Me parece que está muy mal que se vuelva a poner”.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS