Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero reta a Rajoy y sus barones a cumplir su plan de austeridad

Zapatero: "A nadie debe extrañar que Alfredo sea el candidato natural y único"

"No hay ninguna perspectiva de futuros cambios en el gobierno", afirma Zapatero

El Ejecutivo pedirá "con contundencia" explicaciones a Alemania por la crisis de las verduras

 "A nadie debe extrañar que Alfredo [Pérez Rubalcaba] sea el candidato natural", ha afirmado esta mañana el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que ha justificado la elección del que será presumiblemente su sucesor en las próximas elecciones generales, en "su valía, sus cualidades y sus capacidades políticas".

En una entrevista en Radio Nacional de España, que ha durado una hora y es la primera desde el batacazo electoral que sufrió el PSOE el pasado 22 de mayo, Zapatero ha respaldado a su vicepresidente primero como el candidato favorito de su partido a la sucesión. Pero ha apelado a los otros cuatro militantes que aspiran a concurrir a las primarias para argumentar que sí están en marcha unas verdaderas primarias. "Hay práctica unanimidad del partido con Rubalcaba", ha aseverado, razón por la que considera justificado su respaldo.

El presidente, que ha asegurado que el vicepresidente es un estrecho colaborador de sus gobiernos, ha considerado que "Rubalcaba es el candidato para ese cambio que España necesita para liderar la reforma estructural". Pero también ha negado que el vicepresidente primero y ministro del Interior haya formado parte de una conspiración para desbancarle antes de tiempo. "La única conspiración que ha hecho Rubalcaba en este país ha sido contra ETA", ha sentenciado.

La única conspiración que ha hecho Rubalcaba en este país ha sido contra ETA"

Zapatero ha señalado también que no considera necesario que Rubalcaba abandone el Gobierno por el hecho de ser candidato y ha recalcado que "no hay ninguna perspectiva de futuros cambios en el Gobierno". Sobre la retirada de la ministra Carme Chacón de las primarias, el presidente ha negado que tuviera algo que ver en esta decisión. “Valoro su decisión y cuenta con todo mi confianza y mi reconocimiento a su gran valía", ha afirmado. En todo caso, sí ha reconocido que sirvió para despejar dudas sobre la candidatura de Rubalcaba. "Sin duda alguna produjo un cierto clima de
claridad a la hora de definir nuestro candidato", ha considerado. 

Cumplimiento del déficit

Si no las hubiéramos tomado [las decisiones sobre las reformas económicas], estaríamos en una situación muy grave"

"El Gobierno está en condiciones de afirmar que cumplirá el objetivo del déficit del 6% establecido para este año, como en 2010". Con estas palabras, Zapatero ha establecido un compromiso con el que poder lanzar una exigencia al tejado de su rival político, Mariano Rajoy, presidente del PP, ahora que este partido, tras las elecciones del 22 de mayo, va a controlar la mayoría de las comunidades autónomas.

"Que cumplan el objetivo del déficit", ha reclamado Zapatero a Rajoy y a sus barones, ya que las autonomías tienen la responsabilidad sobre "una buena parte del déficit estatal", como ha recordado y, pese a que los últimos datos conocidos sobre el cumplimiento han sido positivos para el Estado en su conjunto, según ha dicho, no han sido tan "satisfactorios" en lo que respecta a las autonomías. El presidente del Gobierno insistía así en la importancia de cumplir los objetivos del déficit, porque "la consolidación fiscal es una condición imprescindible para la credibilidad y la financiación" de la economía española.

"Espero que de las palabras pasen a los hechos", ha proseguido el presidente, ya que Rajoy trató ayer ante los líderes territoriales de abanderar las políticas de austeridad, con el objetivo de marcar la agenda del Gobierno central. Pero Zapatero ha abundado en las críticas a su adversario, ya que ha asegurado que solo le ha escuchado una propuesta, la de reducir las consejerías regionales a un máximo de 10.

Reformas económicas

En el fondo del Movimiento 15-M están las malas perspectivas de empleo”

Zapatero ha comenzado la entrevista afirmándose en su intención de completar la legislatura. "Es mi objetivo, mi compromiso y creo que es bueno para el sistema democrático cumplir con el mandato que dan los ciudadanos", ha afirmado. El presidente ha vuelto a insistir en que quiere esperar a que las reformas puestas en marcha por su Gobierno empiecen a reflejarse en los datos económicos. "Los resultados deseables que se van a producir de estabilizar la economía, empezar a crear empleo y hacer que este país sea más productivo aún no son visibles", ha recalcado.

Y ha asegurado también que los primeros datos positivos -el desempleo ha descendido este mes en 79.701 personas y ha bajado a los 4,18 millones, niveles que no se alcanzaban desde antes de la crisis, a finales de 2007- confirman que los próximos meses serán mejores "para el empleo, para la reducción de la tasa de paro" y que el objetivo del Gobierno es que se consoliden y se intensifiquen en los últimos meses del año.

El presidente ha reconocido que tomar la decisión de algunas reformas no fue fácil, "como reducir el salario de los funcionarios", pero ha asegurado que volvería a hacerlo. "Sin duda", ha admitido. "Ahora con la perspectiva de un año y medio, con la convicción al 100% de que si no las hubiéramos tomado [las decisiones], estaríamos en una situación muy grave". A lo que ha agregado: “Gracias a las reformas adoptadas mañana podremos decir que el barco no zozobró y continuó a flote”.

Crisis de las verduras

Zapatero ha sido muy contundente en las críticas a la actuación de las autoridades alemanas y en la lentitud en actuar de la Comisión Europea. "Me hubiera gustado una reacción más clara de la Comisión, sobre todo aclarando la política de la Unión Europea en las fronteras", ha afirmado Zapatero. Además, ha asegurado que el Gobierno español va a exigir responsabilidades a Alemania. "El Gobierno federal alemán debe saber que tiene una responsabilidad global frente a otros Estados y vamos a ser muy contundentes y exigir reparaciones suficientes", ha afirmado.

Pero también ha sido muy duro con la actuación del PP en este asunto, que ha tildado de "injusta". Ha criticado a Mariano Rajoy por no ponerse del lado del Gobierno y criticar su actuación, aunque ha asegurado que esta ha sido la tónica de la oposición en los últimos años. "¿Qué ha hecho él salvo criticar al Gobierno?", ha planteado, para sugerir a continuación que Rajoy podía haberse dirigido a alguna autoridad europea para ayudar al Ejecutivo. "El intento de politizar la situación me parece absolutamente injusto", ha subrayado.

Movimiento 15-M

Pese a que Zapatero ha sido preguntado varias veces sobre si había escuchado al Movimiento 15-M, el presidente ha eludido contestar si había tomado nota de algunas de sus reivindicaciones. En su lugar, ha insistido en que su tesis es que "en el fondo del Movimiento 15-M están las malas perspectivas de empleo” y la crisis económica.

También se ha empeñado en desmontar algunas de las críticas lanzadas por esta movilización ciudadana, como que los responsables de la crisis, los bancos, habrían sido los mayores beneficiados o que la carga de la crisis económica no ha tenido un reparto equitativo. "Hemos hecho en la crisis financiera una gestión que ha consistido en preservar al máximo que el dinero público no terminara en los bancos", ha dicho el presidente.

"En paralelo, hemos aprobado siete medidas fiscales para que el reparto del coste de la crisis se centrara más en las rentas más altas", ha agregado Zapatero, que ha reconocido que estas medidas no se han explicado lo suficiente, hasta el punto de que ha admitido que tuvo que recordárselas a sus propios compañeros de partido, el pasado sábado en la reunión del comité federal del PSOE.

Sobre otras reclamaciones del Movimiento 15-M, como la petición de reformar el sistema electoral, Zapatero ha recordado que ya se ha intentado en el Congreso, sin llegar a un consenso. “No tengo reparo a la hora de modificar el sistema electoral pero hay pros y contras en todos los sistemas, [en alusión a las listas abiertas]", ha agregado. "Pido que se analice con perspectiva general, los 30 años de democracia con esta ley han sido globalmente positivos".

ETA

Las alusiones a la banda terrorista ETA han llegado casi al final de la entrevista, cuando Zapatero se refería al candidato Rubalcaba. Después, el presidente ha asegurado que no cree que llegue un día en que el Gobierno tenga que anunciar el fin del terrorismo. “La extinción de ETA será fruto de un proceso, no fruto de un día ni de un acto concreto", ha afirmado. Además, ha recalcado que, en su opinión, la lucha contra ETA "está siendo uno de los éxitos más importantes de la democracia, a la que algo contribuirá el Gobierno", incluso aunque se hayan pasado momentos muy difíciles, y ha citado expresamente el atentado de la T-4 o el proceso de paz de 2006.

Zapatero ha citado ese proceso precisamente para insistir en la tesis, que tanto él como Rubalcaba llevan defendiendo desde hace tiempo, de que se ha convertido "en el mayor proceso de debilitamiento y deslegimitación del terrorismo". En este sentido, el presidente ha argumentado que "acabó con gran parte de los apoyos sociales y políticos" de ETA.

Sobre la situación actual, el presidente asegura que la organización terrorista "sabe que está más aislada y más sola que nunca" y que "no le cabe otra cosa que terminar".

Sobre Bildu, Zapatero no ha querido entrar a considerar si supondrá un retroceso en el proceso de paz porque cree que aún es pronto para hacer valoraciones. Pero ha señalado que su presencia en las instituciones, tras el 22-M, no debería ser un factor que supusiera "ir hacia atrás en la lucha contra ETA".

Negociación colectiva

Ante las dificultades que se están produciendo a la hora de alcanzar un acuerdo para la negociación colectiva, Zapatero ha recordado que había un compromiso de la patronal de ofrecer un documento el 20 de mayo, pero que, un día después de las elecciones, ya fuera de plazo (el 23 de mayo), entregó un texto con "cambios sustanciales". Y ha afirmado que el próximo 10 de junio, haya o no un acuerdo, el Gobierno tiene previsto aprobar un plan. "Nos están mirando desde fuera y sería conveniente un pacto como ocurrió en la reforma de pensiones”, ha subrayado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >