Enfermedades de la vista

Exámenes visuales a través del teléfono móvil

En Kenia, los problemas de visión son una de las discapacidades más desatendidas. Algunas innovaciones, como esta aplicación gratuita, facilitan el diagnóstico y tratamiento de miles de personas

Unas profesoras que trabajan con PEEK se alinean de cara a los niños para detectar sus problemas oculares a través de una aplicación móvil. Este proceso permite hacer la prueba a un gran número de niños de una manera fácil y rápida.
Unas profesoras que trabajan con PEEK se alinean de cara a los niños para detectar sus problemas oculares a través de una aplicación móvil. Este proceso permite hacer la prueba a un gran número de niños de una manera fácil y rápida.Joan Bardeletti / EL PAÍS

Nota a los lectores: EL PAÍS ofrece en abierto la sección Planeta Futuro por su aportación informativa diaria y global sobre la Agenda 2030, la erradicación de la pobreza y la desigualdad, y el progreso de los países en desarrollo. Si quieres apoyar nuestro periodismo, suscríbete aquí.

En un país con escasos recursos sanitarios, muchos kenianos apenas tienen acceso a revisiones médicas periódicas, lo cual con frecuencia impide que los facultativos diagnostiquen las enfermedades antes de que adquiera mayores proporciones. En consecuencia, innovaciones como Peek Acuity, una aplicación para teléfonos móviles que permite evaluar la agudeza visual cuando el objeto está a distancia, constituyen un elemento fundamental del sistema sanitario para el diagnóstico precoz.

La herramienta es obra de Peek Vision, una empresa social que desarrolla sistemas para teléfonos móviles con el objetivo de que la atención a la salud pueda sacar el máximo partido de sus programas, y permite a cualquier persona evaluar con precisión la visión de lejos de otra persona utilizando tan solo un teléfono móvil. Es gratuita y está disponible como aplicación independiente en la plataforma de distribución Google Play. También está integrada en el conjunto de soluciones para la salud visual que ofrece Peek Vision, gracias a las cuales los países de ingresos medios y bajos pueden mejorar sus servicios recopilando y analizando información sobre los casos que han sido objeto de evaluación, seguimiento y tratamiento.

Más información

Andrew Bastawrous, médico cofundador de Peek Vision, además de consejero delegado de la empresa y profesor asociado de Salud Visual Global del Centro Internacional de Salud Visual (ICEH, por sus siglas en inglés) de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, cuenta que Peek nació en 2011 como una idea que creció hasta convertirse en un proyecto de investigación. “Luego, se convirtió en una empresa social independiente que empezó su actividad a finales de 2015 con el nombre de Peek Vision”, explica el oftalmólogo.

Bastawrous recuerda que desde su infancia sintió un enorme deseo de ayudar a los millones de personas de todo el mundo cuya pérdida de visión se podría evitar si tuviesen acceso adecuado a la asistencia sanitaria. “Empecé mi trayectoria profesional como oftalmólogo en el Servicio Nacional de Salud de Reino Unido. Cuando en 2011 me ofrecieron la oportunidad de realizar estudios de doctorado en el Centro Internacional de Salud Visual de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, pensé que era la ocasión perfecta para hacer realidad el sueño de mi infancia”, añade.

Su proyecto doctoral consistía en un estudio exhaustivo de las enfermedades oculares en Nakuru, en Kenia. “En 2012 me mudé allí con mi familia recién creada con el objetivo de poner en marcha 100 clínicas oftalmológicas dedicadas a detectar y tratar los problemas de visión de la población de la zona. Los obstáculos eran inmensos. Pero cuanto más avanzaba el trabajo, más claro tenía que había que hacer algo”, explica.

Por mucho que se esforzara, su equipo tenía que rechazar a personas a las que no podía atender porque carecía de la capacidad necesaria. Bastawrous cuenta que él y sus compañeros de Kenia se plantearon si la tecnología móvil ‒que por aquel entonces empezaba a despegar en el país africano y en todo el mundo‒ podía ser parte de la solución a algunos de los enormes problemas que impedían que muchas personas recibiesen el tratamiento que tanto les hacía falta.

En Kenia hay alrededor de siete millones y medio de personas que necesitan una intervención para evitar perder la vista, recuperar la visión perdida o mejorar su capacidad visual con rehabilitación. Según Michael Gichiangi, jefe de la Unidad de Servicios de Oftalmología del Ministerio de Sanidad keniano, alrededor del 75% de los problemas visuales se deben a causas prevenibles, y muchos casos, como los de cataratas, se pueden tratar y es posible recuperar la vista. Gichangi también reconoce que, del conjunto de población que necesita atención oftalmológica, solo el 21,3% (1,6 millones) puede acceder a ella a través de centros públicos o privados.

A fecha de hoy, la tecnología integral de Peek Vision ha sido utilizada por sus socios para examinar la salud visual de más de 300.000 personas. De ellas, casi 17.000 han recibido tratamiento (gafas o intervención médica). Peek Acuity se ha descargado en casi 200 países y cuenta con 16.000 usuarios. “Los programas que utilizan nuestra tecnología se han ido consolidando. También estamos empezando a ver cómo utilizan los datos recopilados para mejorar sus servicios. Por ejemplo, un programa descubrió un importante desequilibrio de género en el acceso a la atención, algo que habría pasado desapercibido sin la aplicación”, observa Bastawrous.

En Kenia hay alrededor de siete millones y medio de personas que necesitan una intervención para evitar perder la vista, recuperar la visión perdida o mejorar su capacidad visual con rehabilitación

Según el cofundador de la empresa, han realizado campañas de sensibilización que les permitieron corregir ese desequilibrio y asegurarse de que nadie se quedase atrás. Esta clase de efectos duraderos a largo plazo es lo que motiva a los miembros de la iniciativa, que prevén que habrá muchos más ejemplos como el anterior a medida que aumente la implantación de su tecnología. “Cuando trabajábamos en Kenia con el Ministerio de Sanidad y la Unidad de Oftalmología de Kitale se puso en marcha un programa escolar que llegó a casi 200.000 niños y que fue reconocido con el Premio Panafricano a la Innovación en los Servicios Públicos de 2018, otorgado por la Unión Africana. Recientemente se ha puesto en marcha un programa comunitario experimental en la misma zona y se han hecho reconocimientos a más de 160.000 personas”, cita el especialista. Las publicaciones científicas con control de calidad por expertos independientes han demostrado que Peek Acuity es capaz de realizar mediciones fiables y repetibles coherentes con los datos publicados a partir de los gráficos de visión convencionales.

La empresa trabaja en Kenia, Botsuana, India, Pakistán, Uganda y Zimbabue. Actualmente, está en una fase avanzada de implantación de nuevos programas que esperan poner en marcha a mediados de 2021 con sus socios de otros tres países africanos.

De momento, la versión completa de Peek Solutions solo está disponible para los socios de Peek. Sus programas actuales cuentan con el apoyo de Christian Blind Mission International y Vision for a Nation, sus dos principales socios oftalmológicos. “También trabajamos con numerosos afiliados locales dedicados a la salud ocular que utilizan nuestra tecnología. Además, tenemos un acuerdo de investigación con el ICEH de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres”, explica Bastawrous.

El principal impedimento al que se enfrentan en Kenia es similar a lo que sucede en el resto del mundo: los problemas de vista son una de las discapacidades a las que se presta menos atención, y en casi todos los países adolecen de un déficit crónico de recursos e inversión. Bastawrous piensa que Kenia es muy afortunada de tener un programa nacional de salud oftálmica consolidado con líderes altamente competentes.

En octubre de 2019, con ocasión del Día Mundial de la Vista, Michael Gichiangi, jefe de la Unidad de Servicios de Oftalmología del Ministerio de Sanidad, con el fin de difundir los resultados de la capacidad de tratamiento de las patologías oculares en Kenia, informó de que el Gobierno había adoptado el Equipo Portátil de Examen Visual (PEEK por sus siglas en inglés), una tecnología móvil utilizada para detectar problemas de vista, especialmente en los colegios, y la retinografía, utilizada para reconocer la complicación de las retinopatías en pacientes diabéticos.

“Sin embargo, al igual que en muchos otros países, en Kenia la atención a la salud visual está infradotada de recursos, sobre todo en las zonas rurales. Por eso estamos tan agradecidos de que el Ministerio de Sanidad esté dispuesto a apoyar y adoptar iniciativas innovadoras como la nuestra. Creemos que esta es la única manera de hacer frente a los problemas crónicos de falta de inversión y recursos de la atención a la salud visual. La estrategia pionera de nuestros socios de Kenia y de otros países ha sido decisiva para ayudarnos a demostrar que estas tecnologías forman parte del futuro de este sector de la sanidad”, celebra Gichiangi.

De cara a 2021, Peek Vision trabaja actualmente con sus socios para aplicar sus tecnologías en otros lugares y ampliar los programas ya existentes. Asimismo, tanteará nuevas asociaciones con otros gobiernos. A largo plazo, se centrará en el desarrollo de su aplicación de examen optométrico con la adición de una tecnología nueva que incluye formas innovadoras de medir la agudeza visual. Asimismo, se propone aumentar de manera significativa el número de programas que puedan usarla. “Lo que me motiva es, sencillamente, dar respuesta a las necesidades de los aproximadamente 1.000 millones de personas de todo el mundo que no pueden acceder a la atención oftalmológica que requieren. No puedo creer que a estas alturas haya personas que se queden ciegas cuando se podría haber evitado, y que, de hecho, el problema se esté agravando. Nuestro trabajo con Peek forma parte de la solución a esta crisis oftálmica mundial, pero todavía queda mucho por hacer”, concluye Bastawrous.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter, Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra ‘newsletter’.

Más información

Lo más visto en...

Top 50