Un tercio de la población mundial sufre discapacidad visual

El primer informe sobre la vista de la Organización Mundial de la Salud revela que 2.200 millones de personas sufren limitaciones, y casi la mitad de ellas se podría solucionar o prevenir

El doctor Álvarez-Rementería, de la Fundación Rementería, examina a Anta Ndiaye para diagnosticar su caso en Senegal.
El doctor Álvarez-Rementería, de la Fundación Rementería, examina a Anta Ndiaye para diagnosticar su caso en Senegal.CHEMA CABALLERO
Más información
Tracoma: la ceguera del tercer mundo
Las picaduras que te dejan ciego
18 enfermedades olvidadas

De un día para otro se podría solucionar la discapacidad visual de más de 800 millones de personas. Son las que viven limitadas por impedimentos de visión que paliarían unas simples gafas. Eso concluye la Organización Mundial de la Salud (OMS), que acaba de presentar su primer informe sobre visión. Las cifras, advierte, son aproximadas, puesto que los datos disponibles son escasos. Pero lo que está claro es que al menos 2.200 millones de seres humanos (casi un tercio de la población mundial) padecen problemas limitantes de vista.

El documento señala que las personas que viven en zonas rurales, con bajos ingresos, mayores, minorías étnicas y poblaciones indígenas son los colectivos que más sufren estos problemas de visión. La discapacidad visual desatendida en regiones de bajos y medianos ingresos es cuatro veces mayor que en los países ricos, y la situación es especialmente grave en África subsahariana y Asia meridional, donde las tasas de ceguera son ocho veces mayores que en el mundo desarrollado. La OMS calcula que son necesarios 14.300 millones de dólares (algo más de 13.000 millones de euros) para atender a los 1.000 millones de personas que viven con alguna discapacidad visual o ceguera debido a la miopía, la hipermetropía y las cataratas y que no reciben suficientes cuidados; otros 1.200 (hasta llegar a los 2.200) sí gozan de ellos.

“Cualquiera que necesite gafas en su día a día se puede imaginar las consecuencias devastadoras que sufren estas personas, 24 horas al día, 365 días al año”, explica en conversación telefónica Alarcos Cieza. responsable de los programas de visión de la OMS.

Las enfermedades de la vista

Estas son los problemas de visión más frecuentes en el mundo, según el informe de la OMS:

  • Miopía (2.600 millones de personas).
  • Presbicia (1.800 millones).
  • Degeneración macular (196 millones).
  • Retinopatía diabética (146 millones).
  • Glaucoma (76 millones).
  • Tracoma (2,5 millones)

De ellas, 2.200 millones de personas sufren discapacidad visual y alrededor de 1.000 millones no reciben la atención que necesitan para paliarla.

La experta asegura que uno de los obstáculos para solucionar el problema es que la atención a la salud visual es “vertical”. “Normalmente, no dependen del sistema público de salud, sino que está delegado en uno privado, al que solo acceden los que se lo pueden pagar, o en el trabajo que hacen ONG, que solo llegan donde tienen programas”, explica. La consecuencia es que la atención a los problemas de vista no está coordinada, no es uniforme y que ni siquiera existen datos fidedignos para conocer la magnitud del problema. El informe que presenta ahora la OMS es solo una aproximación de mínimos, pero es probable que haya muchas más personas afectadas y no contabilizadas, según asume la propia organización.

En su informe, la OMS recomienda a los países implementar centros de salud ocular en los sistemas sanitarios y hacer del cuidado de la vista parte integral de la sanidad pública. “Las personas que necesitan atención ocular deben poder recibir intervenciones de calidad sin sufrir dificultades financieras. Incluir la atención ocular en los planes nacionales y los paquetes esenciales de atención es una parte importante del viaje de cada país hacia la cobertura universal de salud”, afirma en un comunicado Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la organización.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Sobre la firma

Pablo Linde

Empezó a escribir sobre el coronavirus prácticamente cuando se descubrió y desde entonces se ha dedicado a cubrir la pandemia. Comenzó a publicar en EL PAÍS en 2007, centrado en asuntos relacionados con la sanidad y la salud, lo que le ha valido ganar varios premios nacionales, como el Prismas de divulgación científica o el Boehringer de medicina.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS